Policiales

La fiscal de Violencia Institucional toma el caso del joven herido por una suboficial

Franco Benítez recibió un tiro en el cuello por una mujer policía que alegó un intento de asalto. Fue el lunes y la víctima está fuera de peligro.

Sábado 01 de Septiembre de 2018

La Fiscalía de Violencia Institucional se hará cargo del legajo abierto para investigar las circunstancias en las cuales resultó gravemente herido Franco Benítez, un joven de 18 años que recibió un disparo de arma de fuego efectuado por una suboficial de la policía que lo persiguió hasta un pasillo de barrio Tablada luego de haber sufrido un supuesto robo. En ese marco se esperan resultados de pericias para cotejarlos con el relato de la empleada policial. Anoche al cierre de esta edición trascendió que el chico herido continuaba internado pero evoluciona favorablemente y sin riesgo de vida.

Fuentes judiciales y allegados a Franco confirmaron a LaCapital que el luego de las primeras medidas tomadas por el fiscal de Homicidios Adrián Spelta, el confuso caso ocurrido el lunes a la mañana en Chacabuco entre bulevar Seguí y 24 de Septiembre, en pleno barrio Tablada, pasó a la órbita de la Fiscalía de Violencia Institucional, que revisa el accionar de las fuerzas de seguridad.

Antes de tomar una decisión respecto de la suboficial Jésica R., la fiscal a cargo de esa unidad, Karina Bartocci, aguarda los resultados de pericias balísticas, de trayectoria del proyectil que impactó en el cuello de la víctima, de planimetría, del arma oficial de la agente y filmaciones de cámaras de vigilancia de la zona, así como testimoniales y transcripciones de llamados al 911 que hizo la policía y también a un colega a quien le solicitó auxilio. También se esperan los resultados de los estudios sobre el arma de fuego calibre 9 milímetros hallada junto a Benítez.

Un solo tiro

Según la versión de la suboficial, ella caminaba por 24 de Septiembre y pasaje Guerrico cuando fue abordada por Facundo, quien intentó robarle un celular y dinero. El muchacho se le habría acercado y ella resistió gritándole y esgrimiendo su arma, por lo que Facundo huyó corriendo por Guerrico y entonces "la uniformada salió en persecución".

Pero al llegar a bulevar Seguí y Chacabuco, por causas que se tratan de establecer, "se produjo un enfrentamiento y resultó herido Benítez". Sin embargo un parte de la Fiscalía ratificado esta semana por fuentes cercanas a la pesquisa derriban esa hipótesis del intercambio de disparos, ya que "se escuchó un sólo tiro". Además, el arma hallada junto al joven no tenía proyectiles percutados.

De acuerdo con las fuentes oficiales el arma fue disparada por la empleada policial directamente al cuello "con fractura de maxilar y orificio de salida en la zona posterior del cuello". El Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) consignó el secuestro "entre las prendas del presunto ladrón de una pistola calibre 9 milímetros marca M 95 classic plateada con numeración borrada y con el cargador con doce cartuchos intactos y uno en la recámara".

"Todos los elementos serán peritados para cotejar la información que surja con el relato de la agente policial y de las evidencias. Después del supuesto robo la suboficial llamó al 911, y como no recibió respuesta se comunicó con un compañero que avisó a Comando Radioeléctrico, la primera fuerza en llegar cuando Franco ya estaba herido, y la que secuestró el arma a su lado. Lo más significativo será la reconstrucción de la trayectoria del proyectil", aportaron a este diario fuentes con acceso a la pesquisa.

En tanto, desde la Multisectorial Contra la Violencia Institucional indicaron que se acompañó a los familiares de Franco a Fiscalía para conocer el estado de la investigación. Primero para tomar contacto con Spelta, que ordenó las primeras medidas, y luego con la fiscal Bartocci, quien los recibió y les confirmó que el legajo estaba en su poder desde el jueves a la tarde.

Y mientras se espera, para la próxima semana, novedades en torno a la situación procesal de la suboficial Jésica R., que permanece en libertad, allegados y familiares de Facundo explicaron que sigue internado, evoluciona favorablemente y está fuera de peligro.

"Esta bien. Es un milagro que en cuatro días haya salido de todo. Lo pasaron a sala ayer (por el jueves), le dieron gelatina y va evolucionando bien. Estuvo con fiebre pero hoy ya no", agregó un familiar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario