Policiales

Cinco años de prisión para un ex barra leproso por amenazas y abuso de armas

Se trata de Matías Pera, que de esta manera pierde el beneficio de la condena condicional que le habían dictado por el ataque al "Panadero" Ochoa.

Jueves 14 de Febrero de 2019

El ex integrante de la barra brava de Newell's Old Boys, Matías Leandro Pera, fue condenado ayer a 5 años de prisión efectiva por el ataque a balazos contra un bar de Fisherton, cometido en octubre de 2017, y una amenaza hacia el personal de seguridad privada de un boliche de la zona sur ocurrido en 2013. Ambos hechos fueron sumados a la pena de 3 años de prisión condicional que le habían dictado en 2017 por atacar a quien fuera el jefe de la barra brava leprosa, Diego "Panadero" Ochoa con el fin de destronarlo del paraavalanchas.

La sentencia fue dictada por la jueza Hebe Marcogliese al homologar un procedimiento abreviado presentado por el fiscal de Investigación y Juicio, Carlos Covani, y los defensores Martina Lianza, Adrián Martínez y Carlos Varela.

Pera, de 37 años, fue condenado por abuso de armas, portación ilegítima de arma de fuego de uso civil y amenazas coactivas, por lo que seguirá preso en el penal de Piñero.

Amenazas en la puerta

El primero de los hechos atribuidos al ex barra leproso ocurrió el 23 de junio de 2013 en la discoteca Yamper, ubicada en Ovidio Lagos al 4500, cuando amenazó al personal de seguridad privada con un arma de fuego. Según las crónicas de entonces, alrededor de las 3.10 de aquel día Pera fue expulsado del local por los custodios y antes una riña. Ante eso emprendió una discusión en la que amedrentó a los patovicas, fue a su auto a buscar un arma y regresó diciéndoles que los "iba a cagar a tiros a todos". Por lo que fue apresado y llevado a la seccional 18ª.

Un par de horas más tarde, en la puerta del mismo local fue asesinado el policía Jorge Currie, quien estaba cubriendo un servicio adicional de custodia y se tiroteó con un grupo de jóvenes echados del local por una riña.

Otra pelea

En tanto, el otro hecho ocurrió el 29 de octubre de 2017 cuando Pera realizó varios disparos de arma de fuego contra la fachada del bar y pool Don Nadie, en Eva Perón al 7800. Según la investigación, previo al ataque hubo una discusión entre varias personas adentro del local, algunos de los cuales salieron enfurecidos y se dispersaron para evitar ser detenidos.

Todo ocurrió cerca de las 7.30 y según lo que quedó demostrado, tras la riña dos hombres regresaron al local poco despuésy abrieron fuego contra el frente del bar sin que haya heridos entre los parroquianos. Sin embargo, la fachada quedó rociada de impactos.

Advertidos de la presencia policial, Valentín T. quedó demorado en el lugar mientras su cómplice se dio a la fuga en un Peugeot 206 que terminó impactando contra un colectivo. Poco después en el cruce de la colectora de Circunvalación y bulevar Argentino encontraron el Peugeot sin ocupantes. Cerca de las 14, en tanto, personal del Comando Radioeléctrico detuvo en Guatemala y Zuviría al supuesto agresor, un joven de 27 años que portaba una pistola Bersa calibre 380.

Por ese episodio, Matías Pera fue apresado en su departamento de Santa Fe al 600, frente a la Municipalidad local, el pasado 21 de febrero de 2018 mientras cumplía la pena de prisión condicional a 3 años dictada en abril de 2015 por haber cometido un robo en medio de un partido de fútbol en el estadio del Parque de la Independencia que pasó a las crónicas policiales con el nombre de "entangada".

Fin de la condicional

Pera había sido condenado el 8 de julio de 2017 por la jueza de Sentencia María Isabel Más Varela a 3 años de prisión condicional por golpear y asaltar al ex líder de la hinchada leprosa Diego "Panadero" Ochoa el 4 de septiembre de 2010 cuando junto a un grupo de barras atacaron a golpes a Ochoa para humillarlo y quedarse con el mando de la popular. La secuencia quedó registrada por las cámaras del club y en la filmación se ve cómo al "Panadero" lo someten a un vendaval de golpes, lo hacen rodar por la tribuna y lo echan vestido sólo con un slip (por eso "entangada").

Entonces Ochoa denunció que le habían robado mil pesos, un celular, un Nextel, tarjetas de crédito y de débito y tarjetas de usuario de distintas armas de fuego.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});