Ovación

Para el Kily González es tiempo de definiciones

Le queda un amistoso por delante y, antes de salir a jugar por los puntos, debe resolver cuestiones futbolísticas en medio de una situación sanitaria que aqueja

Jueves 22 de Octubre de 2020

Les pasa a todos los técnicos del fútbol argentino y, por ende, también a Kily. No es mucho el tiempo que tiene el entrenador canalla para terminar de darle forma al equipo, más allá de que el ritmo de juego irá llegando con el correr de los partidos. Pero al flamante DT le queda sólo el choque del sábado ante Sarmiento de Junín para lograr que el Central que moldeó a lo largo de esta pretemporada ponga el primer pie en el campeonato con la mayor cantidad de conceptos fijados. Después de ese ensayo ya será tiempo de la puesta a punto futbolística en Arroyo Seco y el salto a la cancha, a jugar por los porotos, que es lo que verdaderamente cuenta.

   Hasta aquí el Kily sumó seguramente muchas certezas, pero es probable que en medio de las pruebas se hayan potenciado algunos interrogantes. No obstante, quienes comparten el día a día con el entrenador hablan de que está satisfecho por lo realizado y que su confianza se potenció, aunque ello no lo haga pensar también que hay demasiados puntos en el tintero que merecen un ajuste.

   A los poquitos días de haber asumido, el Kily hablaba de que ya tenía un equipo en mente, incluso cuando contaba con varios futbolistas que con el correr de los días fueron dejando Arroyito. Así, a poco más de una semana del inicio del nuevo torneo, es prácticamente un hecho que tiene el equipo en la cabeza, al menos una base importante.

   Mucho dependerá de los resultados que presenten los nuevos testeos de coronavirus. Es que, se sabe, en las últimas semanas Central informó varios positivos y por eso existe cierto temor de que el número de infectados se incremente. Y esos temores tienen una lectura particular: de ahora en más todo aquel que dé positivo ser perderá el inicio de la competencia, lo que, inexorablemente, le generará al técnico canalla un dolor de cabeza importante o, cuanto menos, lo pondrá frente a una situación de reevaluar algunas cuestiones que ya tenía resueltas.

Laso.jpg
El Kily le dio la chance a Laso, al igual que a Novaretti y Bottinelli.

El Kily le dio la chance a Laso, al igual que a Novaretti y Bottinelli.

   Pero además del detalle, que no es menor por cierto, de la situación sanitaria y epidemiológica está la cuestión estrictamente futbolística. Ahí entran las valoraciones que hizo el técnico de todos y cada uno de los jugadores a los que les dio la chance de mostrarse en los tres amistosos ya disputados (a eso se le agregarán las conclusiones que saque del choque del sábado contra Sarmiento).

>>Leer más: Sin acuerdo por el pase de Brítez

   ¿Estará seguro el Kily por ejemplo de quiénes serán los integrantes de la dupla en la zaga central? Uno cree que sí, pero deberá aprovechar estos pocos días que restan para decidirse, siempre y cuando Joaquín Laso reciba la amnistía de la fecha de suspensión que pesa sobre él por la expulsión contra Colón (ya fue acordado de palabra entre los clubes).

   Entre Diego Novaretti, Jonathan Bottinelli y Laso se repartieron actuaciones apenas discretas y alguno de ellos en alguna situación determinada por debajo de las expectativas, por lo que la decisión no parece sencilla, al menos desde afuera (si Laso no es habilitado sin dudas los nombres para esos puestos serán los de Novaretti y Bottinelli).

   Después, la recuperación de Fabián Rinaudo puede ser otro de los elementos a analizar. Fito ya se entrena de manera normal desde hace varias semanas y lo que buscó en ellas es la puesta a punto desde lo físico, por eso todo dependerá de las consideraciones que haya hecho el técnico junto a los preparadores físicos Ernesto Colman y Damián Hernández. Si existiera la posibilidad de que el volante central pueda estar disponible desde el inicio seguramente el Kily manejará esa chance como una más. Entonces habría un puesto más sobre el que trabajar, pensar y decidir. Una situación similar es la que vive Diego Zabala, aunque lo del uruguayo vendría un poco más lento.

Marinelli.jpeg
Alan Marinelli se perdió los dos primeros amistosos.

Alan Marinelli se perdió los dos primeros amistosos.

   Por lo demás el técnico no cuenta con tantos nombres en lista de espera como para que revea muchas otras decisiones. Sólo la posible inclusión de Alan Marinelli podría alterarle los planes y, de ser así, sí estaría frente a la necesidad de hacerle un lugar (por López Pissano, el Pupi Ferreyra o algún otro jugador en caso de que decida, incluso, modificar el esquema).

   Pero lo dicho, la situación sanitaria es la que más incertidumbres genera hoy en Central porque es algo que va más allá de cualquier tipo de decisión futbolística. De lo que sí no hay dudas es de que por ese motivo o por cualquier otro, al Kily le queda un solo examen por delante y muy pocos días para definir con qué equipo arrancará la etapa oficial como técnico de Central.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS