Ovación

Las 12 caras del poder

El periodista Federico Yañez escribió "Los dueños de la pelota", un texto sobre clubes, dinero y política en el que Pichot, Lammens, D' Onofrio, Tapia, Angelici, Moyano y Pepe Sánchez son de la partida.

Domingo 23 de Diciembre de 2018

Decir que política, negocios y deportes están íntimamente ligados no es novedad. Pero ponerles cara a los 12 personajes que más acumulan poder en el país gracias a esa tríada es un desafío que logró tras dos años de investigación el periodista de radio y televisión Federico Yañez. Y lo plasmó en "Los dueños de la pelota. Clubes, dinero y política. Los personajes más poderosos del deporte en la Argentina" (Aguilar), un libro sólo de perfiles masculinos pero no sólo del fútbol sino también de básquet, de rugby, de Juegos Olímpicos y de surf: el ex Puma Agustín Pichot; el presidente de San Lorenzo, Matías Lammens; el de River, Rodolfo D'Onofrio; la cabeza de AFA, Claudio Tapia; el presidente de Boca, Daniel Angelici; el ex "Generación Dorada" Pepe Sánchez, el sindicalista y presidente de Independiente Hugo Moyano y el surfista Fernando Aguerre son sólo algunos de los "dueños" retratados.

   Ovación dialogó con Yañez, quien cubrió el Mundial de Rugby 2007, el de Hockey femenino 2010, la final de la Copa Davis 2010 y la Copa América 2015, pero también las elecciones de Estados Unidos. Tal vez esa sea la mejor muestra de su idea de un periodista deportivo. "Me gusta ver los partidos, contarlos, analizarlos pero también ir a lo periférico, a los negocios y los intereses en juego. Un dirigente de River o Boca tiene más poder que muchos diputados, senadores o un jefe de gabinete; y en los palcos de un partido de Boca te podés cruzar literalmente a la mitad de Comodoro Py, legisladores y ministros, eso es una manera de cosechar poder y más fácil, porque para ser presidente de un país necesitás varios millones de votos y para ser dirigente, apenas unos 20 mil. Todo eso también me interesa y sólo trato de contar la historia lo más completa posible", dice el periodista que actualmente integra el staff de Radio con Vos, que conduce el rosarino Reynaldo Sietecase.

¿Qué significa que entre los doce más poderosos del deporte no haya ni una mujer?

Algo que no me agrada pero tampoco me sorprende: que las mujeres tienen roles destacados como deportistas pero no son dirigentes relevantes. Argentina tiene dos presidentes y tres vicepresidentes en federaciones internacionales. Entre los vices hay una mujer, la de la Federación de Canotaje, pero al repasar las comisiones de la federaciones nacionales o de los clubes de fútbol, pasa lo mismo, hay muy pocas. En los cinco grandes tenés a una secretaria, en Racing, era la máxima autoridad hasta que llegó por primera vez en la historia y por voto directo la presidenta de Banfield, Lucía Barbuto. Esa secretaria es Bárbara Blanco, con capacidad propia, pero no es un dato menor que sea la hija del presidente. Y lo más singular: desde el año pasado hay una comisión de fútbol femenino en AFA, la secretaria también es Bárbara Blanco pero el presidente y vice, son hombres. Y en algunas asociaciones como la UAR, de rugby, o la Confederación de Básquet, ni figuran. Para jugar sí, para dirigir no las tienen en cuenta.

¿Cuál de los doce es el más poderoso?

Agustín Pichot, porque hay que tener en cuenta que después del Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos, el Mundial de Rugby es el que más plata, sponsors y televisación tiene. Y Pichot no era el mejor rugbier en su puesto, pero tenía ambición y voz de mando para compensar esas carencias, cualidades que trasladó al plano dirigencial. Aún los que no lo quieren reconocen que muchas cuestiones en la UAR se dan por él, Los Pumas juegan el Rugby Championship por su gestión. Lo que no es menor es que es vicepresidente de la World Rugby, una federación donde los que más poder tienen son sajones de unos 60 años y él llegó allí con apenas 42 años.

¿A él y a Pepe Sánchez les jugó a favor el pasado deportista?

Sí, les facilitó el acceso a los espacios de poder, pero también movieron sus fichas, son inteligentes. Aunque se les hicieron algunas excepciones por ser ellos: Pepe Sánchez tiene una especie de franquicia, Bahía Básket, no contemplada en los estatutos de la asociación de clubes, y Pichot tiene una productora de contenidos audiovisuales de ESPN, canal con los derechos del rugby argentino. No es ilegal pero no está bien. Hubo despidos este año en ESPN y los sindicatos denunciaron que se les ofrecía a los trabajadores seguir trabajando para ESPN pero perteneciendo a la empresa de Pichot.

¿Qué puntos en común tienen estos doce perfiles?

Hay cosas que se repiten. Todos dicen que "se tuvieron" que meter en el tema porque les pidieron. Lammens asume con Tinelli cuando San Lorenzo gana la promoción, D' Onofrio llega después de que River volvió del descenso, Moyano habla de una suerte de operativo clamor en Independiente. Pero además todos se sienten seducidos por el poder. Son todos exitosos pero el deporte, si les sale bien, les da una exposición superlativa. El desafío no pasa por tener plata sino poder.

¿Todos son delfines de alguien o acumulan poder por sí mismos?

Todos tienen alguien desde donde referenciarse: Angelici a Macri; Lammens a Tinelli; D'Onofrio tuvo apoyo de Gerardo Werthein; Pichot del PRO. El único que no necesita padrino es Moyano porque es su propio padrino. Como digo en el libro: si hay algo que Moyano viene haciendo desde los 17 años es manejar.

En tu libro recordás que Julio Grondona decía que no era necesario tener un cargo político para ser poderoso, ¿algo similar le había dicho el Ceo de Clarín, Héctor Magnetto, a Menem cuando dijo que el de presidente era un "cargo menor", ¿no?

Sí, son casos paradigmáticos. Grondona sobrevivió en AFA desde la dictadura militar, todos los gobiernos democráticos con 2001 en el medio; un tipo de filiación radical, pero que tuvo las mayores rispideces con Alfonsín, quien quiso sacar a Carlos Bilardo de la selección y que curiosamente tuvo como mejores aliados políticos a Nestor Kirchner y Cristina, con Fútbol para Todos. El decía que era "vicepresidente del mundo", sin hablar inglés y sin tener título universitario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});