Policiales

Un llamado desvió la atención de la policía para cometer un robo

Así surge de la pesquisa para dar con los ladrones bonaerenses que en octubre del año pasado saquearon el tesoro del banco Galicia de Tiro Suizo.

Viernes 22 de Febrero de 2019

Humberto Cristian M. y Diego Leonel V. son residentes del oeste bonaerense. Allí fueron detenidos por efectivos de la Policía de Investigaciones. Tienen 44 y 30 años y a media mañana de hoy serán imputados por la fiscal Cecilia Brindisi por el robo a la sucursal del banco de Galicia de barrio Tiro Suizo, ocurrido el pasado 12 de octubre. Se llevaron más de 1.700.000 pesos entre efectivo y moneda extranjera que robaron del tesoro. El asalto fue cometido por al menos un trío que utilizó tres autos y la imputación estará agravada por el uso de un arma no hallada y por haber sido cometido en poblado y en banda.

Humberto M. y Diego V. son también parte de una avanzada de ladrones del norte y oeste bonaerense que, en el último año, pusieron a Rosario en la mira de sus asaltos. En ese lapso cayeron gavillas que realizaron estafas mediante redes sociales, con tarjetas, secuestros virtuales y robos en edificios y viviendas particulares.

El hecho por el que serán imputados Humberto Cristian M., de 44 años, y Diego Leonel V., de 30, comenzó el viernes 12 de octubre pasado a las 14.53. A esa hora un llamado al 911 alertó sobre una entradera en Olegario Víctor Andrade y Corrientes. Una voz masculina relató con pelos y señales cómo una vecina había sido introducida por dos ladrones armados dentro de su casa. Esa voz era de uno de los ladrones del Galicia. A medida que desde la central del 911 enviaban móviles al lugar del atraco a la mujer, a las 14.54 tres hombres se levantaron de los asientos en el hall del banco de San Martín y Anchorena. "¿Usted es el gerente?", le preguntaron al encargado de la sucursal de Tiro Suizo. Y ante la respuesta afirmativa, sacaron sus armas de una caja de zapatos y lo encañonaron. Según se indicó, otros dos hombre habrían sido parte de la gavilla.

En cuatro minutos

El atraco propiamente dicho duró cuatro minutos. Los tres ladrones "bien vestidos y tranquilos" se dividieron las tareas. Uno se ocupó del gerente y la tesorera, otros fue sobre la línea de cajas y el tercero ganó el hall del banco y controló al policía de custodia. En total controlaron a 11 personas, llegaron al tesoro y lo vaciaron. "El dinero sustraído fue aproximadamente 1.200.000 pesos, más dólares y euros", explicó ayer en rueda de prensa la fiscal Brindisi. Los ladrones utilizaron en el golpe tres vehículos y, según fuentes de la pesquisa, estuvieron dos días antes haciendo inteligencia en el banco para conocer los movimientos.

Los ladrones huyeron en un Renault Sandero gris. A las pocas cuadras abandonaron ese vehículo y subieron a un Peugeot 308. Pero tuvieron un incidente con otro vehículo que permitió que un testigo tomara la patente de ese auto. "El testigo vio que dos personas bajaban del Sandero con dos bolsas y subían al 308 por lo que anotó la patente. Se comenzó a trabajar sobre ese dato y se constató que el vehículo estaba en manos de uno de los imputados", explicó un vocero de la pesquisa. La fuga continuó en el Peugeot asistido por cómplices que se desplazaban en un Volkswagen Bora. Con esa información acopiada durante meses, personal de la PDI apuntó a tres domicilios en el oeste bonaerense.

Allanamientos

Así las cosas, en Alem al 800 de la ciudad de Guernica; y en Hortiguera al 6500, de la localidad de Libertad, ambas en el partido de Merlo, apresaron a los sospechosos.

"Se secuestraron elementos importantes referidos a la existencia de estos dos vehículos que teníamos en la mira, como también los celulares que tenían en uso, una pistola calibre 9 milímetros y llaves de vehículos" que habrían sido utilizados en el atraco, explicó la fiscal. "Estas personas participaron tanto en la organización como en la comisión del robo, aunque no tuvieron el rol de ingresar al banco. Al menos uno de ellos estuvo en las inmediaciones monitoreando el golpe", explicó la fiscal. "Estamos hablando de una banda organizada que proviene de la provincia de Buenos Aires, en las localidades del partido de Merlo", indicó la fiscal.

Si bien no pudo ser confirmado, ya que al día de ayer no había llegado al Ministerio Público de la Acusación (MPA) las anotaciones policiales en los prontuarios, ambos tendrían antecedentes por robo calificado y portación de armas pero no condenas. "Serán imputados por el delito de robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego no hallada y por haber sido cometido en poblado y en banda. Y a uno de ellos se le sumará la portación ilegal de un arma de fuego", contó Brindisi. "No logramos secuestrar dinero en los allanamientos", agregó la fiscal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});