Policiales

Condenado por la muerte de un hombre al que tiró a las vías y lo arrolló un tren

Lucas Gómez aceptó una pena a 16 años de cárcel por el crimen de un vecino al que dijo haber agredido porque intentó abusar de su pareja.

Jueves 01 de Noviembre de 2018

Un hombre fue condenado a 16 años de cárcel por el homicidio de Francisco Romero, a quien golpeó y apuñaló para luego arrastrar hasta las vías ferroviarias donde la víctima finalmente murió arrollada por un tren. Se trata de Lucas Andrés Gómez, un albañil de 31 años que aceptó la pena mediante un procedimiento abreviado acordado entre la Fiscalía y la defensa y que ayer fue homologado por el juez penal de primera instancia Juan Andrés Dónnola.

El asesinato de Romero ocurrió en el barrio Tío Rolo el 3 abril de 2016 y un par de horas después Gómez se entregó a la Justicia alegando que había agredido al hombre de 52 años para vengar un presunto abuso sexual que éste había intentado cometer contra su pareja.

Finalmente, el confeso autor del crimen aceptó una condena por los delitos de homicidio simple en concurso real con amenazas coactivas contra una mujer que fue testigo de lo ocurrido.

Bronca

Romero, de 52 años, fue hallado sin vida el domingo 3 de abril de 2016 junto a las vías del ferrocarril Belgrano, en el barrio Tío Rolo, en la zona suroeste de la ciudad. El cadáver presentaba un corte en la garganta y una serie de heridas en el rostro, así como lesiones que daban a entender que podía haber sido arrollado por un tren.

Horas más tarde Gómez se entregó a la Justicia. Según sostuvo unos días después en la audiencia imputativa el fiscal de Homicidios Florentino Malaponte, el trágico episodio se había desencadenado la noche del 2 de abril, alrededor de las 22, en una precaria vivienda de Vicente Medina al 6500, a la vera de las vías.

Allí se encontraban Gómez, su pareja Aldana, una mujer identificada como Ayelén V. y Romero. Según el relato expuesto entonces por el acusador, los dos hombres estaban bebiendo hasta que se desató una discusión luego de que Romero intentara abusar de la concubina del imputado. Entonces Gómez "le pegó tres cachetazos a la víctima, después agarró una cuchilla y se la colocó en la cintura, pero la mujer logró disuadirlo y se la sacó", señaló Malaponte.

Según la acusación, ambos volvieron a cruzarse una hora después y comenzaron a golpearse a trompadas hasta que Romero se desplomó. Cuando estaba en el suelo, Gómez le provocó cortes en la cara con una tijera, para luego tomarlo de la cabeza y golpear su rostro contra el piso.

Acto seguido, el agresor arrastró a la víctima hasta las vías y "lo dejó tirado ahí, donde fue arrollado por un tren".

Antes de escapar, reveló entonces el fiscal, Gómez amenazó a Ayelén para que no dijera nada sobre lo ocurrido.

Sin embargo, la noche de ese mismo domingo el albañil se presentó en Jefatura en compañía de su pareja para entregarse a la Justicia. Previamente, Aldana había declarado a la policía que Romero se había querido "propasar y Lucas comenzó a discutir con él". La joven agregó que tuvo miedo y que intentó frenar la agresión pero no pudo.

Malaponte imputó entonces a Lucas por homicidio calificado por ensañamiento y latrocinio ya que, a su entender, le había robado dinero y el DNI a la víctima tras cometer el crimen; además le atribuyó el delito de amenazas coactivas. Y si bien la defensora pública Andrea Corvalán pidió la excarcelación del albañil porque aún no estaba clara la causa de la muerte, finalmente el juez le dictó prisión preventiva por el plazo de ley.

Prórroga y acuerdos

La prisión preventiva de Gómez venció en marzo pasado, fue prorrogada por el juez Alfredo Ivaldi Artacho y en agosto Malaponte volvió a pedir una extensión extraordinaria de la medida cautelar que el mismo magistrado aceptó por otros tres meses. Ya por esos días las partes habían dejado abierta la posibilidad de resolver el caso mediante un procedimiento abreviado.

Finalmente el acuerdo entre el fiscal y la defensa fue presentado ayer a la tarde ante el juez Dónnola para que lo homologue. Según confirmaron fuentes judiciales, Gómez aceptó una pena a 16 años de cárcel por haberle propinado golpes y heridas cortopunzantes a Romero para luego arrastrarlo hasta las vías y abandonarlo allí para que sea arrollado por un tren. El acuerdo determinó la condena para el albañil por el delito de homicidio simple y también contempló el de amenazas coactivas contra Ayelén.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});