PANDEMIA

Con un DJ, música en vivo y bocinazos, dueños de salones de fiestas hicieron oír sus reclamos

Piden volver a trabajar como bares con amenización musical, sin pistas de baile y con estrictos protocolos sanitarios.

Lunes 26 de Octubre de 2020

Con un set completo de DJ arriba de un camión y pasando música a todo volumen, empresarios y empleados de boliches y salones de fiestas de Rosario realizaron una colorida manifestación y caravana frente a la sede de la Municipalidad para reclamar la reapertura de esos establecimientos cercados prácticamente desde el inicio de la pandemia.

“Estamos fuera de la agenda de las autoridades. Presentamos el protocolo en marzo para abrir. Desde entonces venimos trabajando de la mano del municipio y la provincia, pero no logramos articular acciones para volver a trabajar, afirmó Juan Pueyrredón, referente de la cámara que agrupa a los bolicheros y dueños de salones de eventos.

Esos establecimientos están cerrados desde el inicio de la pandemia y alrededor de los mismos hay 35 rubros que todavía no fueron habilitados, como por ejemplo discjockeys, fotógrafos, mozos y catering.

organizadores eventos02.jpg

“Queremos que nos den la oportunidad de trabajar en formato de bar y darle a los chicos una diversión segura. Cada día es peor. Ya lo dijimos en su momento. Las fiestas clandestinas, con la llegada del calor, se iban a intensificar o poner más peligrosas, y es lo que está ocurriendo”, señaló Pueyrredón a metros del camión desde el cual un Dj pasaba música con la parafernalia propia de una "rave".

>> Leer más: Para el municipio, las fiestas clandestinas "aflojaron", pero las reuniones familiares siguen

A pesar de la proliferación de fiestas clandestinas, Pueyrredón remarcó que las autoridades “siguen haciendo oídos sordos y nosotros necesitamos movilizarnos para que nos escuchen. Queremos entrar en la agenda de los políticos. Que nos tengan en cuenta. Hace cuatro meses que hay más de 400 familias sin trabajo. Esta es una situación sin precedentes, inaudita”.

organizadores eventos03.jpg

Pueyrredón explicó que la salida que ven como viable es funcionar con formato de bar con amenización musical “con burbuja sanitaria” sin pista de baile. “Queremos que las mesas o living sean de diez personas para que los chicos no tengan que interactuar con otras personas. Armar una burbuja sanitaria. La idea es que pueda haber un Dj, pero que la gente se quede en su sector o en su living. Es decir que los chicos puedan divertirse de una forma más ordenada”.

Los representantes de los salones de fiesta y de los boliches entregaron en mesa de entrada del municipio un petitorio dirigido al intendente Pablo Javkin con todos los reclamos y lo mismo harían poco después en la sede de la Gobernación para Omar Perotti.

manifestación organizadores de eventos.mp4

El sector que está sin trabajo es muy grande. Es imperioso que nos presten atención. Es como que los chicos tienen como una forma de diversión una fiesta clandestina. No nos parece justo, ni para los chicos ni para nosotros. Sabemos que no se pueden erradicar las fiestas clandestinas, pero con estas medidas podemos disminuir ”, agregó Pueyrredón.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario