Policiales

Acribillan un edificio y dejan un mensaje mafioso

Tiraron al menos cinco balazos y escribieron una leyenda: "Pagá Leo". Los investigadores estiman que aluden a una deuda del propietario.

Viernes 12 de Julio de 2019

La fachada de un edificio ubicado en la zona oeste fue acribillada a balazos por personas no identificadas, quienes efectuaron entre cinco y seis disparos. Sobre la motivación y el destinatario del atentado durante todo el día flotaron incógnitas. Los investigadores tenían algunos elementos que sugerían que el blanco del aviso de ribetes mafiosos sería el propietario del inmueble.

Según indicaron fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA), el ataque al edificio ubicado en Servando Bayo 1085 fue cometido por al menos dos personas quienes efectuaron alrededor de media docena de detonaciones y dejaron una leyenda con aerosol en una de las paredes del frente del edificio: "Pagá Leo".

La primera sospecha respecto del destino del aviso surgió de manera automática. Ocurre que en ese edificio trabaja Rodrigo Ortigala, un testigo protegido que había pertenecido al círculo íntimo de Esteban Alvarado, quien actualmente está sindicado como autor intelectual del crimen del prestamista Lucio Maldonado y de los tres últimos ataques contra objetivos del Poder Judicial.

Rodrigo Ortigala se enemistó con Alvarado desde 2012 y se presentó ante fiscales del MPA a declarar en su contra con el afán de recuperar una propiedad que, según evidencias que presentó, su antiguo amigo le había quitado extorsivamente. Al momento de la primera audiencia contra Alvarado Ortigala pidió ser identificado de modo que la divulgación pública de su actuación en la causa fuera su resguardo.

Desde ese momento tiene custodia permanente. El administra una oficina en ese edificio junto con su hermana, Mariana Ortigala, dedicada a alquiler y venta de inmuebles. Cuando dispararon contra la fachada ninguno de los dos se encontraba allí, ni tampoco la patrulla que vigila el lugar sólo cuando están. Ortigala afirmó ayer en el MPA su total convicción de que el ataque no iba dirigido a él.

Fuentes del MPA indicaron que los fiscales del caso no tendrían ningún elemento para sospechar que los ataques están dirigidos contra los Ortigala pero sí contra el dueño del edificio, quien ya habría sido víctima de otras amenazas.

Juego clandestino

El sindicado propietario del edificio fue identificado como Leo P. Su nombre figuró en legajos investigativos en el MPA mencionado por acciones ligadas al juego clandestino on line pero no se le constataron hasta ayer antecedentes penales. Está fiscalmente inscripto en actividades de servicios inmobiliarios por cuenta propia con bienes urbanos propios o arrendados. Lo que se mencionó como móvil del ataque contra esta persona es la intimación amenazante para el cobro de una deuda.

De la comisión del ataque solamente se obtuvo un testimonio que mencionó que se habría perpetrado desde una camioneta blanca en movimiento. El caso fue recibido por la fiscal de Flagrancia en turno Ana Julia Milicic, quien ordenó al Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones la realización de un croquis, levantamientos de rastros, relevamiento de cámaras y toma de testimonios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario