Newell's

La ausencia de una figura tan grande como el partido

Newell's sentirá la falta de un jugador de la jerarquía de Maxi Rodríguez. Víctor Figueroa sería el encargado de reemplazarlo.

Sábado 02 de Marzo de 2019

No será lo mismo sin Maxi Rodríguez. Más allá de que Newell's responda a la exigencia en el Monumental, la Fiera tiene un peso específico como pocos en el fútbol argentino, tanto por lo que influye en los compañeros como por lo que es capaz de brindar en la cancha, si bien sus apariciones tienen la intermitencia lógica de un jugador de 38 años. A Víctor Figueroa le correspondería la misión de reemplazarlo, si bien no terminó de ser confirmado. El Negro tiene trayectoria para asimilar la presión de un partido semejante y dominio de pelota. Lo que carece es el poder de gol del capitán, ausente por una distensión en el bíceps femoral izquierdo que lo tendrá alejado de las canchas por dos o tres semanas.

La ausencia de Juan Fernando Quintero en River es una baja notoria, aunque esto no es problema de Newell's. La lepra carga con el peso de la pérdida de su ídolo, que no faltó nunca desde que regresó al club. No importa que durante un partido pasen varios minutos sin que la toque, cuando lo hace es fructífero. Boca lo sufrió en la reanudación de la Superliga. La Fiera sacó un tremendo derechazo para la apertura del marcador en el 1 a 1 del Coloso. Y contra otro grande, San Lorenzo, en el Nuevo Gasómetro después de un rendimiento discreto, construyó una pared para que Alexis Rodríguez empate en tiempo de descuento. Es lo que caracteriza a un futbolista de tal clase. En los partidos complejos da el presente.

Maxi tiene tanta trayectoria, tantas presentaciones de carácter internacional, que hubiese sido valioso que estuviera esta noche, en especial para un plantel en el que abundan los jóvenes. Siempre es bueno contar con un futbolista de sus cualidades a quien entregarle la pelota para que maneje los tiempos, la controle con oficio ante el asedio rival, y para una pegada pueda resultar letal. La voz de mando, las indicaciones y el aliento a los compañeros son cualidades que no todos tienen. Su presencia influye tanto en el césped como en el vestuario.

Figueroa sería el responsable de hacer olvidar a Maxi lo mejor posible. Los dos últimos partidos entró en el segundo tiempo y revitalizó la mitad de cancha con el traslado prolijo. Por fuerza mayor reaparece en la titularidad frente a River, como sucedió en los tres primeros encuentros de la Superliga. Para Formica puede ser un respiro no tener que ocuparse todo el tiempo de manejarla y que haya otro cerca que cumpla esa función de manera alternada.

Con Figueroa, lo que pierde Newell's es el peligro latente que genera Maxi en los últimos metros, ya sea con remates o con toque de primera, donde los espacios se reducen. La Fiera tiene otra virtud. Atrae marcas. Es que dejarlo en libertad de acción, con tiempo y espacio para patear, es un riesgo para cualquiera.

A un partido de este nivel le faltará un grande, un jugador distinto. A Newell's no le da lo mismo que falte Maxi. Si está en condiciones de evitar remitirse todo el tiempo a su figura durante y después del partido será un logro grande.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});