El país

El gobierno nacional recibió a los gobernadores de Jujuy y Río Negro, lugares críticos

El gobierno nacional se entrevistó con el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y con la mandataria de Río Negro, Arabela Carreras, para analizar la situación de la pandemia en esas dos provincias, donde los casos de coronavirus aumentan de manera sostenida en los últimos días.

Martes 01 de Septiembre de 2020

El gobierno nacional se entrevistó con el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y con la mandataria de Río Negro, Arabela Carreras, para analizar la situación de la pandemia en esas dos provincias, donde los casos de coronavirus aumentan de manera sostenida en los últimos días.

   La provincia de Jujuy registra casi ocho mil casos de coronavirus, con una curva de contagios ascendente desde mediados de junio acentuada en julio y agosto, lo cual puso al sistema de salud al borde del colapso por la falta de camas críticas y de recurso humano especializado, especialmente terapistas.

   Frente a las carencias, la Nación envió profesionales médicos (terapistas, epidemiólogos, sanitaristas) en tres ocasiones, igualmente como es un recurso escaso permanentemente se contratan especialistas de otras provincias para paliar la emergencia; mientras la provincia también buscará acordar el arribo de “más de 200 médicos clínicos” para ampliar la atención en telemedicina.

   Asimismo, se llevan adelante operativos “puerta a puerta” con personal de APS para buscar pacientes sintomáticos en los barrios de San Salvador de Jujuy y San Pedro, especialmente, donde se vienen registrando altos índices de contagios.

   La situación de las camas de terapia intensiva es mayor al 90% en algunas regiones, por lo que se están ampliando algunos sectores en hospitales para dar abasto ya que hay un pequeño stock de respiradores.  Con respecto a las camas de pacientes moderados el promedio era del 70-75% en los hospitales de campaña.

   Por otra parte, el Comité Operativo de Emergencia provincial informó que por la aparición de nuevos casos en La Quiaca, la localidad fronteriza se suma desde este lunes a los departamentos Ledesma y San Pedro y a las ciudades de San Salvador de Jujuy, Palpalá y Perico como “zona roja”. El resto de la provincia está en “zona amarilla” por sus condiciones sanitarias.

   Igualmente, en toda la provincia, a pesar de encontrarse en fase 1 del aislamiento, se flexibilizaron actividades comerciales, gastronómicas y deportivas con nuevos protocolos sanitarios.

   En tanto, Río Negro alcanzó los 1.887 casos activos de coronavirus mientras las zonas más afectadas son el Alto Valle, el departamento de General Roca que contiene a 14 municipios y, por otro lado, en la zona cordillerana Bariloche aparece segunda en la curva de las ciudades con más contagiados.

   Además, el comité de Crisis de Villa Regina emitió un parte extraordinario donde manifiesta que la ocupación de camas, tanto en el hospital como en la Clínica Central, es total y se define el concepto de cama como respirador, monitor, bomba de infusión y personal capacitado para manejar el equipamiento.

   Tras 163 días sin coronavirus, el intendente de Sierra Grande confirmó el primer caso positivo, lo que originó el inmediato aislamiento de 39 personas. A partir de esta situación, desde el domingo y por siete días regirán nuevas medidas sanitarias establecidas por el Poder Ejecutivo municipal y el Comité de Emergencia municipal.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario