POLICIALES

Imputan a integrantes de una banda que robó unas 2 mil cabezas de ganado

Los principales acusados son un ex diputado provincial del radicalismo y su hijo. Cayó el grupo que transportaba el ganado a Santiago del Estero.

Jueves 04 de Marzo de 2021

En una audiencia realizada en los tribunales de Vera la tarde del miércoles el fiscal Nicolás Maglier endilgó a Hernán Agú, de 66 años; a su hijo Emilio Agú, de 32; y Leonardo B. de 28, como jefes de una asociación ilícita que llevaba a cabo actividades vinculadas al abigeato en el norte provincial. Los hechos investigados ocurrieron en la zona rural de la localidad de Golondrina (departamento Vera), donde se denunció que faltan alrededor de 2.000 cabezas de ganado.

Hernán Agú es un ex diputado provincial de la UCR y referente del Frente Progresista, Cívico y Social del departamento Vera y fue detenido en la mañana del domingo pasado en esa ciudad. La causa corresponde al robo de más de 2.000 cabezas de ganado de un establecimiento propiedad de Domingo Iannozzi, uno de los principales productores ganaderos del norte santafesino.

Leonardo B. era encargado del campo donde hallaron más de 150 vacunos con las marcas de identificación adulteradas. El 19 de febrero uno de los encargados de la Estancia Las Gamitas, propiedad de Iannozzi, que tiene 70 mil hectáreas cercanas a la localidad de Los Tábanos,) denunció en Reconquista que le habían desaparecido casi 2 mil animales. Tres días después el fiscal regional de Reconquista, Rubén Martínez, ordenó que se realizaran allanamientos en dos campos linderos: las estancias “La Nochera” y “El Lío”, que pertenecen al dirigente del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) de Vera Hernán Agú y a su hijo Emilio.

En “el robo de hacienda del siglo” como lo llamaron en la zona también se descubrió que en los campos de los Agú también se halló hacienda de la Sucesión Flores, un productor chaqueño que también trabaja en el norte santafesino.

“Los tres hombres imputados encabezaron de forma conjunta, consciente y voluntaria una asociación ilícita integrada por al menos seis personas”, señaló el fiscal Maglier. En tal sentido, mencionó que “los miembros del grupo están siendo investigados”. El fiscal expresó que “en tanto jefes, Hernán y Emilio Agú además de Leonardo B. daban órdenes referidas a los momentos en los que debían realizarse los apoderamientos ilegítimos de ganado, la adulteración de marcas y señales y el arreo de animales entre fundos rurales. Además, los imputados son quienes obtuvieron mayor beneficio económico de las conductas ilegales que coordinaban”, sostuvo.

“A los tres hombres se les atribuyó la coautoría del delito de asociación ilícita en carácter de jefes”, informó el fiscal. Asimismo, fueron imputados como coautores de abigeato agravado por haber alterado o suprimido marcas y señales, por dedicarse a la crianza y al cuidado de animales y por la participación de dos o más personas.

En tanto la guardia rural Los Pumas recuperó esta semana 400 animales en nuevos allanamientos y detuvieron a tres personas en flagrancia llevándose el ganado a la provincia de Chaco. Esos animales tenían la marca de Iannozzi inalterada. Son 217 vacas, más de un centenar de terneros, dos toros y tres caballos. Esos animales se agregan a otros 153 recuperados días antes. En el operativo fueron detenidos dos hermanos de Leonardo B., el encargado del campo de la familia Agú ya apresado e imputado. ╠

Robo y arreo

En otro procedimiento de los agentes Los Pumas desarticularon otra banda de ladrones de ganado que operaba desde Santiago del Estero y recuperó 32 novillos, vaquillas y vacas robados a ganaderos de la ciudad de Céres. La investigación a cargo de la fiscal Silvina Verney logró secuestrar también el camión Mercedes Benz en el que la organización realizó sus incursiones en campos de Montefiore en noviembre del año pasado y en enero de este año.

“La confianza de la fiscal Verney permitió a Los Pumas producir la inteligencia criminal y evidencias de gran valor para alcanzar una condena”, declaró el subsecretario de Seguridad Preventiva, Diego Llumá. Producto de la labor policial se realizaron allanamientos en las fincas del titular del camión, Eber S., y de Federico O., un efectivo de la policía de Santiago del Estero que trabaja en el control caminero de Selva, en el límite con Santa Fe.

Durante un mes y medio, los efectivos santafesinos realizaron tareas investigativas. La causa se inició con la denuncia Oscar Tsoriff a fines de enero por la sustracción de 43 vacunos. En ese momento los investigadores lograron determinar que el camión con lo robado había escapado rumbo a control caminero Palo Negro, en Santiago del Estero.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario