PANDEMIA

Es médico y se internó con su papá que tiene coronavirus para que no esté solo

"Nada se compara con un beso o con un abrazo", dijo Martín, el médico que pidió un permiso especial para hacerlo. Su papá cumplirá 80 años en unos días y está internado desde hace diez días por coronavirus.

Jueves 01 de Abril de 2021

La pandemia de coronavirus, que sigue castigando al mundo, ha generado situaciones de todo tipo. Algunas desagradables, otras sorprendentes. Pero sobre todo ha entregado múltiples historias que emocionan. Como este caso que sucediò en Puerto Deseado, Santa Cruz, donde un hombre, que es un reconocido médico de la zona, pidió un permiso especial para internarse con su padre que tiene Covid.

Martín Rodríguez, como la mayorìa de los médicos, conoce de cerca el sufrimiento que genera esta pandemia. Es que una de las secuelas que deja la pandemia es la soledad de los pacientes, quienes por lo general estàn lejos y aislados de sus seres queridos, mientras tienen que atravesar la enfermedad.

Una historia conmovedora

El caso que se dio a conocer en las últimas horas se hizo viral, por lo conmovedor que resulta. Es que el médico pidió un permiso especial a las autoridades del hospital local para poder internarse junto a su papá. Esta decisión fue porque la situación de su padre empeoró por un cuadro de neumonía producto de la enfermedad.

Además, al haber camas desocupadas, Martín tuvo la autorización para acompañarlo. Ambos llevan internados diez días. A su vez, el médico contó que todavía no tuvo Covid, por lo que se arriesga a contraer el virus solo para estar cerca de su padre.

“Yo no tuve covid y no sé si me contagié, porque no tengo síntomas hasta hoy, pero llevamos diez días internados ya y aún faltan, así que imaginate si estaba solito hubiera sido largo todo este proceso”, explicó.

“Pobrecito el viejo, lo cuidé tanto y le agarró covid. Está complicado de salud; yo lo conozco mucho, así que pedí autorización para internarme con él si había lugar”, le explicó el médico al portal Crónica Digital.

Si bien sabe que “nada se compara a un beso o un abrazo que le puede dar su hijo”, la compañía es necesaria ya que quienes tienen la enfermedad están completamente aislados.

En cuanto a la salud de su padre, contó que hay días buenos y otros malos pero “se comunica bien. Solo se queja un poco del cansancio y la falta de aire”, dijo. Por último, el papá estará cumpliendo 80 años el próximo 19 de abril por lo que esperan poder celebrarlo fuera del hospital.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario