Policiales

"Me usan de chivo expiatorio para tapar la corrupción en el Registro de la Propiedad"

El abogado Antonio Di Benedetto, acusado de liderar la asociación que hizo la megaestafa.

Sábado 27 de Octubre de 2018

Antonio Di Benedetto | Bío | Es abogado penalista, tiene 60 años y reside en Venado Tuerto. Lo imputaron de liderar una banda que cometía estafas con inmuebles rurales y urbanos por unos mil millones de pesos

El abogado penalista venadense Antonio Di Benedetto, quien fue acusado por el fiscal Matías Merlo de liderar la asociación ilícita que llevó adelante una megaestafa inmobiliaria en Venado Tuerto apoderádonse de 32 propiedades y mil hectáreas de campo valuados en unos mil millones de pesos, dijo no estar involucrado en ninguno de esos hechos y ser "un perseguido político". En diálogo con LaCapital, el profesional que tuvo su minuto de fama cuando asumió la defensa del ex juez Carlos Fraticelli al ser imputado de asesinar a su hija Natalia, manifestó que "ésto sirve para tapar el desastroso gobierno socialista al que le queda un año más de gobierno". Y reconoció que un contacto político de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) le había ofrecido participar de la compra de un Registro de Propiedad Automotor pero "luego quedó en la nada".

"Toni", como se lo conoce popularmente en Venado Tuerto, tiene 60 años y alrededor de 35 ejerciendo el derecho en la región. Fue también un encumbrado dirigente de un club histórico y tradicional de Venado Tuerto, Jorge Newbery.

En diálogo con éste diario se mostró sereno, aunque visiblemente molesto con el gobierno de la provincia de Santa Fe. Sostuvo que va a denunciar "por tráfico de influencias" al senador por el departamento General López, Lisandro Enrico, y al Ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, quienes criticaron la decisión del juez Benjamín Révori de otorgarle la libertad en lugar de acceder al pedido del fiscal Matías Merlo de aplicar la prisión preventiva para los 16 implicados en la megaestafa.

"Es un gobierno que se cae a pedazos y quiere tener un rol ejemplificador en torno a hechos de corrupción y por eso actuaron de ésta manera. Seguramente en un año ya no estarán más", dijo ofuscado.

"Para tapar la corrupción que tiene el Registro de Propiedad de inmuebles de la provincia, encabezado por el secretario de Gestión Pública, Matías Figueroa Escauriza, me utilizaron de chivo expiatorio con esta causa que les vino como anillo al dedo. A Merlo le interesó mediatizar todo ésto para que aparecieran Pullaro, Enrico o (el ministro de Justicia Ricardo) Silberstein para apretar a la Justicia y que falle a criterio de ellos. Es muy parecido a lo que hace el juez Claudio Bonadio a pedido del presidente Mauricio Macri. Se manejan como patrones de estancia", dijo el juez Di Benedetto.

El letrado anticipó que va a realizar "una denuncia penal contra Enrico y Pullaro por tráfico de influencias ya que están utilizando sus cargos para apretar a la Justicia. Están diciendo que lo que hizo Révori es repudiable y no dejan actuar libremente al juez. Todo es una farsa y una vergüenza. Lo de Révori es impecable, porque yo estoy ajustado a derecho y no hay peligro procesal si estoy en libertad".

En otro momento de la charla, el abogado manifestó que "están actuando de un modo irracional, apretando testigos desde hace dos años y de modo parcial ya que no se nos dio la posibilidad a la defensa de participar". Y criticó al fiscal Merlo porque "el entiende que los boletos de compraventa secuestrados y presentados como pruebas contra mí son apócrifos, pero eso no es así porque ni siquiera hubo pericias caligráficas".

— Usted fue el único que tuvo que abonar una fianza de 170 mil dólares para quedar en libertad. ¿Le parece injusto?

— En realidad, a los otros implicados fue el fiscal Merlo quien no les pidió la prisión preventiva, con lo cual fue él quien les otorgó la libertad ya que se dio de cuenta del desastre que estaba cometiendo. Révori me concede la libertad tras poner de garantía una propiedad. La apelación de Merlo también lo hizo sólo en mi caso y ahora será la Cámara la que determinará mi libertad.

— En un diario porteño publicaron escuchas que sugieren que merced a contactos que tendría usted con políticos macristas le habrían ofrecido un Registro de la Propiedad Automotor en CABA ¿Es cierto?

— No tengo nada que ver con ningún partido político. Conozco gente de muchos partidos políticos pero no recuerdo bien. En su momento me preguntaron si quería formar parte de un Registro en CABA por el hecho de que tengo doble matrícula de abogado. Pero después no hubo ninguna propuesta en concreto. Eso es verdad sí.

— La concejal macrista de Venado Tuerto, Viviana Downes, fue muy dura con la resolución del juez Révori tras solicitar un repudio en el Concejo de Venado Tuerto. ¿Le llamó la atención teniendo en cuenta que ustedes son colegas de profesión?

— Me parece que la concejal se tiene que dedicar a trabajar por la ciudad que está hecha un desastre. Lo que hace ella es lo mismo que hace el presidente Macri con el juez Claudio Bonadio, que tiene el despacho en la Casa Rosada y hace lo que quiere el presidente. Estoy evaluando seriamente denunciar también por tráfico de influencia a Downes por entrometerse en la causa apretando jueces. Quiere hacer lo mismo que su jefe (por Mauricio Macri) que se comporta como patrón de estancia al igual que el senador Lisandro Enrico y el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro. Ellos desde sus lugares están influenciando a la Justicia para obtener un fallo favorable a ellos pero no lo van a lograr porque el juez Révori es intachable en su accionar.

Di Benedetto se mostró sorprendido por los montos que se manejan periodísticamente en torno a la presunta estafa en la que está involucrado como líder de una asociación ilícita que él desmiente tajantemente. "Los montos de los que se habla son mentirosos y siderales, no existen. Fueron operaciones efectuadas, algunas en campos, pero sin ningún tipo de irregularidad".

Sobre esas "irregulares" operaciones dijo que "no se realizaron peritajes caligráficos, hay juicios de escrituración que yo estaba llevando adelante como patrocinante desde 2013 a esta parte, son 18 expedientes donde está completada la escritura y no hay damnificados denunciantes, simplemente el fiscal Matías Merlo asegura que son documentos apócrifos, pero no pudo probar nada. Él trabajó en forma unilateral en las pruebas".

enojado. El abogado Antonio Di Benedetto tuvo que pagar una fianza de 170 mil dólares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});