Policiales

La caída de una peligrosa banda de piratas que se cobró la vida de un policía

Ocurrió la madrugada del jueves en un paraje de Corrientes. En el operativo murieron el capo de la banda y un policía nacido en la provincia de Santa Fe

Sábado 03 de Febrero de 2018

Sucedió como en una escena cinematográfica. El jefe de un operativo policial entró decidido, arma en mano, en una tapera en medio del monte buscando a un peligroso delincuente que ya había advertido que no lo atraparían con vida. Antes de entrar, el oficial entregó su chaleco antibalas a un subalterno para que se resguarde. Y así, el comisario inspector de la policía de Corrientes Miguel Gerardo Duarte entró a una tapera del paraje Pancho Cué a las 8 de la mañana del jueves. Fue recibido por media docena de balazos calibre 9 milímetros disparados por José "Pajarito" Da Rosa, el buscado. El policía, oriundo de la localidad santafesina de Florencia (en el departamento General Obligado), recibió cuatro impactos, uno de los cuales le perforó el corazón. "Pajarito" salió del aguantadero corriendo y tirando con una pistola en cada mano. Los camaradas de Duarte no le dieron tiempo a nada y en la frontera de Corrientes con Brasil, lejos de una escena de película, los dos murieron acribillados tal como publicara La Capital en la página 35 de su edición de ayer.

Y fue ayer a la tarde que la pequeña localidad de Florencia, el último poblado de Santa Fe antes del límite con Chaco y en el que residen unos 8 mil habitantes, recibió el cuerpo del comisario inspector Duarte, que tenía 48 años y dos hijos para ser sepultado junto a la tumba de su padre.

Algunos compañeros de sus días de adolescente en la Escuela de Educación Media 267 "Teniente Daniel Jukic", en Florencia, recordaban a Duarte destacando "su conducta intachable y su don de buena persona". Los vecinos resaltaban el origen humilde de su familia, algo que perdura hasta el presente.

Tras finalizar la secundaria Duarte, a quien amigos y camardas conocían como "Tigre", se mudó a Corrientes donde estudio, entre 1990 y 1991, en la Escuela de Oficiales de Policía. Vivía junto a su esposa y su hija de 11 años en la fronteriza ciudad de Paso de los Libres, donde fue jefe de las comisarías 1ª y 2ª. También trabajó en la División Policía Rural e Islas y Ambiental Rural. El 17 de octubre pasado, siendo comisario inspector, se hizo cargo de la comisaría de la localidad Alvear, a orillas del río Uruguay, en la frontera con Brasil.

Enfrentamiento fatal

Duarte murió el jueves a la mañana en un operativo en el que fuerzas conjuntas de la Policía Federal y las provinciales de Corrientes y Entre Ríos cercaron a "Pajarito" Da Rosa. El hampón, oriundo de Alvear, estaba sindicado como líder de una temeraria banda de piratas del asfalto que operaba sobre la ruta nacional 14, al sur de Corrientes y el norte de Entre Ríos. Una banda mencionada en al menos veinte violentos atracos ocurridos durante 2017. Entre ellos el asesinato del productor correntino Rubén Ricardo "Pipo" Machado, perpetrado el domingo 3 de septiembre pasado en la localidad de Alvear; y el del camionero esperancino Sergio Luis Gasser, de 48 años, ocurrido el pasado viernes 10 de noviembre a la noche en la ruta nacional 127, en cercanías de Curuzú Cuatiá (ver aparte).

"Pajarito", un peso pesado del delito, había recuperado la libertad tras cumplir una condena de 12 años por el doble homicidio de una pareja de ancianos en 2005. Tenía antecedentes por abigeato, robos a mano armada violentos y un pedido de captura por violación. El accionar de la banda de piratas cuya jefatura le adjudicaban motivó que el pasado 6 de diciembre alrededor de 40 empresarios, comerciantes y transportistas entrerrianos, correntinos, misioneros, chaqueños y santafesinos se convocaran en la Sociedad Rural de Curuzú Cuatiá para realizar un planteo formal ante los ministros de Seguridad y Transporte de la Nación y de Corrientes.

Los convocados marcaron su mapa del delito: los departamentos Alvear, General San Martín, Paso de los Libres, Monte Caseros, Curuzú Cuatiá y Mercedes. Todos sobre las rutas nacionales 14, 127, 119 y 123 y las provinciales 25 y 126. En el documento resaltaban al menos 20 hechos a mano armada durante 2017. "Esto confirma la existencia de una zona de alta vulnerabilidad y el establecimiento de una organización delictiva que opera en la zona y de la cual somos víctimas constantes, sin tener ningún tipo de respuestas de las autoridades, ni resultados en las actuaciones", afirmaron los firmantes. Si bien no quedó asentado en el documento, los damnificados hablaban de una pérdida de unos 50 millones de pesos.

Banda cercada

Tras ese documento la policía jaqueó a la banda. Seis hombres fueron detenidos en Corrientes y otros dos en Entre Ríos. El último, hace dos semanas, fue el padre de "Pajarito", un hombre de 55 años acusado de matar al productor correntino Rubén "Pipo" Machado en septiembre pasado. Sólo faltaba "Pajarito" Da Rosa. Y el jueves lo fueron a buscar al medio del monte, en Alvear.

A partir de las 3 de la mañana, bajo la coordinación del fiscal Francisco Ramos, del Juzgado de Santo Tomé, comenzaron a barrer la zona rural de Alvear para dar con Da Rosa. A las 8 hallaron la tapera del paraje Pancho Cué en la que estaba "Pajarito".

Entonces el comisario Duarte se quitó su chaleco antibalas y se lo entregó a uno de sus hombres. "Rodeamos el lugar y Duarte ingresó decidido a la construcción. Entonces se escucharon unos seis o siete disparos. Tras ello Da Rosa salió corriendo y tirando con un arma en cada mano y un arma larga cruzada en bandolera", dijo un oficial.

"Yo lo tengo a tiro, le disparo y quedo en medio de fuego cruzado porque de atrás hubo disparos de gente de la Federal y me tuve que cubrir en una galería", relató el comisario Carlos Schmunk, jefe de Robos y Hurtos de la policía de Entre Ríos a "El Diario" de Paraná. "Poco después supimos que una de las dos armas de puño que llevaba Da Rosa era la 9 milímetros del comisario Duarte, que murió en la tapera", agregó.

El fiscal Francisco Ramos confirmó que Duarte ingresó sin el chaleco antibalas, algo que sí tenía "Pajarito", quien al salir de la tapera tenía un fusil Winchester y dos pistolas calibre 9 milímetros. Post mórtem el gobernador correntino Gustavo Valdez ascendió al comisario asesinado y ayer fue sepultado en su ciudad natal como comisario mayor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario