Policiales

Imputaron por un homicidio a cuatro patovicas de un boliche de Gálvez

Uno quedó acusado por el asesinato ocurrido el pasado 24 de septiembre y a los otros tres les atribuyeron ser partícipes necesarios

Lunes 11 de Diciembre de 2017

Cuatro hombres que se desempeñaban como personal de seguridad en el boliche bailable On Club de la ciudad de Gálvez quedaron imputados por el homicidio Emiliano Iván Arri, un hombre de 39 años salvajemente golpeado dentro de la disco la madrugada del 24 de septiembre pasado. A uno de los acusados se le atribuyó la autoría del crimen, mientras que a los otros tres se les adjudicó el mismo delito pero como partícipes necesarios.

Reclamo

Hace poco más de dos meses familiares, amigos y allegados a Arri se movilizaron por las calles de Gálvez —unos 120 kilómetros al noroeste de Rosario— e incluso fueron hasta la sede de la Fiscalía Regional en la capital provincial para exigir el esclarecimiento de un caso que conmocionó la tranquila comunidad.

En ese contexto, cuando aún no se habían conocido resultados de la investigación, los allegados a la víctima daban a conocer hipótesis del hecho. "Buscamos testigos que nos contaron que a Emiliano lo retuvieron al menos cinco patovicas y dos policías que hacían adicionales en el boliche", dijeron ante los medios de comunicación.

Narraron que el sábado 23 de septiembre Emiliano salió a cenar con unos amigos y luego todos juntos fueron al boliche. "Mi hermano tenía problemas con uno de los seguridad, no tenía que haber ido. Pero los amigos le insistieron y fueron igual", recordó Juan Pablo, un hermano de la víctima.

Según la reconstrucción que pudieron hacer de testigos del ataque, todo ocurrió "a las 4.30, cuando Emiliano fue al baño y al salir lo agarraron. En el boliche se sabía que si te llevaban adelante, te sacaban; pero si iban para la zona de los vestidores, te pegaban. Era cuestión de tiempo hasta que le pegaran mal a alguien".

El 30 de octubre pasado incluso llegaron a encadenarse en el edificio del Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe (MPA), y hasta pidieron incluso entrevistarse con el gobernador Miguel Lifschitz ante el escaso avance de la investigación. En esa oportunidad remarcaron: "Hace ya 37 días que estamos pidiendo justicia. No tiene ni carátula la causa, después de que pasaran veinte testigos a declarar. No sabemos lo que le pasó a mi hermano. Entró al boliche vivo y salió muerto en una bolsa negra", disparó una vez más Juan Pablo.

Detenciones

Luego de transcurridos dos meses y medio la pesquisa arrojó un resultado concreto. El viernes pasado durante varios allanamientos realizados en domicilios de las ciudades de Coronda, Arocena y Gálvez, se procedió a la detención de los cuatro sospechosos. Todos se desempeñaban como personal de seguridad del boliche bailable en el que ocurrieron los hechos.

Fuentes del MPA los identificaron como J.P.R, de 39 años, y C.S.O de 37 años, ambos oriundos de Coronda; J.P.O, de 36 y residente en Arocena; por último, C.D.S, de 31 y domiciliado en Gálvez.

Ayer en una audiencia celebrada en los Tribunales de Santa Fe ante el juez Jorge Pegassano, el fiscal Jorge Nessier imputó a J.P.R como autor de homicidio doloso, mientras que a los otros tres les atribuyó el mismo delito pero en calidad de partícipes necesarios de la feroz golpiza contra Arri. Los acusados eligieron el silencio a la hora de hacer uso a su derecho a declarar.

Asfixia por compresión

"A esta instancia procesal se llegó luego de analizar no sólo el informe de la autopsia realizada al cuerpo de la víctima, sino también los resultados de estudios anatomopatológicos solicitados especialmente para tener más certezas acerca de la causa de muerte", explicó Nessier.

El fiscal detalló que "se tomó declaración testimonial a unos 50 testigos; se analizaron las cámaras de vigilancia del local; se tomaron fotografías y estudios de planimetría de todos los ambientes del boliche, y se solicitaron los informes sobre la habilitación y titularidad del local, y la agencia de seguridad contratada".

Luego confirmó las sospechas de los familiares de Arri respecto a la mecánica del la golpiza. "El homicidio se produjo pasadas las 4 de la mañana dentro del local bailable de Gálvez. Cuando salía del baño, la víctima fue interceptada por los cuatro imputados, quienes ejercieron fuerza sobre él y comenzaron a trasladarlo hacia otro sector del boliche".

Y describió que "J.P.R agarró del cuello a Arri con ambos brazos, mientras los otros tres hombres lo sostenían de sus extremidades. Al llegar al sector del guardarropas, continuaron reteniéndolo —incluso tirándose encima de la víctima— y lo arrojaron al piso hasta que Arri dejó de resistirse porque perdió el conocimiento".

"La fuerza aplicada sobre el cuerpo de Arri, en particular la «llave» practicada con ambos brazos por J.P.R. sobre el cuello con la colaboración del resto, produjo un mecanismo de asfixia por compresión, lo que le produjo el fallecimiento", detalló el fiscal, para explicar sobre los últimos momentos del hecho que "personal de Bomberos llegó al lugar y trasladó a Arri al Sanatorio Integrados de Gálvez, donde intentaron reanimarlo, pero no lo lograron".

Mañana a la tarde, en horario a confirmar, se realizará la audiencia de medidas cautelares en la que el fiscal Niesser solicitará la prisión preventiva de los cuatro hombres imputados por el homicidio de Arri.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario