Ovación

Papá a domicilio

Con un Messi determinante, Barcelona goleó 3 a 0 a Real Madrid en el Bernabéu y sacó más distancia en el liderazgo

Domingo 24 de Diciembre de 2017

Barcelona dio un paso enorme en su afán por conquistar el título de la liga española. Y otra vez lo hizo en territorio de su archirrival. El equipo culé goleó 3 a 0 a Real Madrid, con goles de un sensacional Lionel Messi, Luis Suárez y Aleix Vidal. Con el triunfo en el clásico, estiró a 14 puntos la ventaja sobre los merengues y se metió medio campeonato en el bolsillo cuando todavía resta una rueda.

El partido arrancó con predominio del merengue, que le ganó el duelo en el mediocampo al rival, y dispuso de las mejores ocasiones. Cristiano, a los dos minutos, metió la primera que tuvo, pero su cabezazo fue anulado por offside. Apenas unos minutos más tarde, el portugués sacó un peligroso remate cruzado que atajó de buena manera Ter Stegen.

Para confirmar la mala primera parte del Barsa, Benzema también tuvo la suya con un gran cabezazo que terminó estrellándose en el palo. El francés, que sigue peleado con el gol, ganó la posición a Vermaelen y estuvo muy cerca de abrir el marcador tras un centro de Marcelo. Todo lo bueno que hizo el Real desde el juego no pudo trasladarlo al resultado.

Ya en el segundo tiempo cambiaron los roles. Barcelona salió con otra propuesta, se hizo protagonista y no tardó en lastimar al Madrid. La aparición de Messi fue clave y terminó de resolver el partido. Primero fue Suárez, a los 8', quien avisó con un remate en el corazón del área y dos minutos más tarde llegó el gol del uruguayo. El 9 culé finalizó una gran jugada iniciada por Busquets y seguida por Rakitic. El croata encontró un pasillo ante una pasiva actitud de Kovacic y entregó la pelota a Sergi Roberto, que asistió a Suárez y éste puso el 1-0.

El gol del delantero uruguayo fue un baldazo de agua fría para el colmado Bernabéu, que se quedó completamente en silencio. El ambiente de desazón se extendió cuando llegó la jugada del segundo gol. A los 19', Carvajal paró con la mano un remate en una jugada sucia y llena de rebotes en el área. El árbitro expulsó al defensor y Leo Messi cambió el penal por gol para estampar el 2-0 con un soberbio remate al ángulo derecho.

Con la desventaja de dos goles, no le quedaban muchos movimientos a Zidane, que decidió reconstruir la defensa poniendo a Nacho y buscó ser más punzante con los ingresos de Gareth Bale y Marco Asensio. Era la última carta de un equipo que no encontró la manera de hacer daño a los de Valverde.

Ni siquiera el recién ingresado Bale pudo torcer el rumbo, ya que el galés erró un remate claro desde el punto de penal. Barcelona, lejos de conformarse, no perdonó la goleada y Aleix Vidal, recién ingresado, marcó el 3-0 final tras una asistencia de Messi, que había perdido un botín y dio el pase descalzo. Todo sumó para la ocasión.

Ecos del gran clásico

El post partido estuvo signado por un clima de resignación para los hinchas de Real Madrid y totalmente festivo para el puñado de simpatizantes blaugranas que se dieron cita en el Bernabéu. Las mismas sensaciones compartieron los entrenadores. Por un lado, Zinedine Zidane, que demostró su dolor por la derrota, y enfrente Ernesto Valverde, alegre por haber dado el golpe en la cancha del rival de toda la vida.

En conferencia de prensa, el director técnico de Barcelona aceptó que no tuvieron un buen inicio de partido, pero justificó la victoria: "Es verdad que ellos en el comienzo nos plantearon una presión muy alta y no pudimos hacer nuestro juego. Nos obligaron a pasar la primera línea de presión y nos costó. Tuvimos opciones, como ellos, pero el encuentro estaba abierto o cerrado. Era un cuestión de perseverar y en el segundo tiempo conseguimos el control, las ocasiones, los goles y el partido".

El DT del equipo derrotado no ocultó la decepción por haber caído en el cotejo más esperado de la liga española. Pese al mal trago, Zidane no dio por muerto al merengue en la lucha por el campeonato. "Me queda una mala sensación. Nosotros empezamos bien, la primera parte fue igualada y es una derrota que duele. Es muy dura para nosotros, pero es lo que hay, es el fútbol. Hicimos un error en el gol, defendemos mal. A este nivel son fundamentales los detalles, pero no nos vamos a volver locos. No hay que cambiar nada y no podemos bajar los brazos. Esto no está terminado, aunque así lo piense la gente".

Leo pulveriza todas las marcas

Messi no conoce límites. El rosarino termina el año 2017 con números demoledores. Tuvo otra actuación brillante en el Santiago Bernabéu y marcó su gol 54 en la temporada. No sólo eso, sino que también se convirtió en el goleador histórico de las cinco grandes ligas europeas. Superó a Gerd Müller ya que llegó a los 526 goles en Barcelona con el penal que anotó en el derby, mientras que el alemán marcó 525 con Bayern Munich.

Messi ya suma 25 goles convertidos a Real Madrid, de los cuales 15 fueron en la Casa Blanca. Al mismo tiempo, es el segundo futbolista con más triunfos en clásicos oficiales (17 al igual que Xavi y Alfredo Di Stéfano), por detrás de Paco Gento, que suma 21.

Incluso podría cerrar el año como el máximo goleador mundial por encima de Cristiano Ronaldo, Robert Lewandowski y Edinson Cavani. La Pulga sumó 54 goles en el año, mientras que sus tres inmediatos perseguidores alcanzaron los 53. Ayer, el inglés Harry Kane también llegó a los 53 y como a Tottenham le queda un partido por disputar podría arrebatarle el logro.

Messi se retiró del Bernabéu entre los aplausos de los 300 aficionados azulgranas que, a su vez, también se acordaron de Cristiano Ronaldo (corearon "¿dónde está CR7...?"). Más allá del gol, Messi sorprende por su espectacular manera de manejar los tiempos. En la primera parte mantuvo la tranquilidad ante la marca de Kovacic. Supo esperar su momento, que apareció en la segunda parte. Hasta parece que la pelota lo busca. Contactó con Suárez, André Gomes, Paulinho. Fue más un generador que un rematador, tal como viene siendo en las últimas temporadas. Al rey nadie la quita la corona.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario