Central

Un penal que sólo vio Espinoza

"El árbitro cobró un penal que no fue", dijo Edgardo Bauza tras la sanción del juez Espinoza que le permitió empatar al Lobo.

Lunes 24 de Septiembre de 2018

Parecía una jugada más. De esas que suelen perderse en la nada. Pero esta vez no fue así. Matías Caruzzo pareció enganchar a Santiago Silva cuando el Tanque intentaba dominar la pelota en el área grande canalla. El 9 cayó como si lo hubiese tirado un huracán y Fernando Espinoza automáticamente cobró penal. Las protestas canallas florecieron de manera espontánea. Pero la sanción no se modificó y el propio delantero tripero se encargó de capitalizar la acción para decretar el 1 a 1 en el bosque platense. Antes de pegar la vuelta, Edgardo Bauza fue contundente a la hora de referirse a la particular jugada. "El árbitro cobró un penal que no fue", manifestó el Patón con cierta impotencia.

Recién había arrancado el complemento. Gimnasia perdía por el gol de tiro libre ejecutado por Leonardo Gil en el primer acto. Y en la primera trepada que generó surgió una jugada polémica. Silva había pisado el área defensiva derecha auriazul con pelota dominada.

Caruzzo lo medía hasta que hizo un movimiento para intentar sacarle la pelota al potente delantero, que se desplomó al instante como si hubiese recibido una fuerte infracción desde atrás. El juez, quien estaba cerca, marcó penal sin dudar.

penal a Silva

Por más que los jugadores canallas pusieron el grito en el cielo porque consideraban que no había sido falta, lo concreto es que todo siguió su curso. El propio Silva agarró la pelota y marcó el 1 a 1 ante la sonrisa socarrona de Bauza, quien seguía parado como granadero sin poder comprender el fallo.

"No fue penal. (Matías) Caruzzo dice que llegan los dos y que no lo toca. El jugador (Silva) se tira. El árbitro cobró un penal que no fue", dijo como primera sensación el técnico de Central antes de dejar el estadio platense en diálogo con los medios. "Si no se equivoca con el penal podríamos haber ganado", acotó como aturdido y con impotencia el Patón, que no logra encauzar al equipo en la senda del triunfo.

Ovación consultó a algunos árbitros luego de la jugada de la discordia para los auriazules.

Y la resultante marca que fue una acción sucia que no daba para sancionar penal debido a que el futbolista Santiago Silva se tiró de manera aparatosa cuando nadie lo había tocado.

Más allá de eso, el árbitro Fernando Espinoza no dudó y cobró penal de manera contundente. Gimnasia empató y todo lo demás quedó para el debate en la mesa del café.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario