Policiales

San Lorenzo: prisión preventiva para cuatro policías por la muerte de un joven

Se trata de cuatro efectivos del Comando Radioeléctrico que participaron de la detención de Maximiliano Heredia, el pasado 1º de julio.

Sábado 10 de Julio de 2021

Cuatro policías del Comando Radioeléctrico de San Lorenzo deberán cumplir cuarenta días de prisión preventiva en el marco de la causa donde se investiga la muerte de Maximiliano Heredia, un muchacho de 32 años que tras ser detenido y golpeado por los efectivos se descompensó y falleció.

Los policías fueron detenidos el jueves por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que actuaron bajo las órdenes de la fiscal de San Lorenzo Melisa Serena. La fiscal les atribuyó a Adrián Ferreyra, Rodolfo Muller, Walter Acuña y Rodrigo González el delito de homicidio preterintencional en carácter de coautores.   

La investigación reconstruyó que Heredia mantuvo un entredicho con el empleado que atiende un maxiquiosco de Brown y Thompson, en zona noroeste de San Lorenzo, lo que derivó que el comerciante llamara a la policía. “Viene todas las noches a amenazar, a pedir fiado, espanta a los clientes, molesta todos los días, está drogado todo el día”, dijo el encargado del negocio en el acta.

El relato de los uniformados describió a Heredia como “fuera de sí” e indica que agredió a un policía, salió corriendo y cuando lo alcanzaron forcejeó y los golpeó. Los policías detallaron que le vieron “un elemento metálico brilloso” en su mano. Pero cuando lo redujeron y lo esposaron constataron que no tenía encima “elementos de peligrosidad”.

En la audiencia realizada este sábado la fiscal explicó que el 1º de julio pasado, alrededor de la 0.15 y mientras cumplían funciones, el agente Muller le dio la voz de alto a Heredia tras un entredicho con el empleado que atiende el maxiquiosco cercano a su casa.

Aparentemente, Heredia comenzó a correr y fue seguido a pie por el policía, quien le dio alcance cuando el muchacho ingresaba a su vivienda de Brown al 2200 del barrio Supe de San Lorenzo, de donde se lo llevaron detenido. Se produjo entonces un intercambio de golpes, mientras al lugar arribaba el policía Ferreyra, quien logró reducir a Heredia y lo esposó sobre la vereda de la vivienda. En ese momento los efectivos solicitaron refuerzos.

>> Leer más: Cuatro policías detenidos por la muerte de un hombre en San Lorenzo

Según la imputación, al lugar llegó el móvil policial que conducía González y en el que iba como acompañante Acuña, quien “al descender y sin mediar palabra, le propina un golpe fuerte de puño en la zona del rostro a Heredia”. Golpeado y lastimado, Heredia fue introducido “entre todos los oficiales” a la caja de la camioneta y trasladado con Acuña como custodio. En el trayecto a la sede del Comando el detenido se descompensó, por lo que fue llevado al Hospital Granaderos a Caballos. Allí llegó sin signos vitales por haber sufrido un paro cardiorrespiratorio, aunque los médicos del efector lograron reanimarlo.

Una vez estabilizado, Heredia fue trasladado a la unidad de terapia intensiva del Hospital San José de la localidad de Cañada de Gómez, a casi cien kilómetros de distancia, donde falleció en horas del mediodía.

La Fiscalía solicitó la prisión preventiva efectiva de los policías por el plazo de 60 días, sin embargo el juez penal Eugenio Romanini les impuso cuarenta días de arresto preventivo a los cuatro efectivos. La imputación se basó en testimonios obtenidos por la funcionaria y pericias sobre material genético recogido en la vereda de la casa donde Heredia vivía y donde fue detenido.

Los uniformados fueron detenidos en sus domicilios particulares de las ciudades de Alvarez, San Lorenzo, Helvecia y la capital provincial y se les secuestraron sus teléfonos celulares para ser peritados. Tras los arrestos fueron puestos en disponibilidad.

La fiscal solicitó las historias médicas de Heredia en los dos hospitales y una pericia sobre la camioneta del Comando en la cual fue trasladada la víctima tras su arresto, así como la realización de la autopsia bajo el Protocolo de Minnesota por tratarse de una muerte bajo custodia de una fuerza del Estado.

De acuerdo con los informes médicos iniciales, Maximiliano presentaba “contusiones y golpes por todas partes del cuerpo, inclusive en la cabeza y los pulmones. Sangraba por todos lados cuando lo llevaron a la guardia”, advirtieron voceros del Ministerio de Seguridad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario