Central

"No fue fácil irme de Central"

Pachi ya está en Paraguay, pero dio los argumentos sobre por qué se fue de Arroyito: "No estaba bien. Necesitaba una renovación".

Lunes 21 de Enero de 2019

Llegó y se instaló rápidamente en Asunción. Federico Carrizo jugará las próximas tres temporadas en Cerro Porteño. Pachi dio los motivos que derivaron en dejar Arroyito con el fresco sabor de la vuelta olímpica en el paladar. "No podía seguir así. No estaba para dar el ciento por ciento. Y Central no merecía eso", arrancó diciendo el volante en el prólogo de la entrevista que le concedió a Ovación desde suelo paraguayo. "No fue fácil irme, es así", acotó antes de brindar una variada gama de sensaciones paridas desde la sinceridad que le fue dictando su corazón.

¿Por qué tomaste la decisión de ponerle punto final a tu estadía en Central?

Principalmente la tomé porque ya hacía un tiempo que no me estaba sintiendo bien. Era como que realmente necesitaba un cambio de aire. Necesitaba una renovación en todo sentido. No fue fácil salir, pero a la vez debo admitir que cuando surgió esta posibilidad de venir a Cerro Porteño quise aprovecharla porque sentí que era la chance. Por eso decidí meterle para adelante con la negociación.

¿Cuál fue el detonante que te hizo cambiar de aire?

Es que no me permitía estar en el club que tanto quiero si no estaba muy bien. No podía quedarme si no estaba al ciento por ciento. Por eso preferí dar un paso al costado y tomar este desafío de sumarme a Cerro Porteño.

¿Se puede decir que la presión por ganar algo con Central te fue desgastando cada vez más en este último tiempo?

No creo que ese haya sido el motivo. Las presiones en el fútbol siempre están. Y más en Central, donde me tocaron muchos momentos complicados de verdad. También muchísimos muy lindos. Conozco el club porque me formé ahí, pero en este caso todo fue más allá. Sinceramente ya no me sentía bien. Tenía la obligación de cambiar de aire. Deseaba cambiar la cabeza porque los últimos tiempos fueron muy duros. No sólo porque no veníamos jugando o rindiendo bien, y en ese sentido soy el primero que hace una autocrítica. Pero hasta antes de salir campeones de la Copa Argentina pasamos momentos muy complejos de verdad. Y eso es como que me fue desgastando por dentro. Me fui por mí, no por otra cosa. Pero el fútbol es así. Sentía que ya no podía darle todo al club y por eso me fui.

Te fuiste campeón.

Sí, las cosas se dieron así. Igualmente, cuando logramos el título cumplí el sueño que tenía. Porque desde las inferiores quería ganar un campeonato con Central. Y lo conseguí. No solo yo, sino muchos compañeros que buscábamos eso desde hacía mucho tiempo.

¿Y ya hiciste un balance de lo que fue tu paso por el club en esta segunda etapa?

No lo hice porque mi salida es muy reciente y estuve al palo haciendo trámites acá, en Paraguay. Pero si tengo que hacer un balance rápido no dudo en afirmar que fue muy bueno, más allá de que pasamos por cosas muy duras en ciertos momentos. Y eso que vivimos instantes muy duros en el club como el que todos conocemos. Sin embargo, rescato todo lo bueno que fui cosechando en líneas generales, porque de todo se aprenden cosas y deja muchas enseñanzas. En lo personal sé que no ya no me sentía bien. No me tenía confianza, no me sentía importante. Es duro, pero es la realidad. Por eso es que necesitaba irme. No podía quedarme así en el club que tanto quiero. Sentía que no podía darle todo lo que realmente necesita de mí. Y para no hacerlo, opté por irme.

¿El pasado semestre fue la parte más crítica que te tocó vivir, ya que se habló mucho de que por derecha no rendías y sí por izquierda como finalmente pasó?

Sí, esa fue la etapa más dura e irregular que tuve en el club. Soy el primero en reconocer que no rendía y me hago cargo. Era como que eso me quitó energía en parte y me estaba costando poder levantar el nivel. Por eso es que salí de allá también.

¿Sentiste que te sacaste una pesada mochila de encima cuando ganaron la copa?

Totalmente, fue así, ya que pasé por varios duros momentos en el club. No solo yo sino varios compañeros más. Por eso haber salido campeón fue lo más lindo que me pasó. Gracias a Dios cumplí un sueño, pese al irregular semestre que tuvimos en líneas generales. Y me quedo con eso, con el festejo del título y de la gente muy feliz festejando un campeonato.

¿Notás que te fuiste a Paraguay por la puerta grande?

Sí. Pienso que me fui bien porque salí en un momento donde no estaba bien y el club merece otra cosa. Fui sincero con Central y conmigo mismo, que es lo más importante. No hubiese estado bueno quedarme e irme libre en seis meses más. No quería eso tampoco. Quería dejarle algo al club y por eso acepté venir a Cerro Porteño.

¿Ya tenés puesto el chip de Cerro Porteño?

Debo tenerlo porque acá el torneo arranca el miércoles (pasado mañana) y no puedo andar distraído. El club apostó por mí y ahora debo retribuirle esa confianza.

¿Y qué le dirías al hincha canalla, que muchas veces no se portó bien con vos o con varios jugadores que salieron del club?

Que les agradezco a todos porque, salvo un pequeño grupo o sector que siempre me apuntó, el resto me demostró mucho cariño. Y me quedo con eso. Mi amor por ellos nunca va a cambiar y les estaré eternamente agradecido.

¿Es un hasta luego?

Espero que sí, pero a la vez sé que en el fútbol no podés programar mucho porque hay muchas cuestiones que van variando prácticamente en el día a día. Sé que firmé por tres años acá, aunque debo reconocer que en mi cabeza tengo el deseo y la ilusión de volver algún día.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});