Ovación

Scaloni, el aprendiz que rompió el molde en la selección

El pujatense marcó un hito con su designación. Es el primero que sin antecedentes como DT llegó al máximo cargo del fútbol argentino. Arrancó bien y va por todo en las eliminatorias

Lunes 18 de Noviembre de 2019

Los montañistas de élite por lo general buscan hacer cumbre en picos cada vez más elevados hasta proponerse finalmente llegar a la cima del monte Everest, la montaña más alta del planeta, con una altitud de 8.848 metros sobre el nivel del mar. En otro orden, los pilotos de carrera no se suben sin escalas a un auto de Fórmula 1 y antes van haciendo escuela en categorías menores.

Lo mismo puede ocurrir en un quirófano con un médico recién recibido, que primero debe hacer la residencia y ganar experiencia para luego tomar el bisturí y comandar una operación de alta complejidad. Salvando las distancias, en el fútbol profesional suele suceder lo mismo, ya que el currículum y el palmarés son capitales preciados.

Es que los entrenadores destacados van cumpliendo etapas y "subiendo escalones" para luego aspirar a desembarcar en el cargo más importante del fútbol de un país: ser DT de la selección. Pero con Lionel Scaloni ocurrió todo lo contrario.

Pegó el gran salto desde el llano. Porque el pujatense de 41 años asumió las riendas del combinado argentino el año pasado, primero de manera interina y luego ratificado en el cargo por la AFA, para ocupar la "silla" más atractiva y a su vez más pesada que tiene el fútbol criollo.

Y por ahora el saldo es más que positivo, con un recambio de jugadores que funciona e ilusiona, con un tercer puesto en la reciente Copa América de Brasil y con el plus de tener a Lionel Messi como aliado y defensor a ultranza de su gestión. Scaloni hace camino al andar y "rompió" todos los moldes y preconceptos que le permitían a un DT llegar a la selección. Es, sin dudas, un outsider de la pelota. En este marco, hoy a las 16.15, Argentina cerrará el año en Tel Aviv ante Uruguay.

Hoy Scaloni seguirá fogueando a lo tropa para lo que será su principal desafío a partir del 2020: lograr la clasificación al próximo Mundial de Qatar. Y en esa misión será evaluado con la misma lupa rigurosa que cualquiera de sus colegas, sabiendo mejor que nadie que su espalda sólo crecerá con resultados positivos cuando se juegue por los puntos. Y que por su inexperiencia las críticas pueden ser impiadosas.

A modo de reseña se puede decir que desde que la AFA decidió profesionalizar a la selección argentina allá por 1974, con la designación de César Luis Menotti, luego todos los entrenadores llegaron con antecedentes o títulos obtenidos en el fútbol profesional. El Flaco había sido campeón con Huracán en 1973. Después, Carlos Bilardo lo hizo tras haber sido campeón en Estudiantes en 1982. Y la lista sigue.

   El Coco Basile asumió el cargo en la AFA tras haber conquistado la Supercopa Sudamericana con Racing en 1988. Y Daniel Passarella arribó a la selección luego de haber sido tricampeón como DT en River.

   A continuación fue el turno de Marcelo Bielsa y allí el Loco venía se ser bicampeón con Newell’s (temporada 1990-91 y Clausura 92) y tras lograr un título con Vélez. Después fue el momento de José Pekerman, multicampeón juvenil con la selección.

Claro que Diego Maradona y Sergio Batista habían sido designados especialmente por sus notables trayectorias como jugadores, pero igual llegaban con antecedentes como DT.

   Por su parte, Alejandro Sabella había levantado la Copa Libertadores con Estudiantes en 2009 y eso lo llevó a la selección. Después el Tata Martino fue elegido debido a sus títulos en Libertad y Cerro Porteño de Paraguay, más el logrado en Newell’s (2013). A continuación asumió el Patón Bauza con dos Libertadores en el lomo, con Liga de Quito y San Lorenzo. Y lo suplantó Jorge Sampaoli, que venía se ser multicampeón con la Universidad de Chile y luego obtuvo la Copa América con la selección trasandina.

   Esta es la hoja de ruta en cuanto a los entrenadores en la selección desde la década del 70. Por ello Scaloni rompió todos los pronósticos con su designación en cuanto a que tiene todo por hacer y aprender como técnico, cuando la mayoría de sus antecesores arribó tras un camino ascendente y en su gran mayoría con títulos bajo el brazo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS