Newell's

"No hay grises, sin licencia no jugás el torneo"

La directiva leprosa reiteró la necesidad que se apruebe el balance en la nueva asamblea para evitar una sanción de la Superliga. El oficialismo se diferenció con un discurso unánime de la postura del juez Bellizia, quien minimizó los riesgos . La comisión le respondió al magistrado

Sábado 21 de Abril de 2018

La comisión directiva de Newell's opinó por primera vez sobre los dichos que esta semana, ante un grupo de periodistas entre los que estuvo Ovación, expresó el juez Fabián Bellizia, quien junto a sus colaboradores del órgano fiduciario, analizó la gestión que lleva adelante el oficialismo leproso. Ayer en diálogo con este diario la plana mayor de la directiva rojinegra dejó claro su postura sobre la mayoría de los puntos que esgrimió el magistrado. El mayor contrapunto está en que para Bellizia no habría riesgo de sanción ante la no presentación del balance en la Superliga, algo que el oficialismo retrucó de plano, incluso con la presentación de una nota firmada por el encargado de licencias del nuevo ente organizador del fútbol profesional (ver aparte).

"Entendemos la idea de Bellizia desde el poder judicial que representa. Pero no podemos dejar de preocuparnos, el fútbol tiene sus propias reglas y nosotros somos parte. Y así funciona hace muchos años, no solo en el ámbito nacional sino en el internacional. Si no se aprueba el balance, no hay balance. Y, en ese caso, no se cumpliría uno de los requisitos de categoría A y no nos darían la licencia para jugar la Superliga. No hay grises. Con la licencia, jugás. Sin la licencia, no jugás este torneo. Simple", explicaron de manera unánime los integrantes de la comisión directiva ayer en contacto con Ovación.

El juez hizo hincapié esta semana en que la no presentación del balance no traería problemas para Newell's, ya que hay argumentos legales para rebatir una sanción y que ni la AFA ni la Superliga están por encima de la constitución. ¿Qué piensan al respecto?

Estamos preocupados por cómo se ha tomado el pensamiento del juez Bellizia, que dijo que: "La Superliga no puede estar por arriba de ley", aunque, por supuesto, lo entendemos. El es un hombre de la Justicia y lógicamente concibe que nada puede estar por sobre la constitución argentina. Coincidimos en eso y entendemos que es el pensamiento que debe tener un funcionario de la Justicia con la responsabilidad que el juez tiene.

Pero un hecho que el club o la federación que recurre a la Justicia por fuera del fútbol suele tener graves problemas.

El fútbol funciona con un criterio particular, un lineamiento que se baja desde la Fifa misma. Claramente, la institución madre del fútbol mundial expresa su rechazo a la participación de la Justicia de cada país en cuestiones del fútbol y sus competencias alineadas a esa institución. Y directamente impulsa la desafiliación de las instituciones que saltan los procesos de las asociaciones y van a la Justicia ordinaria. La intención de esto es simple, quieren que sea y se mantenga como una competencia que se desarrolla en las canchas y no en los escritorios. Con o sin injusticias. Ese es el juego que aceptamos todos los equipos del mundo que decidimos ser parte. Si está bien o está mal, es otra cuestión. Hoy son las reglas del juego. Por eso entendemos la idea de Bellizia desde el poder judicial que representa. Pero no podemos dejar de preocuparnos, el fútbol tiene sus propias reglas y nosotros somos parte. Y así funciona hace muchos años, no solo en el ámbito nacional sino en el internacional.

Desde la oposición algunos platearon que era relativo el tema de la sanción por no aprobar el balance, que no estaba claro en el reglamento de la Superliga. ¿El oficialismo dice lo contrario?

Más se profundiza nuestra preocupación cuando algunos actores de la política del club toman la posición de Bellizia como un estandarte para convencer a los socios sobre la conveniencia de no aprobar el balance que nosotros sabemos, después de haber hablado y consultado varias veces a la gente que define estas cuestiones en Superliga y en AFA, que es una exigencia de máxima condición para que nos otorguen la licencia para el próximo torneo. Es más, tenemos la constancia de la misma Superliga (ver aparte).

¿Les molesta que varios opositores hayan convencido a los socios para votar en contra en la última asamblea?

También nos genera mucha incertidumbre cuando escuchamos a esos actores con pretensiones de asumir responsabilidades en el club y nos damos cuenta de que les cuesta comprender la formalidad de esta cuestión. No se necesita ser un abogado para entender los reglamentos. Un médico, un gasista o una maestra de jardín, cualquier persona que sepa leer debería comprenderlo fácilmente. Ponen la discusión en que de no presentarse el balance aprobado, Newell's podría recibir una sanción. Como si esto fuera una cuestión de que nos saquen puntos o nos pongan una multa. No es así, no se trata de un correctivo. Si no se aprueba el balance, no hay balance. Y, en ese caso, no se cumpliría uno de los requisitos de categoría A y no nos darían la licencia para jugar la Superliga. No hay grises. Con la licencia, jugás. Sin la licencia, no jugás. Simple.

