Policiales

Recapturados tras la fuga de Piñero fueron imputados junto a dos cómplices

Son tres de los ocho presos que se escaparon el domingo con ayuda de un grupo de apoyo que cortó el cerco perimetral del presidio

Miércoles 30 de Junio de 2021

Tres de los ocho presos que se fugaron de la cárcel de Piñero el domingo y que terminaron siendo recapturados los primeros días de la semana fueron imputados por el delito de evasión agravada por el uso de armas en carácter de coautor; y a dos de ellos les sumaron la portación ilegítima de armas de fuego agravada por registrar antecedentes penales contra las personas en concurso ideal con encubrimiento por receptación dolosa, todos en carácter de coautores y en concurso real entre sí. Se trata de Alejandro Antonio Schimittlein, de 40 años; Sergio Martín Cañete, de 35; y Joel Isaías Rojas, de 25 años respectivamente.

En tanto, Elisabeth A. fue acusado por los delitos de resistencia a la autoridad, encubrimiento y portación ilegítima de arma de fuego de guerra en concurso ideal con encubrimiento por receptación dolosa, en calidad de autor y en concurso real; y Rodrigo G. por encubrimiento y portación ilegítima de arma de fuego de guerra en concurso ideal con encubrimiento por receptación dolosa, en calidad de autor y en concurso real. Estas dos personas fueron detenidas cuando protegían a los evadidos una vez que escaparon de la prisión.

El fiscal Franco Carbone les atribuyó a los tres evadidos haberse escapado de la cárcel de Piñero junto a otros cinco presos en el marco de “un plan común y previamente organizado, contando para ello con el apoyo externo de un número de personas aún no identificadas”. Según la investigación, al menos cuatro personas, entre las que se encontraban dos hombres aún no identificados y Walter Soraire, quien falleció al recibir un balazo mientras cortaba el alambrado perimetral de la cárcel, llegaron al presidio cubriendo sus rostros con pasamontañas, capuchas y al menos uno de ellos con una máscara de utilería de goma a bordo de un Peugeot 308 negro que estacionaron en el camino rural que bordea la cárcel.

>> Leer más: Ocho presos pesados se fugaron de Piñero con apoyo armado externo

Según esa secuencia, “uno de los hombres que llegaron al lugar permaneció al mando del auto con las puertas y el baúl abierto, en tanto que Soraire y los dos restantes descendieron del vehículo y perforaron el cerco perimetral de la cárcel haciendo un agujero en el mismo con una amoladora a los fines de ingresar al penal”. Una vez en el interior, en el espacio denominado “camino patrulla”, los invasores portando cinco armas de fuego (entre ellas al menos un revólver, una pistola ametralladora FMK3 calibre 9 milímetros, una pistola calibre 380 y una pistola calibre 11.25) comenzaron a disparar contra los agentes penitenciarios apostados en las garitas de seguridad externa.

Luego de recorrer unos 200 metros aproximadamente, y tras haber sobrepasado cuatro de las garitas, los hombres se apostaron debajo de la garita 5 del módulo D de la cárcel y mientras dos de ellos continuaban efectuando disparos contra el personal, el restante realizó un corte con la amoladora en el segundo cerco perimetral atravesando el “cordón” que lo separa del siguiente tejido alambrado y perforó este último realizando la misma maniobra.

image (48).jpg
El domingo ocho reclusos se fugaron de la cárcel de Piñero. Tres fueron recapturados. Un integrante del grupo de rescate de presos murió con un balazo en la cadera.

El domingo ocho reclusos se fugaron de la cárcel de Piñero. Tres fueron recapturados. Un integrante del grupo de rescate de presos murió con un balazo en la cadera.

Mientras eso ocurría, dijo el fiscal, los internos Rojas, Cañete, Schmittlein, Romero, Cartelli, Mansilla, Candia y Piscione se encontraban en el patio del pabellón 14 del módulo D y comenzaron a “lanzar elementos contundentes al efectivo apostado en la garita 5” y rompieron el cerco metálico que defiende ese patio para poder salir “uniéndose al grupo de personas que continuaban efectuando disparos hacia el personal penitenciario”.

>> Leer más: Recapturaron a tres evadidos y abrirán una amplia investigación de la fuga

En el lugar del hecho, y a raíz del enfrentamiento con los uniformados, Soraire recibió un disparo mortal en circunstancias que todavía son materia de investigación y al ser requisado una vez concretada la fuga se le encontró entre sus prendas un cargador con varias balas calibre 9 milímetros, en tanto que “las restantes personas continuaron su huida hacia el exterior de la unidad penitenciaria, tomando uno de los internos el arma de fuego de Soraire y otro de los internos una pistola provista por quiénes habían ingresado, continuando su fuga bordeando el cordón, atravesando el campo hasta egresar de dicha unidad”. A raíz de la intervención de personal penitenciario que llegó en apoyo, siete internos que se encontraban en el patio no pudieron evadirse y fueron reducidos por las fuerzas de seguridad.

El fiscal Carbone explicó que quienes lograron huir abordaron el vehículo en el cual el grupo de apoyo llegó al lugar escapando por un camino rural y arrojando clavos “miguelitos” en distintos corredores viales a los fines de procurar su huida, concretamente en la intersección de la ruta provincial 14 y la A-012.

>> Leer más: Uno por uno, quiénes son los ocho evadidos de la cárcel de Piñero

Asimismo, el funcionario explicó que el lunes 28 a las 14.30hs fue recapturado Alejandro Antonio Schimittlein mientras circulaba como acompañante en una camioneta Volkswagen Amarok blanca en inmediaciones de un camino rural que se extiende entre las localidades de Carmen y Venado Tuerto.

En tanto, a la 0.40 del día siguiente, Rojas, Cañete, Elizabeth A. y Rodrigo G. fueron apresados tras una breve persecución cuando la mujer conducía un Honda Civic azul por el cruce de El Aguaribay y El Chaja, en el barrio Cabín 9 de Pérez. En ese momento Rodrigo G. iba como acompañante mientras en el baúl se escondían los dos evadidos llevando tres armas de guerra en condiciones de ser usadas.

En ese sentido, el fiscal les atribuyó a quienes iban al mando del vehículo haber portado sin la debida autorización legal las tres armas de fuego de guerra secuestradas y la misma imputación les cupo a los evadidos que iban en el baúl agravado eso por los antecedentes condenatorios que tienen.

Como consecuencia de la acusación, la jueza de primera instancia Paula Eliana Alvarez les dictó la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley para todos los imputados haciendo lugar al pedido realizado por la Fiscalía.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario