Policiales

Cuatro heridos de bala en distintos episodios ocurridos en una sola noche

Hubo ataques en varios barrios de Rosario. No hubo lesionados de consideración. Por un ataque en zona sur hubo tres apresados.

Miércoles 01 de Abril de 2020

La semana pasada la pandemia de coronavirus pareció haber desalentado la labor de los tira tiros que hasta los primeros días de marzo dejaban grabadas en las fachadas de ciertos domicilios mensajes escritos a plomo y fuego. Pero entre la noche del lunes y la madrugada de ayer los ataques a balazos contra viviendas y personas recrudecieron a pesar de los controles que llevan adelante las fuerzas de seguridad para que la gente no viole las disposiciones que obligan a quedarse en casa. Hubo hechos en las zonas norte, noroeste, sur y oeste de la ciudad. Los hechos más graves se dieron en Lavalle y Pinazo, en los confines de barrio Bella Vista; en Cerrito al 7000; y en White al 7600 donde tres hombres (en hechos diferentes) fueron baleados en las piernas. En Maestros Santafesinos e Isola, en los monoblocks del Parque del Mercado (zona acostumbrada a estar bajo fuego por las peleas de bandas de narcomenudeo), un departamento fue atacado a tiros y tres personas de entre 25 y 35 años fueron detenidas y serán imputadas en las próximas horas por abuso de armas.

Camino a la granja

La saga de violencia callejera de las últimas 24 horas comenzó en inmediaciones de Avellaneda al 3900 cuando un hombre domiciliado en Lavalle y Pinazo salió de su casa para hacer un mandado en una granjita del barrio.

Según explicó la víctima, en ese momento se le acercó una persona que desconocía y que lo acusó de haberle robado. Tras ello lo baleó en la pierna izquierda y se dio a la fuga mientras el hombre fue socorrido por sus vecinos, quienes lo trasladaron a un centro asistencial para ser asistido.

El herido no aportó datos sobre su agresor y, llamativamente, tampoco quiso realizar la denuncia.

En el Parque del Mercado

Alrededor de las 21 del lunes las detonaciones sobresaltaron a los vecinos de los monoblocks del Parque del Mercado, a pocos metros de la plazoleta Rodolfo Walsh. Allí un departamento ubicado sobre Maestros Santafesinos al 4800 fue atacado a balazos y cinco proyectiles impactaron sobre la fachada. En la casa atacada reside una mujer de 24 años y su hija de 4. En la escena se secuestraron cinco vainas servidas calibre 9 milímetros.

Tras la balacera contra el departamento, dos hombres de 35 y 32 años y una mujer de 27 fueron detenidos en un monoblock de Isola 375 bis y serán imputados en las próximas horas.

Históricamente esa zona fue territorio de Ariel "Teletubi" Acosta, cuyo nombre tomó trascendencia recientemente por haberse evadido del Centro de Justicia Penal el 20 de diciembre pasado y recapturado una semana antes de que Franco Miguel "Milhouse" Navarro, de 23 años, fuera asesinado el 29 de enero con dos disparos calibre 45.

"En el barrio hay cosas que no cambian. Es una pena porque es un barrio hermoso, pero no se puede vivir. Salís de tu casa y tenés que tener cuidado de que no te roben y de no quedar en medio de una balacera. Es cierto que el barrio estaba más tranquilo con la salida de circulación de los personajes más pesados (en alusión a las bandas de René «El brujo» Ungaro, los Funes y Alexis Caminos) pero disparos se escuchan todas las noches y robos hay todos los días. Es muy peligroso", explicó una vecina tras el crimen de "Milhouse".

En el oeste

Media hora más tarde los tiros se escucharon del otro lado de la ciudad, en Cerrito al 7000, en la zona oeste conocida como barrio Belgrano Sur. Un vecino denunció que escuchó que lo llamaban por su nombre y al salir a la vereda dos personas sin mediar nuevas palabras le dispararon en la pierna derecha. El hombre fue socorrido por sus familiares y no corre peligro de vida. En el lugar se secuestraron dos vainas servidas calibre 9 milímetros.

También en el oeste, en los monoblocks del Fonavi Supercemento y en cercanías de White al 7600, un hombre de 39 años fue baleado en la pierna izquierda. Según denunció Juan Rolando V. P., fue abordado al filo de la medianoche por dos hombres que circulaban en una moto y que sin dirigirle la palabra lo balearon. La víctima quedó tirada en la vereda, a pocos metros de una peluquería, y fue asistido por una ambulancia del Sies. Los médicos le diagnosticaron fractura de tibia y peroné y lo trasladaron al Hospital de Emergencias.

Por un perro

El ultimo ataque de la saga de abuso de armas y heridos tuvo un toque vecinal violento. En Génova al 8400, casi Olmos, en el barrio Fisherton Noroeste, un vecino fue atacado a balazos la noche del lunes luego de que le recriminara a un automovilista que había atropellado a un perro de la cuadra.

Ramiro Aníbal G., de 22 años, había salido a hacer un mandado de último momento cuando se topó con la escena de un automovilista atropellando un perro. Lo primero que le surgió al vecino fue recriminar con un insulto el accionar del conductor a lo que le respondieron con un balazo que lo alcanzó en una pierna. La víctima sólo pudo aportar que su agresor portaba un revólver plateado y circulaba en un auto color azul oscuro. El vecino fue asistido en en el hospital Alberdi y el caso, como todos los anteriores, quedó en manos de la fiscal Adriana Vega, de la Unidad de Flagrancia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario