Ovación

Newell's: Schiavi dijo que el objetivo es seguir en primera

El Flaco, que priorizó quedarse en el Parque por sobre la oferta de Boca, puso las cosas en su lugar y advirtió que si alguno está pensando en otra cosa que salvarse del descenso, se equivoca.

Martes 15 de Enero de 2008

Al verlo salir apurado y haciendo amague de meterse al auto del lado del acompañante de Donnet, se podría pensar que las preguntas que al fin aceptaría contestar Rolando Schiavi serían de respuestas rápidas, de compromiso. No fue así. El jugador de mayor jerarquía que tiene el plantel de Newell’s, se toma su tiempo para contestar, para meditar lo que dirá. Y por eso cobran más relieve sus palabras, que dichas sin levantar la voz pareciera como que no cobraran la estatura que sí alcanzan. Así, por ejemplo, advierte que no se pueden vender espejitos de colores y que si alguno está pensando en otros objetivos al de salvarse del descenso, se equivoca. También, ante la búsqueda de altura en el físico de sus jugadores que pregona Caruso, dice que también “hay que jugar” y que por vía aérea se ganaron pocos puntos. Además, reconoció que de Boca lo llamaron pero que por el momento y el compromiso que tiene hoy con el club del Parque, no pensó en irse. Una nota para desgranar.
  “Hasta ahora viene todo bien, es una pretemporada normal”, responde ante la primera consulta, a modo de prólogo. Y hasta refiere , sorprendiendo, cómo vivió sus vacaciones y cómo toma estos duros trabajos pese a sus 34 años.
  “Estoy bien físicamente”, afirma. “Además vengo de un buen descanso, porque en las vacaciones nunca hago nada. Hay un momento para trabajar y otro para descansar. A mí me gustan mucho las pretemporadas, porque sé que son la base de todo el año. Por eso, cuando hay que entrenar fuerte lo hago, pero antes descanso como corresponde”.
  Y después de referir su bienestar por las tareas que a otros los agobia, el Flaco habló de lo que más cuenta para la realidad rojinegra. “La ilusión es tratar de hacer el mismo campeonato que el Apertura y de pasar la cantidad de puntos que hicimos. Acá lo importante es el único objetivo que todos tenemos: salvarnos del descenso y nada más”, dijo.
  —¿Todos están conscientes de eso o también se piensan en clasificar a las copas?
  —El que te dice otra cosa, está mintiendo. Acá hay que ser claro y sencillo: la prioridad absoluta de Newell’s es salvarse del descenso. Vos pensando en eso a lo mejor después podés lograr otras cosas, pero no podés entrar a la cancha tratando de sumar 27, 30 o 35 puntos sin saber cuál es el objetivo. Entonces, hay que ser realistas y no mirar más allá. Hoy por hoy estamos en promoción con la cantidad de puntos que hicimos. No hay que mentirse ni mentir, no hay otra.
  —¿Pensás que en ese sentido todo va a estar tan parejo como en los últimos campeonatos?
  —Ojalá que sí, porque a nosotros nos favoreció mucho el desarrollo del torneo pasado. Cualquiera le podía ganar a cualquiera. Si el campeonato es parejo, a los equipos que como nosotros peleamos otras cosas, quizás nos favorezca.
  —¿Fue importante que para el inicio de la pretemporada hayan llegado tres refuerzos?
  —Sí, es importante porque vienen a sumar. Tal vez falte un puesto más, y habrá que ver si lo van a ocupar o no, pero llegaron chicos con muchas ganas y sabiendo lo que nos estamos jugando. Se van a tener que adaptar rápido a lo que es Newell’s.
  —¿Se está formando un equipo a la medida de Caruso, con buen porte físico?
  —Pero eso no te dice nada. En el Apertura también tuvimos jugadores de altura y con todo lo que trabajamos en pelota parada ganamos un sólo partido de esa forma. También hay que jugar y no pensar solamente en el juego aéreo. Un equipo debe saber jugar y manejar los tiempos. Si Newell’s sabe lo que quiere puede hacer grandes partidos.
  —¿Es bueno que sólo se haya vendido sólo un jugador (Cristian Ansaldi)?
  —Pero lo que pasa es que a fin de año son raros los casos de jugadores que se van. Los equipos se desarman recién al finalizar la temporada, donde se vencen préstamos o no hay límites para las transferencias. Lo bueno es seguir con la misma base del torneo anterior. Eso es lo que importa.

A Boca le dijo que no

Schiavi volvió a la ciudad tres días antes del inicio de la pretemporada para atenderse de un problema físico menor y así estar diez puntos. Fue apenas un dato del compromiso que asumió el Flaco desde su llegada a Newell’s pese a que venía a luchar por el descenso. El otro dato fue aportado ayer por el jugador, que admitió el interés de Boca por repatriarlo, también dijo que en otras circunstancias quizás hubiera aceptado la oferta pero que hoy su prioridad es quedarse a luchar, respetando la palabra que dio.
—¿Boca realmente te fue a buscar?
—Llamar, me llamaron, pero todos sabían lo que nos estamos jugando, de la necesidad de Newell’s. No sé si hablaron con Eduardo (López, el presidente leproso) pero en ningún momento fui a plantearle nada. A la gente de Boca les dije que hoy primero está Newell’s. Después si en junio existe la posibilidad, se verá.
—¿No se te pasó por la cabeza irte entonces?
—No. Tal vez en otra ocasión hubiera dicho que sí, pero hoy por hoy, en la situación que estamos y habiéndome comprometido como lo hice, no era mi prioridad.

Un central como pocos

El Flaco Schiavi volvió de Brasil al fútbol argentino (y antes estuvo en Hércules de España) con tanta vigencia que hasta Boca intentó repatriarlo. Y el marcador central rojinegro le encuentra dos explicaciones: que siempre confió en lo que sabe aportar y que a nivel mundial se valoran mucho los centrales de sus características porque no están abundando.
  —Este regreso al fútbol argentino, más allá de que venías de un club importante como Gremio, ¿te volvió a mostrar como un jugador apetecible para otras instituciones?
  —Siempre confié en lo que soy como futbolista. Puedo tener partidos buenos o malos como todo el mundo, pero a Newell’s llegué con ritmo de competencia, que fue muy bueno para mí. Después traté de hacer lo de siempre, lo que me llevó a estar en Boca, sin inventar nada que sé que no puedo.
  —Lo que parece claro es que en el fútbol argentino faltan jugadores de jerarquía en tu puesto. Los clubes buscan y les cuesta hallarlos.
  —Es que no pasa en Argentina solamente sino a nivel mundial. Fijate sino en Maldini, que con 40 años sigue jugando en gran nivel. Y en Milan encima, que podría tranquilamente comprar un marcador central. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario