Pandemia

Refuerzan testeos y controles en los barrios vulnerables de la ciudad

Buscan pacientes en zonas cercanas a localidades con alta circulación viral. También entre trabajadores de los mercados de productores.

Viernes 12 de Junio de 2020

Mientras Rosario vive a pleno el ingreso a la fase 5, con un nivel de actividad que ronda el 80 por ciento, las áreas de Salud del municipio refuerzan testeos y controles en los barrios más proclives a tener casos de Covid-19, ya sea por la cercanía con lugares del país con alta circulación del virus como Chaco y Buenos Aires, o donde vive un número importante de trabajadores que cumplen distintas tareas en los mercados de productores, a los que llegan los transportistas en forma diaria.

Paralelamente, los mercados de verduras y frutas son también lugares de acciones concretas en los que se vienen realizando testeos. Además del hisopado, se hace un minucioso seguimiento a cada uno de los viajeros para chequear que estén cumpliendo con los protocolos de prevención: medidas de distanciamiento, lavado de manos en forma frecuente y uso de barbijo en todos los sitios por donde se mueven.

Así lo expresó el secretario de Salud, Leonardo Caruana, quien ayer estuvo presente durante el operativo que se llevó a cabo en el Mercado de Fisherton. Los resultados de los hisopados que se hicieron durante la jornada serán informados hoy. En la semana, ya se había trabajado específicamente en el mercado ubicado en Cafferata y Gálvez. Allí, no se encontró ningún positivo de Covid-19.

Sin aflojar

Fernando Vignoni, director de los centros de salud del municipio, dijo ayer a este diario que el plan Detectar no sólo continúa, sino que seguirá en forma permanente. Una decisión que se tomó frente a la cercanía que existe entre Rosario y la ciudad de Buenos Aires, área metropolitana de Buenos Aires, Chaco y Córdoba, especialmente afectadas por el virus.

"Seguimos trabajando en forma activa en los comedores y centros comunitarios. Viendo quiénes han viajado a zonas de circulación viral, y asegurándonos que esas personas cumplan con la cuarentena cuando regresan", expresó.

Otro paso adelante en la búsqueda de posibles pacientes con Covid-19 se verifica en la toma de muestras, directamente en los centros de salud. "No queremos perder ninguna oportunidad. Ahora, en lugar de hacer el operativo en el que llegábamos con la carpa y los equipos de salud, directamente si detectamos un caso que nos resulta sospechoso, lo testeamos en el centro de salud más cercano. Replantear las estrategias es algo que hacemos todo el tiempo porque la dinámica de la pandemia y las necesidades de la población van cambiando. Ya no actuaremos con la lógica del operativo sino como algo con continuidad en el tiempo".

Aunque los testeos van a seguir todas las semanas (ya no hay días en los que no se hagan, como sucedió al principio del plan Detectar, que era por etapas) y se harán en todos los distritos de la ciudad a razón de unos 20 hisopados por jornada, la mayor atención está puesta en los barrios que tienen más movimiento de personas hacia Chaco y Buenos Aires, y también en aquellos en los que hay trabajadores que hacen changas o cumplen tareas más formales en los mercados de concentración.

Al mismo tiempo, Vignoni mencionó que de a poco la gente está volviendo a los centros de salud de sus barrios a hacerse atender por problemas no relacionados con el nuevo coronavirus. "Estamos organizando todo para poder responder a las demandas, porque lo cierto es que con más gente en las calles y mayor movimiento en todo sentido, es lógico que las personas estén regresando a sus controles médicos. Así que no hay que perder de vista a los posibles casos de Covid-19, ni dejar de atender los otros requerimientos".

Búsqueda exhaustiva

Leonardo Caruana, secretario de salud de la Municipalidad, expresó que "el escenario epidemiológico en la ciudad nos permite hacer una búsqueda a personas con más riesgo por tener contacto con otras ciudades o provincias con circulación del virus. Es por eso que hoy (por ayer), estuvimos en el Mercado de Fisherton, como lo hicimos en la semana en el Mercado de Cafferata y Gálvez, buscando a trabajadores de las empresas de transporte que trasladan los productos para testearlos. Lo hacemos con esas personas que si bien no entran necesariamente en caso sospechoso, tienen alguna sintomatología. Ese es el trabajo que encaramos con el Ministerio de Salud de la provincia y con el Instituto del Alimento".

Caruana hizo hincapié en que no se trata sólo del testeo sino también de chequear que se estén cumpliendo los protocolos de distanciamiento, uso de los elementos de protección personales, el lavado de manos, el uso de alcohol gel y la limpieza de los lugares.

Caruana agregó que se habla "muchísimo con los transportistas", y confió que hay un seguimiento (trazabilidad) que se está implementando y que es muy importante. "Tenemos un registro de dónde estuvo esa persona, con quiénes tuvieron contacto casual o estrecho, si esos contactos usaron elementos de protección, y por dónde circuló para que eventualmente, ante un positivo, sea posible hacer un rastreo de todos los contactos. Es para importante de la estrategia. El testeo es acompañado de todo esto".

"Es la manera en la que podemos anticiparnos a un caso y testearlo. Nos permite tener un alerta temprana, una intervención oportuna como las que venimos trabajando a partir de cada caso en la ciudad".

El funcionario comentó que se sigue trabajando con la provincia para avanzar aún más en los controles y testeos en los geriátricos, en los ingresos a la ciudad, y con trabajadores pluriempleo, una preocupación que el área de Salud local viene manifestando desde hace semanas.

"Queremos profundizar la atención en esos sectores, como lo estamos haciendo en los barrios de la ciudad con mayor población migrante, de Chaco, de Buenos Aires, donde hemos ampliado los testeos", subrayó Caruana.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario