Policiales

El acusado de matar a un policía en un burdel cayó en Chaco tras otro crimen

Matías Javier Robledo, el muchacho de 23 años que la policía rosarina buscaba como sospechoso de ser el asesino del agente Emanuel Del Mastro, cayó preso en Resistencia, provincia de Chaco. Robledo había sido herido de bala el domingo por la tarde tras cometer un robo en el barrio Progreso, en la ciudad de Corrientes, donde una mujer de 54 años fue asesinada de un disparo en el pecho.

Viernes 25 de Septiembre de 2009

Matías Javier Robledo, el muchacho de 23 años que la policía rosarina buscaba como sospechoso de ser el asesino del agente Emanuel Del Mastro, cayó preso en Resistencia, provincia de Chaco. Robledo había sido herido de bala el domingo por la tarde tras cometer un robo en el barrio Progreso, en la ciudad de Corrientes, donde una mujer de 54 años fue asesinada de un disparo en el pecho. Asistido por un par de cómplices, el rosarino fue llevado en un remís hasta la vecina capital chaqueña y dejado en grave estado en un hospital. La mujer que lo acompañaba dio un nombre falso en la recepción del centro asistencial y dijo que lo habían herido en un robo, pero no ocultó que era rosarino.

Fue recién la noche del miércoles que la policía chaqueña les confirmó a sus pares rosarinos que el herido internado en el Hospital Perrando era Mati Robledo. "Se solicitó a la policía de Rosario que nos enviaran las ficha dactiloscópicas para cotejarlas y se pudo establecer que se trataba del joven buscado por ellos y sobre el que pesaba una orden de captura nacional por el homicidio del policía, en junio pasado", indicó un vocero policial chaqueño. Pero esa es sólo una parte de la historia.

Los antecedentes. Matías Javier Robledo, Mati, es el nombre que los pesquisas rosarinos tienen en carpeta como el de quien mató de tres balazos al agente de policía Emanuel Del Mastro la madrugada del 18 de junio pasado en el hall del burdel Paraíso Real, en Mendoza 909. Para los investigadores es el joven que, en el video registrado por las cámaras de seguridad del puticlub, aparece disparando contra el policía que custodiaba la casa de citas.

El otro que se ve en las imágenes es, para los investigadores, Rubén Darío D., Pato, de 31 años, quien fue detenido el 8 de julio pasado. Ese hecho es investigado por el juez de Instrucción Jorge Baclini, quien acumuló otras causas ya que Pato también era buscado por el robo a otra casa de citas, de Castellanos al 400, ocurrido el 2 de abril pasado.

A pesar de sus 23 años, Mati Robledo es un conocido de las crónicas policiales. Ya en abril de 2005 fue apuntado como uno de los seis ladrones que el 11 de abril de aquel año intentaron robar el supermercado Azul de Ricardo Núñez al 500. En aquel hecho fue asesinado el agente policial Diego Navarro, de 23 años, quien prestaba servicio adicional en el lugar. Tras varios allanamientos negativos, Mati se presentó en Tribunales el 23 de agosto de ese año, pero finalmente fue desvinculado de la causa por falta de pruebas.

Su nombre volvió a sonar a fines de 2006. El 31 de diciembre, junto a un cómplice, entraron a robar a un burdel de 3 de Febrero al 1400 pero fueron sorprendidos por agentes del Comando Radioeléctrico. Así, Robledo y Juan Pablo Colovatto, de 24 años, terminaron tras las rejas.

En septiembre de 2008 los dos fueron condenados: Mati recibió una pena de 3 años y 6 meses de prisión y estuvo en la cárcel de Piñero desde el día del hecho; su socio, bajo la misma acusación, fue sentenciado a 3 años y 8 meses de encierro, pero como tenía una condena anterior se la unificaron en 5 años y 3 meses.

Nada se supo entonces de Mati hasta que apareció en el video que registró el crimen de Del Mastro y después se volvió a perder. Hasta el domingo a la noche, cuando entró malherido y con nombre falso en el hospital de Resistencia.

El último crimen. Norma Sánchez tenía 54 años y era dueña de Puente Pexoa, una conocida parrilla ubicada sobre la ruta nacional 12, a metros de la rotonda de la Virgen de Itatí, en el ingreso a la capital correntina. El domingo, tras concluir el turno del mediodía, la mujer emprendió el regreso a su casa de Maipú al 1500, en el barrio Progreso. Junto a ella iban su esposo, Roberto Godoy, de 60 años, y una de sus hijas, de 21. Aproximadamente a las 16.30, cuando la hija de la pareja se bajó del Peugeot 206 de la familia para ingresar a su casa, un hombre empuñando un arma de fuego le salió al cruce.

"Por el relato de las víctimas, Robledo cruzó la avenida Maipú arma en mano y fue hacia la chica para robarle la mochila", relató un vocero de la policía correntina. "Se ve que tenían el dato de que la chica llevaba la recaudación de la parrilla en la mochila", agregó. "Cuando la madre vio que a la hija le estaban robando, se bajó del auto para interponerse y el ladrón abrió fuego contra ella cinco veces. Uno de los proyectiles le dio a Norma en el pecho y otro hirió levemente a su marido. Los otros impactos dieron en el auto", relató el vocero.

Sánchez cayó agonizante y, casi en paralelo, Robledo recibió un balazo en el abdomen. Para los investigadores todavía no está clara esa secuencia: puede ser que lo haya baleado un vecino justiciero aún no identificado o el propio esposo de la víctima.

Al respecto, Godoy dijo: "Sí, le disparé. Tenía un arma vieja, de los años 40, que nunca usé y le tiré. Fue al ver a mi mujer tirada en el piso", según cita la página web corrientesnoticias.com.ar. "Si tengo que matar a ese tipo lo voy a hacer, y voy a matar a toda su familia si es necesario. Hoy mismo voy a comprar un arma para matar a ese hijo de mil putas (sic)", dijo el viudo según esa página online.

Norma Sánchez murió en el lugar. A Robledo lo rescató su cómplice y se le perdió el rastro hasta las 19.30, cuando ingresó junto a una mujer de 30 años en el hospital Perrando de Resistencia, ciudad separada de Corrientes capital por un puente de 20 kilómetros.

Grave. La mujer relató en la guardia del hospital que los habían asaltado en la localidad de Barranqueras y que los habían baleado. Dijo que su compañero se llamaba Matías Perna, rosarino, de 23 años. Con ese nombre, Robledo no tiene antecedentes en Chaco y Corrientes.

"Ingresó muy grave, en coma dos. Sin embargo, el miércoles a la tarde estaba muy recuperado", explicó un vocero. Robledo quedó detenido con doble custodia de la policía chaqueña en el hospital y, cuando los médicos lo dispongan, no sólo deberá dar cuenta ante el fiscal Diego Núñez Huell y la jueza de Instrucción Graciela Ferreira por matar a la dueña de la parrilla correntina, sino que también deberá viajar a Rosario para que el juez Jorge Baclini lo interrogue por el asesinato del agente Emanuel Del Mastro.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario