Ovación

Matías Tissera, goleador de Platense: "Logramos algo histórico"

El artillero del calamar, que volvió a primera después de 22 años, estaba borrado del equipo pero llegó Llop y le devolvió la titularidad. También habló de Newell's.

Martes 02 de Febrero de 2021

El fútbol siempre da revancha. Tal vez rápido, tal vez tarde un poco más o, quizás, después de mucho tiempo. Pero siempre da revancha. Y vaya si la tuvo Matías Tissera. Porque con apenas cuatro partidos como titular en Newell’s, le dieron salida y terminó jugando en Quilmes y después en Independiente Rivadavia de Mendoza. Y cuando se hace mención a que “el fútbol siempre da revancha”, basta con remontarse al pasado de Juan Manuel Llop, que debutó en la lepra, lo cedieron a Estudiantes de Río Cuarto (sí, otra vez ese Estudiantes) y la rompió cuando volvió. Hablando de revanchas, de destinos cruzados, de nuevas oportunidades, hoy todo confluye en el mismo lugar: Platense. Después de 22 largos años, de estar en el fondo del mar, de salir, de volver a caer, de algunos intentos fallidos, hoy el calamar recuperó su lugar. Y la tinta la puso Tissera.

Después de 22 años y varios intentos en el medio, ustedes fueron los que devolvieron a Platense a primera, ¿ya asimilaron lo que consiguieron?

Estamos muy contentos, con muchísima emoción. Estamos felices, tanto el grupo como el cuerpo técnico, utileros, médicos, kinesiólogos, ellos también se lo merecen porque son parte de este momento. Yo todavía mucho no caigo pero la gente de a poco nos está haciendo entender lo que logramos.

Fue un torneo en el cual varias series se definieron por penales, fue muy parejo en todo momento, ¿dónde creés que hicieron la diferencia?

Nosotros siempre tuvimos en mente que no teníamos que perder, eso fue siempre lo principal. Por más que después se ganara en la definición por penales, teníamos que estar muy concentrados durante los 90 minutos, no podíamos permitirnos perder. Eso fue fundamental para que hoy estemos en primera.

El Chocho Llop te tuvo en cuenta desde el primer partido que dirigió, aquel con Belgrano en marzo del año pasado, ¿qué podés decir de el?

El Chocho siempre me dio confianza, continuidad, y le demostré que podía jugar. Adentro de la cancha rendí y así me fui ganando mi lugar en base a sacrificio y algunos goles. Hoy por hoy estoy muy agradecido y contento con este presente que estoy viviendo.

Le ganaron a Atlético de Rafaela en semifinales y después ascendieron en el Coloso, se puede decir que tanto vos como el Chocho y Callegari se consagraron “en casa”, ¿lo viviste de una manera especial?

Sí, estábamos en nuestra casa. Yo viví tres años bajo la tribuna que hoy tiene el nombre de Maxi Rodríguez. Lo mismo el Chocho y Callegari, que hizo todas las inferiores en Newell’s. Es la segunda vez que me toca salir campeón en el Coloso (fue campeón con la reserva), siento una felicidad plena. Todo es a base de sacrificio y esfuerzo de todo el equipo. Lograr algo así después de 22 años en un club que no podía ascender es algo histórico.

¿La chance que no tuviste de mostrarte mucho en Newell’s ahora la vas a tener con Platense en primera?

Yo creo que sí, tengo contrato hasta diciembre y ojalá pueda seguir. De mi parte te puedo decir que las ganas de seguir están, así que espero que se dé.

Se dice que el fútbol siempre da revancha, ¿te gustaría volver en algún momento a Newell’s?

Hice inferiores en Newell’s, así que tengo gran parte de mi corazón ahí. Viví muchas cosas, es un club muy importante para mi vida porque ahí me formé y me abrieron las puertas para que pudiera desarrollarme. Nunca descartaría una vuelta a Newell’s porque es algo que uno siempre quiere.

Del Negro Fontanarrosa

EtG_Mh7XMAEoEBe.jpg

“Mis ridículos compañeros de picado solían aparecer, los sábados al mediodía, pavoneándose, con rutilantes camisetas europeas, como las del Inter, del Benfica o del Manchester United. Entonces yo, patriótico, barrial, humilde, me presentaba con la de Platense, señores, con la franja marrón sobre el pecho y el respaldo espiritual de doña Manuela Pedraza y su amigo Crámer.

Tengo, lo confieso, dos casacas del Real Madrid, regalos de Jorge Valdano. Una del Barça, regalo de Juampi Sorín, y otra de arquero del Barça, obsequio del Tito Bonano. También una de Gimnasia y Esgrima de La Plata y otra del pujante Fénix, regalo de César Mansilla. Pero la del calamar ha sido siempre una de mis favoritas. Y para que vean que no les miento, se las describo: clásica, blanca con franja horizontal marrón bordeada arriba y abajo por estrellitas también marrones. La marca es Taiyo, el sponsor Anta Seguros. De verano, mangas cortas donde reaparece la franja.

Es la número 4 (¿tal vez la de Felipe Bellini?) y me la regalo mi amigo Pedro Marchetta [...] Y cuando me la calzo, no sueño con parecerme al Chacho Coudet, a Scotto, o al Loco Dalla Líbera. Sueño con parecerme al Polaco Goyeneche cuando salía en aquel programa cómico de televisión con la de Platense de mangas cortas arriba y abajo un pullover de mangas largas. Fútbol y tango, señores, cabaret, carreras, timba. Si por ahí no anda el Ser Nacional, que no valga”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS