NARCOMENUDEO

Cuatro imputados por el crimen de "Jerry" Gaeta en una disputa narco

El hombre que supo dominar el narcomenudeo en Villa G. Gálvez fue asesinado el 5 de agosto. Su rival, el "Gordo Dani", fue acusado de idear el hecho

Martes 22 de Septiembre de 2020

Carlos Daniel “Jerry” Gaeta estaba sentado a la mesa de una casa de zona sur adonde se había mudado tras una serie de atentados a su familia. La irrupción violenta de un grupo comando con al menos cuatro armas distintas apenas le dio tiempo a reaccionar. Los enfrentó con un revólver calibre 38 pero no pudo esquivar un letal disparo en el abdomen. Cuando terminó el infernal ataque, el hombre de 49 años que supo ser una figura de peso en la venta de drogas en Villa Gobernador Gálvez agonizaba en el piso. “No aguanto más. Llego hasta acá”, les dijo a sus hijas. Pocos minutos después moría camino al hospital.

El crimen de Jerry derivó este fin de semana en la imputación a seis personas. De ellas, dos fueron acusadas por la tenencia de un arma de fuego y las otras cuatro por el doble asesinato de Gaeta y de su yerno Fernando Gaspar Rodríguez, de 27 años, acribillado en el patio delantero de la casa. Quedó tendido ahí hasta que un rato más tarde lo iluminaron las linternas de los policías que llegaron al lugar y lo hallaron sin vida.

El principal implicado es Héctor Daniel Noguera, un joven de 28 años ligado a Los Monos y reconocido rival de Jerry en una disputa por la venta de drogas. Le dicen “Gordo Dany” y fue acusado como el autor intelectual del ataque. La fiscal Marisol Fabbro le imputó haber encargado el atentado a una decena de personas —hay dos prófugos— que llegaron en dos autos y portando cuatro armas hasta la casa de pasillo de Savio 2568 donde se había instalado Gaeta. Entre vainas, plomos y casquillos, en el lugar se secuestraron 62 elementos balísticos calibres 38, 380, 40, 9 milímetros y 22 corto.

Como coautores de los disparos fueron imputados Lautaro R., de 21 años, y Rodrigo V., de 20. Eduardo “Grillo” C., de 30 años, quedó preso como partícipe necesario al ser quien conducía uno de los dos autos, pero no bajó a disparar. A todos ellos les atribuyeron un homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas, lo que prevé prisión perpetua. Y la jueza Eleonora Verón les dictó la prisión preventiva por 90 días.

>> Leer más: Quién era "Jerry", acribillado a tiros en su casa de pasillo de barrio Matheu

Los cuatro detenidos por el atentado a tiros del miércoles 5 de agosto pasado fueron mencionados por familiares de Jerry que estaban con él en la casa de Savio 2560 el día que lo mataron. Ese día Gaeta estaba sentado en la punta del tablón de la cocina, de frente a la puerta. Su yerno miraba el celular en el patio delantero cuando irrumpió media docena de jóvenes vestidos con ropa oscura que confundieron policías.

“Fue cuestión de segundos. Entraron a la casa y empezaron a disparar”, dijeron los familiares y contaron que Jerry gritó: “¿Qué hacés David, qué hacés?”, sacó un revólver 38 y empezó a tirar. “Como pudo se fue corriendo a la pieza, se escondió en un ropero y cuando terminaron los disparos salió”. Lo trasladaron al Hospital Roque Sáenz Peña y murió en el camino con un balazo en el abdomen. Su yerno ya había muerto en el patio de la casa con dos disparos en la cabeza. Un allegado que justo había salido a hacer un mandado advirtió la llegada de los atacantes en dos autos, con “Grillo” al volante de un Fiat Siena rojo.

Según planteó la fiscal en una de las audiencias por videoconferencia que se realizaron entre el viernes y el domingo, era un grupo de unas diez personas. Los que bajaron de los autos —entre ellos situó a Lautaro R. y Rodrigo V. — irrumpieron a las 19.25 en la casa de Jerry con “pleno dominio del hecho en todo momento”.

>> Leer más: Una saga de delitos con acusados en la misma causa

“Nos atacan los mismos de siempre”, dijeron los familiares de Gaeta, e indicaron que los problemas con el Gordo Dani comenzaron por la venta de drogas: “Dani empezó a correr a todos los que vendían ahí y no para él. Se agarró Villa Gobernador Gálvez. Dani está con Los Monos, con los Cantero y maneja todo Galvez para los Monos”.

La disputa llevaba años pero se había acrecentado en los últimos seis meses. El 8 de febrero fue asesinado su ex yerno Ezequiel Maximiliano Lovey, de 25 años, cuando iba en moto con un amigo que resultó herido y los balearon en Alem y Victoria de esa ciudad. Un crimen por el que una semana después fue detenido el Gordo Dani. El 19 de febrero, en tanto, fue atacada a tiros la casa de una hija de Gaeta, Daiana, a quien le abrieron una causa federal tras el secuestro de 348 gramos de cocaína el 22 de agosto pasado. En esa ocasión un grupo de cuatro a seis personas, algunos con caretas del Guasón, irrumpió en su casa de Monte Hermoso al 1000 de Villa Gobernador Gálvez y atacó la casa a tiros.

>> Leer más: Matan de más de 30 balazos a un mecánico en presunta disputa de narcomenudeo en Villa Gobernador Gálvez

“Dani tenía la cara descubierta”, dijeron los testigos. Este fin de semana el fiscal Luis Schiappa Pietra le atribuyó aquella balacera al Gordo Dani. A quien también imputó un crimen cometido esa misma madrugada, a las 4.20, en San Juan al 1800 de Villa Gobernador Gálvez.

    En ese lugar, al menos tres personas mataron con cuarenta disparos a Martín Sebastián Bertón cuando bajaba de su Chevrolet Corsa. A los pocos días fue baleada otra casa de la familia Gaeta. Tras esa saga, en julio Jerry le preguntó a una de sus hijas si podía instalarse con ella en la casa de calle Savio porque tenía problemas con el Gordo Dani y no tenía dónde quedarse. Ese fue el lugar donde encontró su final.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS