Policiales

Hallan prendas de vestir en la casa de un detenido por desaparición de una mujer

Una serie de prendas de vestir enterradas en la vivienda del último detenido por la desaparición de Natalia Acosta, una joven de 23 años cuyo rastro se perdió el 29 de mayo de 2009 en pleno centro de la ciudad de Santa Fe y a pocos metros de un local nocturno en el cual ejercía la prostitución, serán sometidas a pruebas de ADN para determinar si eran de ella.

Jueves 01 de Febrero de 2018

Una serie de prendas de vestir enterradas en la vivienda del último detenido por la desaparición de Natalia Acosta, una joven de 23 años cuyo rastro se perdió el 29 de mayo de 2009 en pleno centro de la ciudad de Santa Fe y a pocos metros de un local nocturno en el cual ejercía la prostitución, serán sometidas a pruebas de ADN para determinar si eran de ella.

En la causa por la desaparición de Natalia el primer apresado fue Juan Carlos Cisneros, quien fue acusado por promoción y facilitamiento de la prostitución en ese local llamado "Místico" y al declarar mencionó como sus socios a Marcelo Boscarol y Oscar Burtnik. El primero era empleado del Concejo Municipal santafesino y hermano del ex diputado Darío Boscarol. El segundo fue dirigente del club Unión y actualmente es vocal de la Cámara de Apelación en lo Penal.

Otro hombre vinculado a "Místico", y que fue detenido en noviembre pasado en su casa de avenida General Paz al 7300, en la zona noreste de la capital provincial, es Osvaldo Gabriel Cerri, quien declaró ante la Justicia prestar funciones en el lugar como "relacionista público". En el allanamiento a su vivienda sorprendió a los investigadores la cantidad de basura acumulada y un par de carteles de la campaña electoral de 2011 con el candidato a gobernador del PRO, Miguel Torres del Sel.

Fue Cerri, según la pesquisa del juez federal Enrique Miño como desaparición forzada de persona, quien convenció a Natalia de trabajar en "Místico". En la casa de ese hombre se realizaron el martes varias excavaciones en las cuales se hallaron las prendas de vestir que ahora serán peritadas y otros elementos de importancia para la investigación.

Cerri se encuentra procesado por trata de personas y se lo acusa de ser el responsable de captar a Natalia en mayo de 2009, algo que Cristina, la madre de la joven desaparecida, afirmó desde el mismo día en que dejó de ver a su hija.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario