Newell's

Pascuas tristes, la casa no está en orden en Newell's

Newell's tocó fondo. Terminó una temporada paupérrima, graficada con la dolorosa e inexplicable eliminación de ayer ante Gimnasia en la Copa Superliga. Hubo insultos a la dirigencia. Tras el receso deberá salir del fondo de la tabla de promedios.

Lunes 22 de Abril de 2019

Newell's está malherido. Ayer terminó una temporada paupérrima en todos los frentes que jugó y encima la última imagen no pudo ser peor. Llegó al largo receso envuelto en una severa crisis futbolística, magullado, confundido, sin rumbo ni entereza dentro de la cancha y con la dirigencia agobiada por las críticas y obligada a contratar a un técnico confiable lo antes posible para ir acomodando el tren en la vía. En la tarde del Domingo de Pascuas nadie de los presentes en el Coloso daba crédito en el complemento de lo que veían sus ojos, fue una pesadilla de la que Newell's nunca se pudo despertar y que terminó en un desencanto mayúsculo. Doloroso. Humillante. Una mancha más en este álgido presente. Porque al término de la etapa inicial los rojinegros ganaban 1 a 0 con un golazo de cabeza de Maxi y encima tenían un jugador más por la expulsión del volante tripero Lorenzo Faravelli. El escenario no podía ser más positivo, ya que el global ponía a la lepra 2-0 arriba sumando el gol de visitante en el bosque. Pero en el segundo período el equipo del ya ex técnico leproso Héctor Bidoglio se autoinfligió la eliminación, desapareció de la cancha, le quemó la pelota, le regaló el área propia a Gimnasia y así terminó cayendo 3 a 1 para que la primera participación en la Copa Superliga quede en la historia como un recuerdo vergonzoso en el Parque. Es el cierre de una temporada futbolística que no puede repetirse en la próxima, porque si ello ocurre Newell's podría caer al peor de los infiernos. Sin ánimo de exagerar, sólo a un equipo aturdido le puede ocurrir lo que le sucedió ayer al rojinegro.

Embed

La postal del segundo tiempo de Gimnasia con diez hombres superando a Newell's en todos los sectores de la cancha, ganando todas las divididas y arrinconando a los de Bidoglio contra Aguerre graficó sin anestesia la cruda realidad que atraviesa la lepra. Porque a cualquier equipo le pueden dar vuelta un partido, incluso con el adversario con un jugador menos, pero lo que la gente leprosa no admitió es que haya sido sin ninguna respuesta anímica ni futbolística. Llamó la atención la impotencia y fragilidad de los jugadores locales en un partido en el que tenían todo para ganar. Porque la pelota les quemó a los experimentados y mucho más a los pibes que están dando sus primeros pasos, quienes de ninguna manera podrán ser las primeras guitarras de lo que viene. Newell's caminó mansamente como vaca al matadero y Gimnasia le asestó tres puñaladas, que hasta pudieron ser más, para dar vuelta la serie y avanzar a octavos de final.

Por eso los hinchas leprosos que el Domingo de Pascuas dejaron de estar con sus seres queridos para acompañar a Newell's, que debieron afrontar el pago del bono por el Día del Club, que siempre redoblan el apoyo en las malas y lo seguirán haciendo, ayer de manera unánime expresaron su profundo malestar con la gestión de la actual comisión directiva, mediante insultos hacia la figura del presidente Eduardo Bermudez. También fue claro que la principal bronca no estuvo focalizada en los jugadores, que incluso levantaron los brazos y saludaron antes de retirarse con vergüenza deportiva de la cancha, pero sí hubo cánticos de disconformidad hacia las personas que manejan los destinos del club y que tienen en sus manos el armado de un plantel que debe ser muchísimo más competitivo para lo que vendrá.

En la actual temporada Newell's terminó en el puesto 15º de la Superliga. Arrancó con Omar De Felippe como DT y finalizó con Bidoglio. Pero además quedó eliminado en la primera fase de la Copa Argentina, en la derrota 2 a 1 ante Villa Mitre de Bahía Blanca, en un partido que se jugó en la cancha de Unión y terminó con desmanes de los hinchas rojinegros. Justo allí presentó la renuncia Bidoglio, pero se consensuó que siga hasta el término de la Copa Superliga, algo que se consumó ayer frente a Gimnasia. Por eso marcó el punto final de la gestión del entrenador promovido desde la reserva al primer equipo.

Pero lo más preocupante en Newell's es la posición relegada en la que comenzará en la tabla de promedios de la próxima temporada. Los rojinegros arrancan últimos en la tabla del miedo y deberán remontar esa posición en las 23 fechas de la próxima Superliga que inicia en el segundo semestre, sumando las once o doce fechas (si hay interzonal de clásicos) de la Copa Superliga 2020. Está definido que habrá cuatro descensos entre los 24 equipos participantes. Esta es la lucha excluyente en la que Newell's deberá focalizar todas las energías.

Justamente para ello lo primero que definirá la dirigencia es la contratación de un nuevo entrenador (ver aparte) que aglutine al mundo Newell's, más la llegada de varios refuerzos de jerarquía como incluso anticipó que se necesitan el DT saliente Bidoglio. El diagnóstico está hecho. Ayer quedó claro que ante la presión este equipo necesita incrementar su carácter. Y con la calculadora en la mano no será sencillo jugar. Newell's deberá reinventarse, marcar una raya y empezar de nuevo. Lo contrario sería caminar peligrosamente por la cornisa.


Se agrandó en el Coloso

La desazón de Newell's por la eliminación en la copa es aún mayor considerando los antecedentes de Gimnasia. El lobo llevaba 7 meses sin ganar en condición de visitante. En esa ocasión rompió una racha negativa de casi un año sin ganar afuera de su estadio. Por su parte, la lepra cayó por tercera vez en la temporada en el Coloso (Atl. Tucumán y Talleres, por Superliga, y ayer).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});