Policiales

Un ex barra aceptó dos años de cárcel por varios delitos

Marcelo "Coto" Medrano admitió la pena en un juicio abreviado por abuso de armas, amenazas coactivas y encubrimiento.

Martes 02 de Octubre de 2018

Marcelo Alejandro "Coto" Medrano, sindicado ex líder de una de las facciones la barra brava de Newell's Old Boys, fue condenado ayer a dos años de prisión efectiva por abuso de armas, portación de arma de fuego, tenencia ilegítima de arma de fuego, encubrimiento y amenazas coactivas. Está detenido desde hace un año y siete meses y su condena, homologada ayer en un juicio abreviado, vence en marzo de 2019.

Medrano, de 42 años, fue detenido el 13 de marzo de 2017. Días antes la Policía Federal había realizado una serie de allanamientos en la zona norte de Rosario y el cordón industrial para dar con él. Cuatro fiscales de Rosario lo requerían, sospechado como autor de varios delitos. De su casa fue secuestrada un arma de fuego calibre 11.25.

Aquel 8 de marzo del año pasado quedaron demoradas siete personas, entre ellas Matías, el hermano de Medrano. Pero Coto fue hallado cinco días después. Su padre había fallecido y, con ese dato, desde el mediodía una decena de efectivos de la Policía Federal se había apostado en la zona de Maestro Massa y Francisco de Miranda, donde Medrano tiene su casa.

Los policías que montaban el operativo lo vieron circulando en un Citroën C4, lo siguieron y le cortaron el paso en Carrasco al 2700, frente a los puestos de pescadores de La Florida. Fue apresado junto a cuatro personas que iban con él.

La acusación

El 15 de marzo de 2017 la fiscal Georgina Pairola imputó a Coto y a Matías por de una serie de delitos ocurridos el 26 de julio de 2015, después de un clásico entre Newell's y Central en el Coloso del Parque. Fueron acusados por amenazas coactivas contra Adrián F. —un delivery de comidas que conocían de la cancha— a quien interceptaron en Maestro Mazza y Francisco de Miranda, le sacaron el casco y golpearon en la cabeza.

"No vayas más a la cancha porque te va a pasar lo mismo que la otra vez", le dijeron en referencia a un hecho ocurrido el 15 de octubre de 2014, cuando el mismo cadete fue baleado en la puerta del negocio donde trabajaba en Baigorria y Molina. La sospecha era que Coto había encargado ese ataque.

Tras la amenaza, el mismo 26 de julio el delivery supo que tres familiares suyos habían sido baleados en Galicia y Kramer, a pocos metros de la casa materna de los Medrano. Las víctimas habían sido Sebastián D., Mauro F. y Tulio D. Los hermanos Medrano también fueron imputados por ese hecho.

El acuerdo

Ayer, en una audiencia en el Centro de Justicia Penal y tras un acuerdo entre la Fiscalía representada por Georgina Pairola y la defensa a cargo de Fausto Yrure, Coto recibió la pena de dos años de prisión efectiva por los delitos de abuso de armas, portación de arma de fuego, tenencia ilegítima de arma de fuego, encubrimiento y amenazas coactivas. En esas figuras legales quedaron comprendidos los dos ataques del 26 de julio de 2015 y el secuestro del arma de fuego en su casa el 8 de marzo de 2017. El juicio abreviado fue homologado por la jueza Hebe Marcogliese

Según fuentes judiciales, Matías Medrano está a la espera de otro juicio abreviado.

Pairola solicitó que la condena de Coto se unificara con una anterior que le había sido impuesta en 2010 por el Tribunal Federal Oral Nº 1, que lo condenó a 6 años de prisión como autor penalmente responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Aparecía como el proveedor de dos vendedores detenidos el 7 de mayo de 2008 en una vivienda ubicada frente a la puerta 5 de la cancha de Rosario Central, donde la policía halló 35 kilos de marihuana.

La defensa se opuso, al entender que en el momento en el que fue detenido por las nuevas acusaciones en su contra, esa condena ya había vencido. La magistrada avaló esa postura y rechazó la unificación de las penas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario