Policiales

Confirman pedido para indagar a Yebra en Rosario en una causa por lavado

Es el ex mano derecha de Marcelo Balcedo en el gremio Soeme. Aparecía como presunto testaferro en compra de vehículos y lo conectaban a Los Monos.

Miércoles 06 de Marzo de 2019

La Cámara Federal de Rosario ratificó que Mauricio Yebra, mano derecha del gremialista Marcelo Balcedo detenido por resonantes delitos económicos, deberá prestar declaración indagatoria en Rosario en una causa que se investiga desde 2015 por supuestas maniobras de lavado de dinero producto del narcotráfico, relacionadas a la compra de bienes a través de testaferros.

En enero de 2018 Balcedo fue protagonista destacado de la agenda periodística. Era titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme) de la provincia de Buenos Aires y propietario del diario "Hoy" de La Plata. Lo apresaron en su finca de Piriápolis (Uruguay) con 400 mil dólares en efectivo, armas de grueso calibre y un avión propio.

Balcedo quedó acusado de lavado de dinero, evasión fiscal, vaciamiento del gremio y extorsión. Y Yebra, empleado administrativo de Soeme, se entregó un día después.

En la causa que se le inició en La Plata Yebra está acusado de desviar 50 millones de pesos del gremio en el que trabaja. Pero en Rosario Yebra tenía una causa previa que se había iniciado como el capítulo económico de una investigación a la banda de Los Monos por lavado de dinero. Esta causa tiene en la carátula el nombre de Ariel "Guille" Cantero. Como derivación se abrió un legajo para investigar el lavado de activos y así aparecieron los nombres de Yebra y otras dos personas acusadas de tener relaciones financieras con Los Monos. Por esta causa, en abril pasado la fiscal federal Adriana Saccone pidió la indagatoria de "Guille" Cantero, de su padre Ariel Cantero y de su madre Celestina Contreras.

Sospechas

Los investigadores de la Procuración de Lavado de Activos (Procelac) determinaron a mediados de 2015 que hubo varios reportes de operaciones sospechosas investigados por la UIF "que revelaron la posible existencia de bienes generados por una organización dedicada al tráfico de estupefacientes, principalmente en la provincia de Santa Fe".

Al caer Balcedo, hace 14 meses, la Cámara Federal de Rosario le exigió al juez federal Marcelo Bailaque y al fiscal que investigaban a Yebra activar la causa rosarina en la cual éste aparece como presunto testaferro de la familia Cantero, en una operación de compra de vehículos que, en la hipótesis acusatoria, podrían haber sido adquiridos en realidad por los líderes de Los Monos.

Cuando se ordenó la indagatoria la abogada de Yebra, Mariana Barbitta, pidió que se la anulara de manera que su cliente no tuviera que responder. Sostuvo que la imputación era arbitraria porque carecía de fundamento y no precisaba qué conducta se le reprochaba. También señalaba que la UIF, querellante en la causa, señalaba que el problema estaba vinculada con el expediente 913 de la Justicia provincial relacionada con los Cantero, en los que nada tenía que ver su cliente. Y además señalaba que dos personas que en la causa tenían supuestamente la misma conducta que Yebra habían sido desvinculadas por falta de mérito.

Pero los camaristas Aníbal Pineda y Elida Vidal rechazaron que no hubiera motivos para la indagatoria y no aceptaron el pedido de anulación. Es significativo que entre la medida pedida por la Cámara Federal para indagar a Yebra y la confirmación de lo mismo mediaron 14 meses. Cuando pidió por primera vez la indagatoria a inicios de 2018 la Cámara había llamado la atención respecto de que transcurridos más de dos años no se convocó a indagatoria a ninguno de los investigados pese al pedido de la UIF. Aludieron a la "pausada actividad procesal". Y recomendaron al juez y al fiscal de primera instancia "mayor diligencia y eficacia en sus funciones para evitar tales dilaciones y avanzar en la instrucción de la causa".

Según se conoció el año pasado, la denuncia que implica a Yebra se hizo a partir de reportes de operaciones sospechosas que entregó la UIF. Informes que detallan movimientos de dinero, compra de bienes, embarcaciones, autos de alta gama y propiedades por parte de personas sin suficiente capacidad económica.

En este marco ese organismo cree que teniendo en cuenta el origen de los fondos recaudados con la venta de droga, desarrollaron una estrategia que incluía prestanombres y operaciones financieras que apuntaban a reciclar sus ganancias producto del narcotráfico.

Según la documentación de la causa, con un sueldo de 11 mil pesos desempeñándose como empleado del Soeme desde 2009, Yebra era el propietario legal de un Mercedes Benz modelo 1997, una Jeep Wrangler 2010, y un Volkswagen Passat. También tenía asegurados a su nombre otros 9 vehículos, uno de los cuales era titular Paola Fiege, esposa de Balcedo.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});