POLICIALES

Lo imputaron por matar a un amigo por una deuda en el reparto de un botín

Axel Hernán H. deberá pasar dos años preso por la muerte de Brandon Nicolás Gómez, ocurrida en agosto de 2019 en Uruguay al 3700

Jueves 10 de Septiembre de 2020

Una deuda en el reparto de la ganancia de un robo es el móvil que asoma detrás del crimen de Brandon Nicolás Gómez, ejecutado con cinco tiros en agosto del año pasado cuando iba en moto con un amigo por Uruguay al 3700 y desde otra moto lo acribillaron por la espalda. Ese es el motivo que expresaron sus allegados al declarar en la investigación a cargo de la fiscal Marisol Fabbro, que imputó a un joven conocido de la víctima como quien le disparó con una pistola.

Axel Hernán H. fue acusado de ser autor de un homicidio agravado por el uso de arma y la portación ilegal de la misma. La fiscal le atribuyó además el robo a punta de pistola cometido cinco días antes junto a otro muchacho con el que se movían en un Chevrolet Aveo color champán, al parecer robado. Uno de ellos bajó y apuntó a Lucas M. cuando volvía de jugar al fútbol y abría el portón de su casa de Virasoro al 5200. Estaba a punto de guardar su moto Honda Tornado XR blanca, naranja y negra, cuando el ladrón se la llevó. Es la misma moto que fue empleada en el crimen de Brandon. El juez Hernán Postma le dictó a Axel H. la prisión preventiva por dos años.

El crimen de Brandon Gómez fue el 1º de agosto de 2019, diez minutos antes de las cuatro de la tarde. El muchacho de 22 años iba con un amigo en su moto Honda CG Titán azul. Avanzaban en contramano por Uruguay cuando al llegar a la cortada Santa María se les acercaron dos muchachos con cascos en una moto blanca Honda Tornado. Según la investigación fiscal, Axel H. iba como acompañante y sacó una pistola 9 milímetros con la que efectuó varios disparos a Brandon, con quien mantenía “problemas de vieja data”.

>> Leer más: Circulaba en una moto y lo mataron a balazos desde otro vehículo

Gómez fue alcanzado por cinco tiros en la espalda, un hombro y el brazo derecho. Enseguida se desvaneció, perdió el control de la moto y cayó con su amigo al piso. Murió en el lugar por una hemorragia de tórax. Su amigo lo arrastró hasta la vereda pero los vecinos le aconsejaron que se alejara del lugar y se fue a avisarle a la mamá de Brandon que lo habían asesinado. Al llegar la policía la moto del chico fallecido estaba aún en el lugar, donde se levantaron seis vainas 9 milímetros.

Uno de los testimonios que citó la fiscal como evidencia es el de un hermano de la víctima. El muchacho contó que al acercarse al lugar del crimen se encontró con dos conocidos que le dijeron que los atacantes habían sido Axel H. y otro amigo de su hermano al que le dicen “Juampi”, sobre quien pesa un pedido de captura. “Mi hermano tenía mucho contacto con ellos. Iban a mi casa y eran amigos. Los conozco porque hemos conversado muchas veces”, contó.

A comienzos de 2019, relató, su hermano y esos amigos habían cometido juntos un robo en una joyería. A la semana la policía allanó la casa de Brandon pero no lo encontraron: estaba internado en un hospital porque había chocado con la moto días antes. “Salió del hospital con pérdida de conocimiento y el médico nos dijo que tardaría seis meses en recuperarse. Me enteré que los dos chicos éstos se desligaron del robo y lo mandaron al frente a mi hermano con la policía. Por eso fue que nos allanaron”, prosiguió el hermano de Brandon.

Antes del allanamiento, precisó, Axel y Juampi pasaron por su casa. “Me habían ido a pedir lo que le habían dado a mi hermano por el robo, como para aprovechar la situación de que estaba internado. Les dije que eso lo tenían que arreglar con él cuando saliera de estar internado”. Por eso, concluyó que “pudo haber quedado una bronca” al pensar que Brandon se había quedado con la ganancia del robo. Cuando los agentes de la ex Policía de Investigaciones allanó la casa del joven fallecido meses después no encontró nada.

>> Leer más: Una joven asesino a sus hijos de 2 y 6 años mientras dormían

Otro testimonio citado en la audiencia es el del amigo de Brandon que iba como acompañante en la moto. Dijo que los atacantes les tocaron bocina, Brandon se corrió para darles paso y entonces la moto Tornado se les puso a la par. El que iba atrás le apuntó primero a él pero no le disparó: los atacantes eran amigos de su hermano y al parecer lo reconocieron. Luego el que iba como acompañante le tiró “cinco o seis disparos” a la víctima, quien sólo alcanzó a decir que le habían tirado por la espalda.

Otros vecinos contaron que cinco minutos antes de los disparos vieron a Axel y a Juampi salir en la moto Tornado de una casa del barrio. También hubo testigos que los reconocieron circulando en esa moto y brindaron detalladas precisiones sobre la contextura física de ambos.

“En el barrio se comenta que habían ido a robar algo y que Brandon se habría quedado con un vuelto demás. La bronca puede venir de ahí”, dijo un vecino. Otros aportaron que “luego del hecho Axel y Juampi se fueron del barrio”. En los primeros allanamientos a sus casas no los encontraron aunque se secuestró una pistola color óxido y una ametralladora. También se recuperó la moto Tornado, ya sin patente y con las cachas pintadas de color blanco.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS