Policiales

Extraña irrupción en casa de una familia víctima de gatillo fácil

Días atrás la madre de Juan Cruz Vitali entró a su vivienda y encontró una habitación toda revuelta. Sin embargo, no se llevaron nada de valor

Viernes 11 de Octubre de 2019

La madre de Juan Cruz Vitali, el joven asesinado en mayo de un tiro en la nuca luego una persecución policial en Capitán Bermúdez, denunció un extraño suceso ocurrido días atrás cuando llegó a su casa y encontró todo revuelto pero no se habían llevado dinero que tenía. "No sé qué pasó, pero es claro que no fue un asalto", dijo Jorgelina en diálogo con este diario.

El hecho ocurrió la semana pasada, la noche del 4 de octubre, cuando la mujer ingresó a su pequeña casa de un dormitorio en Rosario al 200 y vio que había luces encendidas, aunque ella no las había dejado así, y puertas abiertas que no habían sido violentadas.

Según relató a este diario Jorgelina primero entró a la cocina, donde no vio nada raro, pero en el dormitorio "estaba todo revuelto y tirado".

"Los cajones de un mueblecito estaban abiertos y es claro que no entraron a robar, porque no se llevaron ni el televisor led ni el microondas, tampoco algo de dinero que yo tenía y después encontré", aseguró.

Persecución

"Juanito" Vitale fue asesinado alrededor de las 6 de la mañana del pasado domingo 12 de mayo cuando intentaba ingresar a la casa de un tío en Montevideo al 400 de Capitán Bermúdez. Minutos antes el joven de 23 años había salido del boliche Fulana, en la misma ciudad, con su novia de 21 años, Florencia, a bordo de un Volkswagen Fox negro propiedad de un familiar.

Cuando llegó al cruce de Chacabuco y avenida San Lorenzo, Vitale se topó con un control de alcoholemia y ante el temor de que le incautaran el auto decidió esquivar el retén.

La versión policial sobre lo ocurrido indicó que Vitali "atropelló el control y colisionó a un vehículo oficial estacionado poniendo en riesgo de vida al personal policial y de Tránsito". Por ello, el jefe de Orden Público, Germán Vega, y su par de la Agrupación Cuerpos, Sergio Di Franco, comenzaron una persecución en la que los policías dispararon contra el auto que conducía el joven.

Cuando Vitale arribó a la casa de su familiar y bajó del auto los efectivos dispararon. Según las pericias preliminares un tiro efectuado por Di Franco le ingresó por la nuca. En tanto otros seis proyectiles perforaron el auto del joven durante la persecución y uno más ingresó a la casa.

Días después del hecho la fiscal sanlorencina Melisa Serena atribuyó a Di Franco haber efectuado dos disparos "sin dar la voz de alto" y lo acusó de homicidio agravado por su función policial.

Con prisión preventiva desde entonces, el 27 de agosto pasado Di Franco obtuvo una morigeración de esa medida y siguió cursando un arresto domiciliario merced a un acuerdo entre la Fiscalía y la defensa que estableció esa modalidad por el término de 90 días. En ese lapso, a vencer a fines de noviembre, deberían conocerse los resultados de pericias solicitadas por ambas partes para resolver la situación procesal del policía.

Misterio

Sobre la extraña escena con la que se topó el pasado 4 de octubre en su casa, y más allá de estar convencida de que no se trató de un robo, Jorgelina no entiende cuál pudo haber sido el motivo de esa intrusión. Como hipótesis arriesgó un dato que corrió por las redes. "Gente muy allegada a nosotros puso en su muro de Facebook que cuando el juez le dio la prisión domiciliaria a Di Franco hubo un acuerdo de dinero con él y que yo tenía esa plata en casa. Pero eso es todo mentira, ¿qué acuerdo puedo hacer?", se preguntó.

Por otro lado no descarta que quienes ingresaron estuvieran buscando alguna documentación. "Pero en mi casa no hay papeles de ningún tipo, nada que tenga que ver con el expediente del caso de mi hijo. Eso está todo en Fiscalía", aseguró Jorgelina acorde con la lógica de la burocracia.

Por otra parte, aseguró no haber sufrido amenazas telefónicas ni nada por el estilo. "Si alguien me siguió por la calle, la verdad es que no me di cuenta. No sé quiénes pudieron ser", afirmó.

"Hasta el final"

"Me da bronca —añadió la madre de Vitali— que este hombre, Di Franco, esté en su casa y vamos a seguir pidiendo Justicia. Si con esto de entrar a mi casa alguien cree que me voy a bajar del caso está equivocado. Ya no le tengo miedo a nada ni a nadie y voy a seguir con esta causa hasta el final", dijo.

Por otra parte Jorgelina adelantó como "posible" que en los próximos días se realice una sentada y una movilización por las calles de Capitán Bermúdez para insistir con el pedido de justicia, aunque la idea primero deberá ser evaluada con la familia y los amigos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario