Ovación

"Se me cruzó dejar el fútbol"

Iramaz contó que un día antes de ir a un equipo profesional de Bolivia se cayó la chance. Tras la decepción volvió para "darle de comer a mi familia"

Jueves 16 de Agosto de 2018

"La situación económica en la que vivimos, sumada a la imposibilidad de poder vivir del fútbol, hizo que se me cruzara por la cabeza dejar todo y ponerme a trabajar en cualquier rubro para darle de comer a mi familia. Pero varias circunstancias me hicieron cambiar y volví a entrenar para jugar un nuevo torneo en Argentino", le confió Cristian Iramaz a Ovación una semana después de que un par de compañeros del plantel salaíto lo convencieran de seguir.

Iramaz tenía un almacén, vendió todo cuando después del receso un empresario lo entusiasmó para ir a probar suerte afuera del país y el pase se frustró: "Sufrí una gran decepción cuando no se dio la chance de ir a Real Potosí, un equipo de la primera división de Bolivia, a un día de viajar. Por eso en ese momento dije de dejar el fútbol", contó.

"Fue una gran decepción. Mi sueño era poder saltar a un fútbol profesional y darle lo mejor a mi familia. Por eso fue un momento muy duro, del que salí gracias al apoyo de mi esposa, familiares y la insistencia de Lucas Rodríguez y el apoyo de Marcelo Vaquero, respectivamente, de que volviera al club", contó el mediocampista.

Claro que igual no le alcanzará para mantener a su familia con el ingreso que percibirá en Argentino. Es que la vida del jugador de Primera D no es sencilla. La categoría es amateur, por lo que los jugadores no tienen contratos. Sólo reciben un viático. "A todos los jugadores nos dan una suma de dinero en forma de colaboración. Ese importe nos viene bien a nuestra economía, pero lógicamente no alcanza. Encima, en el torneo que viene (arrancará el 1º de septiembre) los viáticos serán inferiores, pero por mi situación personal tuve que aceptar para llevarle algo a mi familia", señaló sin filtro.

Iramaz se inició en el baby fútbol del club Independencia, ubicado en la zona sur. Pasó por Oriental y luego desembarcó en Newell's, donde jugó durante tres años. Su carrera siguió en Tiro Federal, Montes de Oca y desde hace tres años se desempeña en el salaíto.

"Hace cuatro temporadas que defiendo los colores de Argentino y la gente me tiene un gran aprecio, como yo también me siento identificado con el club. Además, a partir de este certamen, con mis 24 años, soy uno de los mayores del equipo, se puede decir un referente para los chicos de la inferiores, como son Esteban May, Facundo Camafreita, Emanuel Fabrizio (otro que se iba a ir y regresó) y Lucas Rodríguez", sostuvo el habilidoso mediocampista.

Con respecto al próximo torneo, el volante salaíto se mostró confiado porque "venimos de realizar una buena campaña en la temporada 2017/18, en la que jugamos el Reducido por el segundo ascenso, y quedó una base importante que con nuevos compañeros nos permitirá pelear otra vez por el ascenso. Estamos obligados a conseguirlo porque hace tiempo que Argentino merece jugar en otra categoría superior", afirmó el 10 del albo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario