Mensaje mafioso

"Estamos preparados para resistir estos riesgos"

El atentado a la casa del presidente del tribunal que condenó a Los Monos fue interpretado desde el Poder Judicial como un ataque directo a la administración de justicia.

Jueves 31 de Mayo de 2018

El atentado a la casa del presidente del tribunal que condenó a Los Monos fue interpretado desde el Poder Judicial como un ataque directo a la administración de justicia. El acto institucional en el que magistrados, fiscales, funcionarios y ministros de la Corte Suprema cerraron filas en defensa del juez Ismael Manfrin intentó transmitir ese mensaje. "Nos vinieron a copar la parada", dijo por lo bajo una funcionaria resumiendo el sentimiento de la mayoría.

Para los hombres y mujeres de la Justicia local, los ataques a dos domicilios en los que vivió Manfrin apuntó a la figura del juez pero no se cerró en él. Por elevación, consideran que fue un mensaje "claramente direccionado al Poder Judicial". Si bien nadie se atreve a afirmarlo, para todos el atentado es indisociable del traslado de dos referentes de Los Monos a cárceles federales.

Llamado desde Rawson

En un clima de alarma y zozobra, en los pasillos de Tribunales recordaban que, ante una situación similar, el juez de Sentencia penal Edgardo Fertitta sufrió amenazas telefónicas en agosto de 2016. Por entonces tramitaba la preparación del juicio oral a la banda que arrancó en noviembre pasado. Tras rechazar un pedido del condenado como jefe Ariel Máximo "Guille" Cantero para ser trasladado a una prisión provincial desde el penal de Rawson donde estaba, recibió dos llamados intimidatorias a su juzgado desde aquella cárcel: "Decile al juez que se meta el traslado donde ya sabe. Que lo voy a matar". El propio "Guille" fue imputado por las amenazas.

Esta vez mediaron disparos en dos ataques coordinados, con un blanco definido y a horas de los traslados. El arco judicial reaccionó a pleno y se manifestó en bloque: "Estamos preparados para resistir riesgos y presiones", indicó la ministra de la Corte María Angélica Gastaldi. En esa línea, la conferencia en el Colegio de Magistrados a la que se acercaron representantes de distintos fueros judiciales (no sólo el penal) junto a la intendenta Mónica Fein intentó transmitir una señal de fortaleza.

"Cuando hablamos de la independencia del Poder Judicial no sólo nos referimos al resguardo de las injerencias del Ejecutivo. Se deben extremar los recaudos para actuar con independencia ante el crimen organizado", amplió una funcionaria. En ese punto, en Tribunales señalaban resistencias a que el resguardo de magistrados o fiscales amenazados quede en manos de la policía: "La mitad de los que estaban sentados en el juicio a Los Monos eran policías. Es como poner a los zorros a cuidar el gallinero".

En ese clima, el sistema judicial cerró filas y salió a reclamar "respuestas institucionales" de la Junta Provincial de Seguridad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario