Policiales

Integrante de "Los gorditos" aceptó tres años de cárcel por saga de delitos

En un acuerdo abreviado a Fabián Sandoval lo condenaron por asociación ilícita, tirotear una casa y participar de una triple tentativa de homicidio.

Jueves 11 de Octubre de 2018

Un acusado de integrar la banda de "Los gorditos", con base en los barrios Tiro Suizo y Las Delicias, aceptó ayer una condena a 3 años de prisión en un juicio abreviado por integrar una asociación ilícita, tirotear una casa para usurparla y participar de una triple tentativa de homicidio. Este último ataque, captado en escuchas, fue ordenado desde la cárcel por uno de los sindicados como jefes de la organización. Esta es la segunda condena en seis días contra acusados de pertenecer a ese grupo, de los cuales cuatro siguen presos con un pedido de condenas que van desde los 7 a los 27 años y medio de cárcel (ver nota al pie).

Fabián Agustín Sandoval había sido detenido el 10 de octubre de 2017, un año antes de la audiencia en la que aceptó su condena. Salió de la cárcel en junio pasado y cumplirá la pena fuera de la cárcel porque las condenas a 3 años de prisión permiten obtener la libertad condicional a los ocho meses de encierro. El joven de 19 años, que dijo ser plomero, se presentó ayer ante la jueza Eleonora Verón y aceptó la condena pactada entre dos fiscales y sus abogados defensores, Juan Lewis y Daniel Culleres.

El acuerdo fue presentado por los fiscales Nicolás Foppiani, quien tiene a su cargo el seguimiento a la banda, que se maneja en la villa Flammarión, y Florentino Malaponte, quien investigó una triple tentativa de homicidio atribuida al grupo. La jueza convalidó el acuerdo y Sandoval fue condenado como miembro de una asociación ilícita; coautor de los delitos de abuso de armas, daño y tentativa de usurpación; y cómplice secundario de tres hechos de tentativa de homicidio agravados por el uso de arma de fuego.

Bajo la mira

La banda de "Los gorditos" quedó en la mira judicial a raíz de denuncias de los vecinos de los barrios Tiro Suizo, Fuerte Apache y Las Delicias que sufrían balaceras y usurpaciones violentas de sus viviendas, lo que motivó una intervención en el territorio del Ministerio de Seguridad y el Ministerio Público de la Acusación. Un año atrás, en octubre de 2017, se produjo el grueso de los allanamientos en la causa que tiene a dos personas condenadas en juicios abreviados, otros cuatro detenidos a la espera de juicio y ocho acusados en libertad por portaciones o tenencias de armas.

El viernes pasado Lucas Aranda, de 19 años, aceptó 5 años de prisión por integrar esa organización dedicada a cometer balaceras, usurpaciones y homicidios y otros dos hechos con armas. En el marco de ese acuerdo la Fiscalía solicitó al Ministerio de Seguridad que monitoree mensualmente la situación en el territorio y remita informes.

Uno de los hechos por los que Aranda aceptó esa pena también fue endilgado ayer a Sandoval. Fue un ataque a tiros cometido entre varias personas contra una casa del barrio, perpetrado el 8 de junio del año pasado en Anchorena al 1500.Tras el ataque las víctimas abandonaron el domicilio y nunca regresaron.

El otro hecho en el que asumió su responsabilidad Sandoval ocurrió el 17 de agosto pasado a las 23.15 en Pasaje 410 al 4900. Según planteó Malaponte, por entonces un acusado como jefe de la banda, Brandon Bai, le ordenó a un subalterno un ataque a tiros. Esto fue registrado en escuchas en las que se advirtió que para concretar el plan ofrecía una moto Yamaha IBR y las armas. "Avisale que te bajen dos pistolas, no una", dice en uno de esos diálogos.

Trasfondo narco

Una de las víctimas de la balacera reconoció a Sandoval como quien manejaba una moto desde la que tiró otro acusado, Alan E., quien sigue detenido.

"Sabíamos que él tenía problemas con otras personas que vendían drogas en el lugar", dijeron los sobrevivientes. Malaponte explicó que la imputación contra Sandoval se rebajó al rol de cómplice secundario porque la suya "no fue una cooperación decisiva" y tampoco aparece mencionado en las escuchas.

Los detenidos como jefes son Brandon Bai y Federico Igarabide, para quienes el fiscal Foppiani pidió en su acusación que sean condenados a 7 años y medio de prisión. Para el detenido Walter P. solicitó 9 años y medio como miembro de la banda y por los delitos de abuso de arma, daño y tentativa de usurpación. Para Alan E. solicitó la pena más alta: 27 años y medio de prisión por estar acusado como integrante y además de numerosos delitos como amenazas, robos, lesiones y usurpación. Los cuatro esperan la audiencia preliminar al juicio fijada para el 22 de noviembre próximo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario