OVACION

Sí, Argentina, sos finalista de la Copa América y el sueño sigue vigente

Tras un empate vibrante, el seleccionado venció a Colombia por penales y ahora jugará el sábado ante Brasil. Clave el arquero Martínez

Martes 06 de Julio de 2021

Sí, Argentina. Otra vez en la final de la Copa América. Con suficiencia por momentos. Con padecimiento también. Con protagonismo en el primer tiempo. Con inconcebible confusión en el complemento. Como siempre en este ciclo. Por eso el empate derivó en los penales y allí el desahogo. El fervor inicial mutó en angustia y el cierre fue liberador. Con un Dibu Martínez extraordinario.

Sí, Argentina. Con aporte rosarino. Como tantas veces. Porque Messi es el mejor y está en un gran momento. Porque Lo Celso es ese interlocutor que el capitán necesita y la selección requiere. Porque Di María fue el revulsivo cuando los nervios maniataban. Y lo devolvió al partido generando situaciones de gol, pese a errar uno.

Sí, Argentina. Porque alcanzar una instancia decisiva en este contexto fortalece las ideas y facilita las correcciones. Que son muy necesarias. Como la confianza a un plantel y a su cuerpo técnico en ese recorrido que lo dotará de experiencia para crecer y desarrollarse.

Sí, Argentina. La selección nacional le ganó por penales a Colombia en la semifinal y ahora dirimirá el trofeo con Brasil, en un sábado en el que todas las sensaciones juntas y hasta contradictorias tendrán su punto de convergencia en el Maracaná. Escenario emblemático del cual partirán los flashes de una final que no será indiferente para el fútbol mundial. Porque los dos más poderosos del continente estarán frente a frente para pugnar por un trofeo anhelado.

Sí, Argentina. La final fue posible porque debió jugar, convertir, resistir y luchar para vencer a un seleccionado colombiano que ratificó condiciones de conjunto dotado de técnica y cuotas de jerarquía. No fue fácil. Fue por penales. Pero fue.

Sí, Argentina. Porque los penales tuvieron un arquerazo. Porque pateó Cuadrado y lo hizo. Pero Messi ejecutó y convirtió. Porque Sánchez disparó y el Dibu Martínez tapó. Porque De Paul lo tiró arriba del travesaño. Pero Martínez otra vez se lo tapó a Mina. Y Paredes no falló. Borja le pegó fuerte y lo metió. Lautaro Martínez lo clavó en el ángulo. Y Martínez tapó el tiro de Cardona. Listo. A la final. A buscar a Brasil.

Sí, Argentina. Sos finalista. Y el estallido en las casas argentinas reflejan la trascendencia de una final tan anhelada por el mundo futbolero. Y no futbolero también.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario