Pandemia

El intendente de Firmat fue hisopado y denuncian que no respetó el protocolo

La acusación partió de un funcionario firmatense del Ministerio de Salud que además reveló presuntas irregularidades en un laboratorio local que habría "ocultado" información sobre casos positivos de Covid-19

Lunes 24 de Agosto de 2020

Al estado de alerta que genera en Firmat la creciente cantidad de contagios se sumó una inesperada polémica en torno a los hisopados realizados al intendente Leonel Maximino y su equipo de colaboradores a las pocas horas de que un integrante del gabinete municipal fuera diagnosticado con Covid-19.

Al cuestionado “apresuramiento” para realizar los estudios que arrojaron resultados negativos se agregó la decisión del mandatario local de retomar las funciones, tal como lo anunció a través de un video publicado en su cuenta de Facebook, a contramano de lo que indica el protocolo.

Así al menos lo denunció el subsecretario de Gestión del Ministerio de Salud de la provincia y vecino de Firmat, Ramiro Huber, al advertir que tanto el intendente como el resto de sus funcionaros deberían permanecer aislados de 10 a 14 días desde último día que estuvieron en contacto con la persona que contrajo la enfermedad. Y en esa misma línea objetó que tendrían que haber sido hisopados únicamente si presentaban síntomas, lo que no sucedió.

Huber, quien también forma parte de la mesa de trabajo local para el seguimiento de casos, reveló que tomó conocimiento de los resultados al ser difundidos públicamente sin antes ser notificados oficialmente, por lo que envió una nota a la secretaria de Salud, Mónica Cortázar, para que “provea de las fichas epidemiológicas de cada uno ya que el laboratorio privado (donde se realizaron los estudios) aún no los ha cargado en el sistema”.

Se trata del mismo establecimiento que días atrás estuvo en el ojo de la tormenta al viralizarse en las redes sociales un audio grabado por el propio bioquímico del laboratorio, Guillermo López, donde indica que hizo una treintena de hisopados de los cuales “más de la mitad dio positivo” y pide a “la gente que vive en Firmat” que se cuide quedándose en “casa” porque existe “circulación comunitaria del virus”.

Lo curioso y preocupante fue que el profesional envió el mensaje sin haber denunciado previamente los resultados al equipo epidemiología local para que actuara en consecuencia, algo que quedó al descubierto luego de que admitiera su reprochado accionar a Huber, quien no tardó en denunciar lo sucedido al área Legal y Técnica del Ministerio de Salud provincial para que tome cartas en el asunto.

Al respecto Huber explicó que “al recibir el audio me puse inmediatamente en contacto con el bioquímico para pedirle explicaciones y me dijo que no comunicó los resultados porque sus pacientes o clientes habituales le pidieron retener la información, por lo que le advertí que estaba faltando gravemente a una disposición legal que obliga a denunciar a la autoridad sanitaria los casos de Covid-19, lo que no significa hacer pública la identidad de las personas afectadas”.

Asimismo recordó que “el profesional también dijo ignorar lo exigido legalmente, lo que resulta algo extraño porque es una persona con muchos años de experiencia”, dijo.

Y si bien aclaró que el bioquímico firmatense se limita a realizar hisopados que luego remite a un laboratorio privado de Rosario para ser analizados “no deja de ser un error grosero que no haya comunicado a nivel local los resultados de los estudios que recibió más allá de que el laboratorio rosarino tenga la obligación de cargarlos al sistema nacional, como seguramente lo hizo, y ser rescatados para el reporte estadístico provincial”, indicó.

“Por esta razón _aclaró_ instamos al bioquímico de Firmat que nos provea toda la información para cotejarla con los datos del sistema provincial y evitar situaciones que tengamos que lamentar”.

En esa dirección resaltó “la importancia que significa recibir información rápida para identificar los contactos y así establecer la ruta epidemiológica a fin de bloquear la propagación del virus”, al tiempo que sostuvo: “Se trabaja contra reloj y es realmente inadmisible que un profesional oculte resultados poniendo en riesgo a toda la comunidad”.

Huber además confió haberse sorprendido al enterarse que Maximino y su gabinete fueron hisopados en el mismo laboratorio advertido por “ocultar información”.

“No fue una buena opción del intendente con todo su gabinete hacerse el hisopado con ese mismo bioquímico”, dijo para luego achacarle que aunque el resultado haya sido negativo “corresponde mantener el aislamiento como lo establece el protocolo, lo cual no se hizo”.

Asimismo consideró que “esto genera un lógico malestar en la sociedad porque mientras al personal de salud y el resto de los vecinos que son considerados casos sospechosos se les exige respetar el protocolo el intendente puede hisoparse cuando quiere y en menos de cuatro días se da el alta para reintegrarse a su trabajo”. “Yo creo que hay una suma de errores de los cuales ya di cuenta al Ministerio”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario