Policiales

La madre y un hermano de "Pelo Duro" condenados por ocultar a un menor

Les dieron un año de prisión condicional y dos de cumplimiento de reglas de conducta por usar a un chico como señuelo para usurpar departamentos.

Sábado 29 de Septiembre de 2018

La mamá y un hermano del reconocido maleante Carlos Jesús "Pelo Duro" Fernández fueron condenados ayer a un año de prisión condicional y a dos años de estrictas reglas de conducta por los delitos de ocultación de menor en concurso real y encubrimiento en calidad de autores. La sentencia fue dictada en el marco de un procedimiento abreviado que fue homologado por la jueza penal de 1ª Instancia Silvia Castelli en una audiencia realizada en el Nuevo Centro de Justicia Penal tras vencer el plazo de prisión preventiva de 30 días que le habían impuesto al ser apresados en un departamento de la zona sur de la ciudad el pasado 6 de julio.

   Según la acusación, Mónica Solana Heredia, de 48 años y Brian José Daniel Méndez, de 21, fueron responsables de ocultar en su vivienda a un adolescente de 14 años que era buscado por su propia familia y por la Justicia de Menores y que ellos utilizaban para amedrentar a vecinos con el fin de que abandonen sus viviendas con el objetivo de usurparlas.

   Heredia y Méndez fueron apresados por agentes de la Policía Federal en un allanamiento realizado por orden de la jueza Castelli en un departamento usurpado del núcleo 13 del Fonavi de Lola Mora e Hipócrates a partir del requerimiento realizado por el fiscal de Flagrancia Matías Edery, quien estaba a cargo de la pesquisa sobre las usurpaciones en ese barrio, lugar en el cual el pasado 26 de junio se concretaron 24 allanamientos y se recuperaron ocho viviendas.

La acusación

A Heredia y Méndez les achacan ser parte de "Los miserables", una banda cuyo liderazgo desde el penal de Piñero se le atribuye a René Ungaro, quien cumple allí una condena por el asesinato del ex jefe de la barra de Newell's Roberto "Pimpi" Caminos, y que entre sus integrantes contaba con "Pelo Duro", coimputado en el crimen de Cristian "Bebe" Ferreyra, en mayo de 2017, junto con Lautaro "Lamparita" Funes en el marco de un sangriento enfrentamiento que llevaron adelante en el sureste rosarino las familias Funes y Caminos.

   En esa investigación Heredia y Méndez estaban sindicados como encargados de "marcar" las casas y departamentos que podrían usurparse, así como también participar de la logística de esos delitos. Pero además, les imputaron el ocultamiento de "Cumpi", un chico de 14 años que está mencionado como un pequeño tira tiros y sindicado en al menos dos homicidios.

   En ese sentido, madre e hijo fueron acusados oportunamente de ocultar a "Cumpi" mientras era buscado por su familia y por el juzgado de Menores 2. El chico finalmente fue hallado por personal de Gendarmería Nacional el 20 de junio en Hipócrates al 4600 luego de que el personal constatara que había una denuncia por averiguación de paradero presentado por su madre ante Fiscalía.

   Fue entonces que Brian Méndez se presentó como su primo y dijo estar al cuidado del chico, lo cual fue confirmado por Heredia por lo que los gendarmes lo dejaron ir. Sin embargo una semana después, en un departamento del miso Fonavi, "Cumpi" volvió a ser localizado y puesto a disposición de la Justicia de Menores en el marco de la investigación de un homicidio.

Amenazas

La otra imputación que recayó sobre la mamá y el hermano de "Pelo Duro" fue la de haber instigado a "Cumpi" de participar de una usurpación violenta en el mismo barrio durante los primeros días de enero pasado cuando la ocupante de la vivienda recibió por debajo de la puerta una nota que decía: "O te vas por las buenas, o te vas por las malas, te llamás un flete, te llevas las cosas o te cagamos a tiros esta noche".

Un nene "rechiquito"

Ante eso la mujer dejó la vivienda ese mismo día y regresó pocas horas después a buscar sus pertenencias. En ese momento, denunció, "apareció un nene rechiquito, de unos 13 o 14 años", que le apuntó con un arma de fuego en la cabeza a su hijita de 4 años y que le dijo: "Te agarra la noche acá y te mato, así que apurate". Para la Justicia ese chico era "Cumpi".

   En su descargo, los ahora condenados dijeron que llegaron al Fonavi perseguidos por su vínculo con "Pelo Duro" y que jamás habían ocultado a "Cumpi" porque no tenían nada que ver con él. Y ofrecieron como prueba de sus dichos documentación sobre la gestión que realizaron ante la Dirección Provincial de la Vivienda para obtener el departamento en el que estaban.

   Finalmente, ayer la jueza Castelli homologó el acuerdo al que llegaron el fiscal Matías Edery y el abogado defensor Marcelo Piercecchi, que contempla la pena de un años de prisión condicional por ocultar al menor y encubrir su paradero, y se le fijaron las siguientes reglas de conducta: fijar residencia, someterse a la dirección de Asistencia Post Penitenciaria, someterse al cuidado del Dispositivo Multiagencial de Seguimiento Familiar, adoptar un empleo adecuado a su capacidad y que Méndez finalice sus estudios secundarios.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario