Central

La lámpara maravillosa

Central necesita que Ortigoza se encienda para tener lucidez de tres cuartos hacia arriba.

Sábado 08 de Septiembre de 2018

Tiene la magia intacta. No hay beneficio para la duda a la hora de avalar que Néstor Ortigoza es quien mayor capacidad de resolución tiene en la línea de los mediocampistas auriazules. No parece pero además es uno de los que más despliegue físico viene realizando. Al menos así lo certifican los datos arrojados por el GPS que lleva en las prácticas o partidos oficiales. Sin embargo, el Gordo mermó el rendimiento en escena en las últimas presentaciones. No logró desequilibrar. En consecuencia, Central no pudo tener jamás esa cuota de lucidez de tres cuartos hacia adelante, más allá de la gran campaña que viene realizando el equipo hasta el momento. Sea por la Superliga o Copa Argentina.

   Edgardo Bauza lo apaña cada vez que puede. Lo tiene bien junado desde que lo conoció en San Lorenzo. Ortigoza se supo ganar la confianza del Patón y terminó siendo uno de los baluartes a la hora de la histórica conquista de la Copa Libertadores de América de los azulgranas.

   "Hace todo bien. Sea dentro como fuera de la cancha", expresó palabras más, palabras menos, el entrenador canalla en más de una oportunidad cuando se lo consultó por el nuevo "pibe 10" de Central. Y es así. Tal cual indicó el técnico. Porque el Gordo es una pieza esencial dentro de la particular estructura táctica de Arroyito.

   Por algo le tiró también toda la responsabilidad. Sabe que la presión deportiva no lo absorbe. Tampoco marea. Ortigoza cuenta con un temple de acero en ese sentido. Compañeros y ex compañeros así lo destacan también. El experimentado volante convive perfectamente con la tensión diaria.

   Desde la cuna aprendió a lucharla desde abajo. A sobrevivir. A progresar a fuerza de sacrificio y tenacidad. Llegó a Arroyito y tuvo un primer semestre para el olvido como consecuencia de las lesiones. No obstante, había arrancado la actual campaña a buen ritmo. Marcando la diferencia. Haciéndose valer como lo que realmente es, un jugador que suele hacer todo bien con la bocha bajo la fina suela.

   Sin embargo, en las recientes presentaciones es como que se mancó. No pudo desequilibrar en la balanza futbolera. Y Central sintió esa falta de peso. Porque el equipo no sincronizó como se esperaba. Evidenció lagunas ante San Martín de Tucumán y Racing por la Superliga y contra Talleres por el reciente desafío por Copa Argentina. El canalla ofreció demasiadas licencias en ese aspecto. Eso sí, Néstor Ortigoza pudo haber estado apagado como el resto de sus compañeros en las últimas citas. Pero nunca dejó de regar el césped con el sudor de su frente.

   Mientras que en su rubro, el mediocampista es prácticamente invaluable. Aunque debe erguirse pronto porque Central lo necesita derecho otra vez. Quizá eclipse así un poco la puesta que viene plasmando Bauza en cada jornada, pese a que esa fórmula le resultó muy ganadora al Patón. Quien dude de eso entonces que le pegue un vistazo a su foja de servicios y se llevará una gran sorpresa. Fue campeón en casi todos los lugares que estuvo apelando al mismo libreto. Con orden, hay progreso seguro.

   El próximo compromiso que tiene el canalla será recién el próximo lunes 17, desde las 21 en el Gigante, ante Defensa y Justicia. Ortigoza no es de quedarse con los brazos cruzados. Buscará sacarle jugo a cada práctica para volver a archivar el flojo presente y ser el eje del fútbol que tanto urge en Central.

Penales for export

El triunfo ante Talleres no pasó para nada desapercibido. Central le ganó a Talleres por penales (5 a 3) en cancha Lanús y se instaló en octavos de final de la Copa Argentina. Ahora espera con otro semblante a Almagro. Sin embargo, hay un dato que resulta un tanto llamativo a la hora de hacer un repaso en los archivos. Las estadísticas marcan que el canalla no tuvo por primera vez en una fase determinante ningún ejecutante surgido del club a la hora de la crucial definición.

   Los de Arroyito protagonizaron 32 definiciones por penales. La resultante es magra debido a que ganó 14 y perdió 18. Aunque siempre hubo un futbolista surgido de las divisiones inferiores. Pero la noche del reciente jueves se quebró este dato. Porque el ciento por ciento de los ejecutantes ante los cordobeses en territorio granate fueron foráneos.

   Es que el pasaje a la próxima ronda de la Copa Argentina se resolvió por la vía de los penales. Y los eficaces protagonistas fueron Néstor Ortigoza, el chileno Alfonso Parot, Leonardo Gil, el uruguayo Washington Camacho y el entrerriano Fernando Zampedri.

   Cabe recordar que en cancha, a esa altura, sólo había tres jugadores made in casa: el arquero Jeremías Ledesma, el volante Andrés Lioi y el punta Maximiliano Lovera. En realidad, en los últimos años el elenco auriazul perdió peso propio porque viene aportando muy pocos valores de la cantera en el primer equipo. Los resultados están a la vista y quedaron expuestos ante Talleres, independientemente del valioso aporte de los profesionales "extranjeros".

Trabajo y libertad
Central entrenó ayer en el country de Arroyo Seco tras el triunfo ante Talleres por penales. Luego el cuerpo técnico decidió liberar al plantel hasta pasado mañana. Según se informó desde el club, el Patón Bauza no tuvo bajas. Incluso afirmaron que Marco Ruben está mejor de la contractura que lo dejó afuera del compromiso contra los cordobeses.
   La casa está en orden desde lo deportivo para la familia auriazul. Haberse metido entre los 16 mejores equipos nuevamente de la Copa Argentina es acercarse un poco más al gran objetivo que es llegar hasta la final. El grupo se movió con buen semblante por la victoria y ahora buscará despejar la mente hasta que se reencuentren para comenzar a preparar el desafío frente a Defensa y Justicia.
   De hecho, los que jugaron ante los cordobeses se dedicaron a regenerar ayer, mientras que el resto hizo fútbol para no perder ritmo. Claro que desde pasado mañana será una semana donde el entrenador canalla tendrá mucho tiempo de trabajo debido a que el encuentro ante el Halcón de Florencio Varela recién será el próximo lunes 17, desde las 21 en el estadio Gigante de Arroyito, válido por la 5ª fecha de la Superliga que ahora está en poder de Racing.
   Si bien es aventurado exteriorizar la alineación que presentará el Patón Bauza, lo cierto es que de no mediar imponderables en los entrenamientos hará una única variante. Marco Ruben recuperaría la titularidad tras la molestia muscular. El capitán ingresaría por el Chaqueño Herrera en la zona ofensiva. El resto de los apellidos serán los mismos que vienen de dejar de rodillas a Talleres.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});