¿Están trabajando en mejorar el balance para que sea aprobado?

Por supuesto que estamos trabajando en ajustes y cambios para que se pueda aprobar, pero también estamos tratando de llegar a la próxima asamblea (8 de mayo) con el mejor ambiente posible y, sobre todo, con un marco de socios conscientes sobre lo que puede traer una decisión desafortunada. A veces, algunos sobreactúan sus roles de opositores y no se dan cuenta (o lo hacen intencionalmente) que perjudican directamente a la institución, a sus socios y a los hinchas.

Entonces, ¿por lo que dicen el temor del oficialismo es real sobre una sanción importante que puede caberle a Newell's?

Es importante que la gente sepa que Newell's ya vivió una situación similar en 1960, la única vez que estuvimos en la B. Muchos leprosos no se olvidan, a lo mejor, algunos de menos de cincuenta años lo escucharon pero no lo sintieron. Newell's interpuso un recurso ante la justicia argentina, por lo que era claramente una arbitrariedad que no le permitía jugar en la máxima categoría. Sucedió que el proceso de reclamo llevó casi tres años y, por consecuencia, fue ese el tiempo el que Newell's jugó en la B. Hasta que se ganó el juicio y volvimos al lugar del que nunca debimos salir.

¿Ir a la Justicia ordinaria ahora sería un gran error?

Si sucediera algo así en estos tiempos, con una justicia con procesos más lentos que nunca, podría tardar muchos años más de lo que fue en los sesenta y, considerando el estado económico de la institución, podría significar hasta la desaparición de la misma.

El tema de los préstamos (mutuos) generó mucha polémica y el juez dice que va a investigar los procedimientos que se llevaron adelante.

En relación a los mutuos, el juez tiene en su poder la documentación necesaria. El investigará, debe hacerlo. Puede haber errores administrativos, ya se va a determinar, puede que solo sean errores de apreciación, creemos que lo importante es que todos tenemos la mejor predisposición para colaborar con el juez y que se aclare todo. Nunca hubo mala fe de nuestra parte.

Dijo el juez que no hay riesgo de intervención del club, ¿esto lo tomaron como algo positivo?

Esto es positivo por sobre todas las cosas para el club. Nosotros como comisión buscamos el bien del club como la mayoría de los leprosos, por más que algunos personajes quieran hacer ver lo contrario. Nosotros en la gestión cometimos algunos errores y aciertos también. Con el tiempo se irán viendo cada vez más aciertos. A veces hay que tomar decisiones antipáticas.

El juez está más celoso con el manejo de la tesorería. ¿Eso los complica en el funcionamiento diario de la institución?

Hay veces que se necesita mayor flexibilidad, pero por una cuestión de tiempos. Nosotros igual siempre colaboramos con los controles.

Desde el salvataje judicial manifestaron que en esta comisión directiva "no hay capacidad de gestión". ¿Les molestó que se definiera así a la gestión que están llevando adelante en Newell's?

Nos dolió un poco. Creemos que no fue la mejor frase del juez. Por ahí hay gestiones que no se ven todavía. Claro que tuvimos errores, pero también hubo aciertos. En un año y medio de gestión, tal vez parezca lo que el juez Bellizia dijo. Pero creo que en el corto tiempo se empezarán a ver los aciertos. También parte de la gestión es que con un corto presupuesto peleamos un torneo y sacamos 49 puntos con Osella como entrenador. Y cuando finalice esta temporada a mitad de año con muy poco gasto en el mercado de pases hoy en el promedio estamos con los mismos puntos que otros equipos que gastaron millones de dólares.

Hubo renuncias en algunos cargos, ¿cómo manejan esta situación?

Las renuncias nos tocan de cerca. Siempre se pensó en mantener el equipo de trabajo unido, pero ocurren circunstancias, problemas personales y algunos soportan más las presiones. Hay que respetar la decisión de cada uno. Es un momento difícil del club y no es fácil el día a día porque son muchas horas y uno le quita tiempo a su familia y al trabajo.

El juez habló del procesamiento de Eduardo López y que la Justicia deberá expedirse. ¿Qué piensan?

Casi todos hemos estado durante la época de López luchando para recuperar el club porque consideramos que pasaron cosas que no estaban dentro de lo legal. Esperamos que la Justicia actúe y determine si hubo o no delitos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario