POLICIALES

Una disputa por la venta de drogas terminó con un muerto y un herido

Marcos Luján tenía 36 años y disputaba el negocio del narcomenudeo con "Bigote", quien le disparó en la cabeza y huyó junto a un cómplice.

Sábado 20 de Junio de 2020

“Es muy frustrante vivir acá porque todo lo que sucede está a la vista. Al pibe muerto y al que dejaron herido los chorearon en el piso. Acá hay muchos niños en el barrio y quedan en medio de estos guachos que andan a los tiros como si nada y todo por la falopa ¿Qué van a esperar? ¿Qué maten a una criatura?”. Una vecina del barrio Santa Rosa de la Paz, en el extremo sudoeste de Granadero Baigorria, sintetizó ayer su diario vivir en una humilde barriada en la que conviven al menos tres puntos de venta de drogas en menos de 200 metros.

   Allí mismo, el jueves poco antes de las 20, la calle Asunción al 1300 había sido escenario de un conflicto de intereses que se dirimió a sangre y plomo. Marcos Luján, un hombre de 36 años, recibió un balazo en la frente y murió en el lugar mientras que su amigo Néstor S., de 26, recibió un disparo en el cuello y está internado en terapia intensiva del Hospital Eva Perón luchando contra la muerte. Los agresores, uno de ellos apodado “Bigote”, y el otro, un vecino no identificado, anoche permanecían prófugos. En la escena quedaron una vaina calibre 40 y otra 32 largo.

Una sola historia

“¿Vos querés la historia de mentira o la verdad?” preguntó una vecina en lo profundo del barrio, a pocos metros del lugar donde cayó muerto Luján y quedó malherido Néstor S. Entonces la mujer fue desplegando un croquis en el aire en el que colocó a las víctimas y victimarios en una escena de violencia y espanto. Un duelo de pistoleros donde “Bigote” ajusticio a Luján con un balazo en la frente y el cómplice del homicida, que intervino al pensar que a su socio lo atacaban, le disparó en el cuello a Néstor S. dejándolo al borde de la muerte.

   “Mientras los dos estaban tirados en el piso les robaron mal. El muerto llevaba un arma y se la robaron. El otro pibe tenía plata y mercadería (droga) y lo robaron. ¿Más bajo se puede caer?”, se preguntó la mujer.

Dos casas

El barrio Santa Rosa de La Paz está entre uno de los laterales del cementerio Unión Hebraica, ubicado frente al cementerio de Granadero Baigorria, y la autopista a Santa Fe. Según contaron los vecinos, en un radio de 200 metros hay al menos tres puntos de venta de drogas “bien polenta”, como lo definió un hombre.

   Uno de esos quioscos está ubicado en la esquina de Asunción y Panamá, un cruce de calles de tierra y mejorado asfáltico. Allí se levantan dos viviendas, una frente a la otra. Y al respecto los residentes indicaron que una funciona como depósito y la otra como boca de expendio de estupefacientes. Esta última está en manos de “Bigote”, a quien definieron como “un soldado de uno que está preso y le da cabida. El problema es que «Bigote» se creé pesado y anteayer (el jueves) salió a los tiros corriendo a un pibe que le había robado falopa. Además él estuvo preso por choro y por transero, pero tenés que salir a correr a los tiros a un pendejo que te robó”, indicó un vecino del lugar.

El dueño del lugar

¿Quién es el que está preso? Nadie se atrevió a mencionarlo. Y cuándo se les preguntó ¿quién es el que manda en la zona?, los vecinos abandonaban la charla y se iban. Un hombre recordó que Santa Rosa de La Paz camina bajo la influencia del barrio Copello, en Capitán Bermúdez, distante a unas 50 cuadras que se transitan en su mayoría por descampados entre las vías del ferrocarril y la autopista a Santa Fe. Un territorio que está bajo la influencia de familiares de Brian "El gordo" González, condenado a 16 años de prisión el año pasado como partícipe necesario del crimen de Analía "Any" Rivero, una chica asesinada la madrugada del 2 de noviembre de 2014 en la puerta del boliche Stone de Capitán Bermúdez en el marco de un conflicto del que era ajena. "Acá lo que pasa es que todos se hacen los pesados, pero el pesado pesado es el que está preso", reflexionó una vecina.

Puso la moneda

Lo cierto es que el jueves poco antes de las 20, dos hombres en una moto Honda CG Titán roja llegaron a las puertas de la derruída casa de "Bigote". Eran Marcos Luján, domiciliado a unos 150 metros del lugar, y Néstor S., con residencia en el barrio La Cerámica de Rosario.

"El problema es que se pelean por el territorio. El pibe muerto hace poco que vino al barrio. Dicen que es de Empalme Graneros. Quería vender y puso la moneda donde hay que ponerla: a la policía. Pero «Bigote» también puso la moneda y lo cagó. Entones el muerto fue a tratar de copar la parada y «Bigote» lo recibió con un balazo en la frente", describió una vecina.

"Y cuando «Bigote» la pudrió, de la casa que funciona como depósito de drogas salió su amigo y le pegó un balazo en el cuello al otro pibe", explicó la mujer que conoce al dedillo lo que pasa en su barrio. ¿Cómo se llama el amigo de "Bigote"? "Es nuevo. Hace poco que vive ahí. Hará dos o tres meses, cuando «Bigote» salió de estar en cana", indicó.

Perforados

Luján recibió un balazo en la frente que le perforó la cabeza y cayó inerte sobre la calle de tierra. A su lado quedó el cuerpo de Néstor S., desangrándose con una herida en el cuello y otra en el tórax que le perforó un pulmón. Más de un vecino aseguró que a las víctimas las despojaron de todo mientras yacían en el piso. Dicen que a Luján le robaron un arma.

En la escena quedaron una vaina servida de una pistola calibre 40 y otra de un revólver 32 largo. Tanto "Bigote" como su cómplice desaparecieron del lugar. El caso quedó en manos del fiscal Ademar Bianchini y efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) trabajaban ayer en el territorio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS