Policiales

Se llevaron 150 mil pesos de un local de repuestos

Lo hicieron en un vehículo que fue identificado y está siendo buscado por la policía.

Domingo 22 de Julio de 2018

Tres hombres armados y a cara descubierta asaltaron la tarde del viernes una casa de venta de repuestos para autos ubicada en el macrocentro y, tras golpear a un empleado y reducir a clientes y operarios, huyeron del lugar llevándose cerca de 150 mil pesos en efectivo. Lo hicieron en un vehículo que fue identificado y está siendo buscado por la policía.

El hecho ocurrió en La Paz 1570, un taller lindero a la casa donde reside la intendenta Mónica Fein, quien casualmente salió segundos después de que los delincuentes hubieran huido con el jugoso botín y dejando encerradas a sus víctimas.

A media tarde

Alrededor de las 17.15 personal de la Brigada de Orden Urbano llegó al lugar alertado por un llamado al 911 y constató que el propietario del local había podido liberarse de las ataduras y salido a la calle por una puerta lateral del negocio. Entonces contó que minutos antes tres hombres jóvenes y portando armas de fuego habían reducido a las cinco personas que estaban en el comercio, dos de ellos clientes habituales, y que los habían maltratado y encerrado bajo amenazas para que les dijeran donde tenían dinero.

Tras esquilmar a las víctimas, a las que les sacaron pertenencias y los teléfonos celulares, los maleantes dieron vuelta todos los rincones de una oficina hasta dar con lo que buscaban: 150 mil pesos en efectivo. Tras ello huyeron en un viejo Renault 19.

"Estaban sacados"

"Fue un momento duro, se llevaron algo de dinero y le pegaron un culatazo en la cabeza a uno de los empleados pero por suerte lo atendió el Sies y está bien", dijo el titular del comercio a un canal de televisión. Y contó que "no tiene cámaras de videovigilancia pero la policía llegó rápido".

Mientras la reportera le hacía la nota al comerciante, la intendenta Fein salió de su casa asombrada y colaboró con su vecino en ese mal trance haciendo un par de llamados telefónicos.

En tanto, el empleado que sufrió el duro golpe con la culata de un arma, comentó que le robaron "el celular y una campera" y que tanto a él como a los dos clientes y sus compañeros los maltrataron. "A uno de los clientes lo golpearon y lo obligaron a tirarse al piso", agregó. Y sostuvo que los ladrones "parecían muy agresivos, muy jugados", y que estuvieron unos 10 minutos dentro del local.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});