Pandemia

El país que vacunó contra el coronavirus a más de la mitad de su población en una semana

Cerca de 470 mil personas habían sido inoculadas, hasta este lunes, en Bután. El número representa a un 85% de los ciudadanos de ese país

Jueves 08 de Abril de 2021

Bután es el nombre de un pequeño país ubicado en el sur de Asia, sobre cordillera del Himalaya y sin salida al mar. Sus vecinos son la República Popular China al norte y al sur la India. Por estos días el nombre de Bután está en boca de todos. ¿Por qué? Es que en apenas una semana, ese Estado logró vacunar contra el coronavirus a un 62 por ciento de su población. Y hay más: hasta este lunes, ya se vacunó el 85 por ciento de la gente que vive en ese país.

Los ojos del mundo entero están pendientes de cómo se desarrolla el programa de inmunización más rápido del mundo. Es que le lleva ventaja a países líderes como Gran Bretaña, Estados Unidos y Chile.

Bután, uno de los países menos desarrollados del mundo, mejor conocido en Occidente por medir el progreso a través de su índice único de Felicidad Interna Bruta, es un caso atípico de vacunación. Hasta ayer, casi 469.664 de su población total de 735.553 habían recibido una sola dosis de vacuna, el 85% de sus ciudadanos, con niños excluidos.

Muchos dicen que el éxito se debe a que muy poca gente habita Bután. Pero también se puede atribuir a sus dedicados ciudadanos voluntarios conocidos como “De-suung”, así como a una sólida planificación de la salud pública y una lucha geopolítica regional entre Nueva Delhi y Pekín.

Embed

Juntos, los De-suung pudieron entregar vacunas a los centros de atención médica, garantizar que los ciudadanos se presentaran a las citas y educar a los butaneses sobre los protocolos de Covid-19, incluido el distanciamiento social y el uso de barbijos. Su papel ha sido invaluable en un país que tenía solo 37 médicos y apenas 3.000 trabajadores de la salud a tiempo completo antes de la pandemia, según reportó Reuters.

Bután también pudo confiar en su programa de vacunación gracias a su “cadena de frío”, una de sus “posesiones más preciadas”, según Dasho Dechen Wangmo, ministro de Salud del país. “Logramos la inmunización universal en la década de 1990 y siempre hemos tenido mucho éxito con las vacunas”, señaló.

“La inmunización actual depende de los programas existentes, ya había muchos sistemas implementados y facilitó la introducción de una nueva vacuna a través de mucha promoción y planificación a nivel micro”, agregó.

Además, como parte de un plan para contrarrestar la creciente influencia china en la región, el país ha recibido 600.000 dosis gratuitas de la vacuna AstraZeneca/Universidad de Oxford como gesto de buena voluntad. Bután también ha recibido kits de prueba, equipo de protección personal, máscaras N95 y medicamentos esenciales como el paracetamol de Nueva Delhi.

Bután detectó su primer caso de Covid-19 en un turista estadounidense en marzo de 2020, cerró sus fronteras de inmediato (siguen cerradas hasta el presente) e impuso una cuarentena obligatoria a los residentes que regresaban del extranjero.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario