Newell's

Newell's decepcionó en La Paternal

El equipo de Kudelka defendió mal, atacó peor y así sumó una nueva derrota que lo llenó de dudas de cara a lo que viene.

Martes 26 de Noviembre de 2019

Newell’s fracasó en todas las valencias del partido. Marcó mal y sin coordinación. En el medio perdió ampliamente el duelo de la tenencia y el control de los espacios con el bicho. Fue previsible y desabrido. Y arriba casi no le hizo cosquillas al arquero Lucas Chaves. Un combo preocupante que volvió a mostrar de visitante, ante un equipo que siempre supo lo que quiso, como este Argentinos líder de la Superliga junto a Boca. Y ahora la tabla del promedio es una sombra que volvió a hacerse grande en el Parque. Porque ni a Luis Leal le salió el tiro del final que pudo maquillar con el empate el 0-1 inapelable.

   Ya desde el amanecer del juego Newell’s no se puso colorado y le dio la pelota al bicho, que la movió con criterio de una banda a la otra pero sin profundidad. A Rivero de ocho y a Villarruel de cinco les costó hacer pie, tanto para achicar espacios como para darle un destino prolijo a la pelota.

   Encima Gentiletti y Lema no daban seguridad saliendo por abajo. Igual Newell’s hilvanó un par de toques en campo rival y así Formica desde la puerta de área remató alto. Y en otra Maxi desbordó por la izquierda y no pudo encontrar a su primo Alexis en el centro atrás en la boca del arco.

   Los rojinegros , anoche de blanco, no estaban compactos para marcar ni lúcidos con la bocha y el bicho por intermedio de los volantes Mac Allister y Vera tenía las coordenadas del partido en la zona de gestación. Justamente el local casi rompe el cero. Porque Mac Allister lanzó una pelota bombeada que pegó en el ángulo leproso. Y enseguida Aguerre desactivó un tiro esquinado de Hauche.

   Newell’s terminó la etapa sin ideas y a la retranca. El entretiempo le vino bárbaro a Frank Kudelka para intentar corregir ideas. Porque hasta ahí sus apuestas de recambio nominales no anduvieron: Alexis Rodríguez no desbordaba por afuera, Rivero (que volvió a la titularidad e ingresó por el suspendido Fernández) fue livianito y Gabrielli no sorprendía ni estaba sólido en la marca. A recapacitar al vestuario.

Embed

   En la reanudación el Gato la cedió a Maxi y la Fiera disparó seco al primer palo. Atajó Chaves. Y de inmediato Salinas lo tuvo de mediavuelta y lo perdió. Pero en ese arranque frenético, en una contra letal del bicho, con Newell’s lanzado en ofensiva, el Demonio Hauche hizo todo bien, picó, eludió a Aguerre y tocó al gol que sacudió la estantería leprosa.

   En La Paternal comenzó a lloviznar y Argentinos, con la ventaja, bajó el ritmo sostenido de la etapa inicial. Newell’s sintió el impacto y buscó reposicionarse en campo contrario con mayor decisión, pero siempre sin ideas claras, errático y ahora con el reloj como un enemigo.

   El Gato no era la manija y Maxi estaba cada vez más atrás. Kudelka mandó a la cancha a Albertengo por Alexis en busca de alguna gambeta salvadora. El bicho tuvo oficio para sostener un resultado que le permitía llegar a la cima de la Superliga.

   Newell’s fue cada vez más un manojo de impotencia. La Pantera Leal entró por Rivero y Kudelka intentó quemar las naves. La previsibilidad rojinegra atentó contra cualquier esbozo de complicar al rival. El arco local le quedó cada vez más lejos y terminó deslucido, aturdido, sin rumbo, en la propuesta de juego. Lo peor que le puede pasar a un equipo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario