Pandemia

Permiten hasta tres acompañantes en los entierros por Covid-19

Ante el creciente número de decesos, se dispuso reducir la cantidad de asistentes a los cementerios. El protocolo comienza a regir hoy.

Sábado 08 de Agosto de 2020

El aumento de fallecidos por coronavirus en los últimos días llevó a endurecer el protocolo vigente para los entierros. Hasta ayer podían participar 10 familiares como máximo, pero desde hoy, en el caso de que el deceso haya sido causado por Covid-19, sólo podrán estar tres personas en el momento de la inhumación.

El director general de Defunciones y Cementerios de la Municipalidad, Fernando Fagoaga, confirmó que a partir de ahora cambiará la forma de realizar los entierros, pero sólo en relación a aquellas personas que fallecieron por coronavirus, en tanto que en los demás casos podrán asistir hasta 10 familiares.

Cabe aclarar que en los casos de fallecidos por Covid-19 no se realizan velorios. Se esperan las 12 horas reglamentarias en el efector de salud y luego se traslada el féretro directamente al cementerio.

En tanto, en los casos de decesos por otras causas, sí están permitidos los velorios, “con una duración de cuatro horas como máximo y hasta diez personas por servicio”, confirmó el titular de la Cámara de Cocheros de la provincia, Rubén de Lorenzo.

El nuevo protocolo

En cuanto al nuevo protocolo para los entierros, Fagoaga explicó que “se busca mantener el distanciamiento social, porque hay panteones donde el espacio es muy reducido. Por eso se permite que sólo estén tres personas en el momento de la inhumación”.

También aclaró que esta indicación rige sólo para el momento del entierro. Terminada esa instancia, los demás familiares podrán acercarse al lugar de la sepultura.

“Hay casos en los que son muchos familiares y lo que se hace es ir rotando, salen unos y entran otros”, amplió el funcionario.

Asimismo, el protocolo hace especial hincapié en el “uso obligatorio de manera correcta del tapaboca por parte del personal de cocherías, agentes municipales y de las personas acompañantes del servicio y cortejo de inhumación”.

En todos los casos, las cocherías deben registrar los datos de los acompañantes del servicio y cortejo fúnebre, que se guardarán durante 30 días.

Por su parte, el personal municipal sepulturero debe utilizar tapaboca o barbijo, gafas de protección ocular y guantes en cada servicio y cortejo de inhumación.

El protocolo es claro respecto a las visitas a los cementerios de adultos mayores: “Se sugiere evitar la asistencia de personas demás de 65 años o incluidas en los denominados grupos de riesgo”.

Cada cochería y entidad mutual debe contar con un cartel en su ingreso, donde informe la cantidad máxima de personas autorizadas a los servicios y cortejos de inhumación, y tienen que ofrecer solución sanitizante en la entrada del cementerio para garantizar la higiene de manos.

A su vez, tienen que exhibir cartelería referida a las principales medidas preventivas (aseo de manos, distanciamiento social, estornudar y toser cubriendo nariz y boca).

En el cementerio se deben evitar los agrupamientos y mantener la distancia de seguridad mínima de dos metros. Cuando se realice el servicio y cortejo de inhumación en entidades mutuales, el personal sepulturero debe ingresar solamente hasta la boca del sepulcro, sin acompañantes en caso de Covid-19, y una vez finalizada la inhumación, podrá ingresar el resto de los acompañantes del servicio según la modalidad de protocolo de la entidad mutual.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario