Pandemia

"Doná en el ascensor", la iniciativa solidaria que se viraliza en Rosario 

En diez días, la idea de un rosarino para juntar donaciones ya reunió a 25 edificios que colaboran con el Banco de Alimentos de Rosario y Rosario Solidaria para repartir artículos de limpieza, alimentos no perecederos, frazadas y ropa de abrigo entre quienes más lo necesitan.

Martes 14 de Abril de 2020

Después de hacer las compras los últimos días de marzo, Franco Randazo entró al edificio donde vive, en el macrocentro, llamó el ascensor, ingresó y apoyó las bolsas en el piso. Pensó que estaría bueno que, en esta situación, cada uno pudiera ayudar desde su casa a personas que lo necesiten en medio de la pandemia del coronavirus. Desde ese instante hasta hoy puso una caja en el palier del edificio, pegó un cartel en el ascensor para pedir artículos de limpieza y alimentos no perecederos, creó cuentas en las redes sociales para dar a conocer la iniciativa “Doná en el ascensor”, ya se sumaron 25 edificios de la ciudad, lo donado irá al Banco de Alimentos de Rosario (BAR) y la campaña se extendió para juntar, también, ropa de abrigo y frazadas para darle a quienes estén en situación de calle durante los primeros fríos del año.

Franco pensó en el ascensor como punto de encuentro y, actualmente, como lugar para dar una mano. Junta todo lo que se necesita en esta época de pandemia y aislamiento obligatorio: quedarse en casa y ayudar.

“Siempre pude ayudar a mi manera, pero nunca pensé en empezar una campaña como esta”, cuenta Franco en diálogo con La Capital, y agrega: “Le comenté a mi hermana, que vive a la vuelta. Ella venía hablando de balcón a balcón con una amiga nuestra que también tenía ganas de ayudar y entre los tres lo venimos llevando adelante”.

El 3 de abril largaron oficialmente, y en poco más de diez días le comentaron la idea al BAR, la organización les dijo que apoyaba la idea, se sumaron 25 edificios a la iniciativa y varias cajas de esos palieres ya están llenas de distintos artículos.

“Al BAR le encantó la idea. Les gustó porque era una iniciativa ciudadana. Nos van a recibir todas las donaciones y se van a encargar de distribuirlas a las organizaciones sociales”, comenta Franco.

La cuarentena y el freno de muchas actividades fue la posibilidad que él encontró para “unirnos un poco”: “Tenemos trabajo, estamos complicados pero pensamos que hay gente que necesita esto mucho más. Y lo podemos hacer desde nuestras casas, sin salir”.

Embed

Ropa y frazadas

La actividad de varios en esta cuarentena fue (y será, para los que todavía no lo hicieron) la limpieza de ropa que no se use. Y no hay mejor destino para esas prendas que la iniciativa de Doná en el ascensor ya que, a los primeros artículos que pidieron, se le sumó la oportunidad de ayudar a quienes viven en situación de calle ante la llegada de las bajas temperaturas.

Empezaron pidiendo, para las cajas, artículos de limpieza (detergente, cloro, lavandina, jabón, papeles de aseo) y alimentos no perecederos. Ahora, a eso se suman frazadas y ropa de abrigo ya que desde Rosario Solidaria se contactaron con Franco, su hermana y su amiga para anexar esta posibilidad ante la venida de los primeros fríos: “Nos encantó la iniciativa que nos propusieron. Modificamos el papel que se pega en los ascensores y se prendieron todos”.

Embed

Como las cajas se empezaron a llenar y la iniciativa entra a cada vez más edificios, hubo que buscar la manera de llevar la ayuda de cada uno de ellos al BAR. Por eso, se dispuso un voluntario por cada edificio que cuente con permiso para circular.

Tenemos trabajo, estamos complicados pero pensamos que hay gente que necesita esto mucho más. Y lo podemos hacer desde nuestras casas, sin salir"

Ante la posibilidad de que haya algún edificio en la que ninguna persona tenga permiso de circulación, Franco afirma que van a conseguir alguna manera de llevarlo: “Siempre hay gente predispuesta. Si no se puede llevar, veremos alguna manera para que eso llegue al BAR”.

En casa, también

Embed

Franco aún se sorprende por “la cantidad de gente” que los contactó por las redes. Están en Instagram (@donaenelascensor), Facebook (www.facebook.com/donaenelascensor), Twitter (@donaenelascenso) y por mail (donaenelascensor@gmail.com).

La iniciativa prendió tanto que, incluso, hubo personas que les consultaron si podían participar a pesar de que viven en casas y no en edificios: “Quieren colaborar también. La idea es que se sume la mayor cantidad de gente posible”.

Lo que sea para ayudar. Juntos, desde casa y pensando en los demás.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario