Ovación

Jerónimo Cacciabue, el aviador rojinegro

El pibe (19 años) está cumpliendo con la primera pretemporada y tiene pasión por los aviones

Viernes 05 de Enero de 2018

Uno de los juveniles que está entrenando por primera vez con el plantel que dirige Juan Manuel Llop es Jerónimo Cacciabue. El volante le contó su historia a Ovación sobre cómo se inició en el fútbol y también habló de su pasión por pilotear aviones.

SU AMOR POR EL PUEBLO

"Soy de Montes de Oca, un pueblo de 2.800 habitantes que tiene un solo club que lleva el nombre del pueblo. Arranqué jugando de chico ahí hasta los 15 años. Es un club que quiero mucho porque me brindó muchas cosas y me hizo crecer como jugador. No teníamos un clásico definido pero los partidos más lindos eran contra Villa Eloisa, Bouquet y Tortugas".

LA PASIóN POR LOS AVIONES

"Mi viejo, que llegó a jugar un año en las inferiores de Newell's, es piloto de avión y trabaja con un avión agro-aplicador. De chiquito siempre me gustaron los aviones. Ahora que soy mayor de edad le pregunté a mi papá si podía hacer el curso de piloto y me dijo que sí. Así que estoy haciéndolo hace casi un año en Cañada de Gómez y es una pasión. Son 40 horas de vuelo para tener la licencia de piloto. Ya tengo casi 11 horas acumuladas y espero cumplir mi objetivo. Desde que tenía 3 años mi papá me llevaba en el avión así que cuando empecé el curso ya tenía noción de varias cosas y se me hizo más fácil. Tengo un instructor como Juan Ventroni, que es de Correa y somos muy amigos, y por eso se hace todo más llevadero. Hay que ser muy responsable y tener todos los sentidos puestos para pilotear. Ante un mínimo error se puede producir una tragedia. Por suerte nunca tuve un problema en el aire. Recuerdo como anécdota que cuando tenía 12 años mi papá me preguntó si lo quería acompañar a vender un avión ultraliviano a Las Varillas. Le dije que sí porque tenía muchas ganas de volar. Ibamos a salir a las 7 y se levantó un viento muy fuerte. Y mi papá me vio con cara de asustado, que no estaba muy contento, así que nos volvimos y no pudimos llevar el avión".

LE COSTÓ FICHAR

"Las primeras veces que vine a probarme a Newell's siempre quedaba entre los seleccionados. Pero cuando me tocaba entrenar con los jugadores de Newell's de mi división para ver si me fichaban o no, siempre me faltaba algo. Yo mismo me daba cuenta de que no andaba bien en esas prácticas y que aún tenía que convencer un poco más a los captadores que eran Jorge Theiler y Hernán Llano. Pero no me rendí e hice un último intento en febrero de 2014 y pude fichar. Fui el último de todos en firmar y fue una gran alegría".

El PASO POR INFERIORES

"En 2014 estaban a cargo de la 7ª de AFA Diego Crosa y Pablo D'Alessandro. Luego en 6ª lo tuve a Carlos Polenta, en 5ª al Torpedo Sáez y en 4ª a Fabián Garfagnoli e Iván Vigo. Mientras que en Rosarina lo tuve como entrenador a Petete Rodríguez. De todos aprendí algo. Apenas llegué al club me hacían hincapié en que me costaba perfilarme dentro de la cancha. Pero de a poco y con mucho trabajo lo fui mejorando. Soy derecho, pero también me doy maña con la pierna izquierda. Fueron años muy lindos y una época muy buena la de divisiones inferiores. Me acuerdo de todo y estoy contento porque llegué al lugar que quise estar siempre, que es con el plantel profesional. Hice pocos goles en inferiores, pero todos fueron en momentos clave. Recuerdo que el primero fue ante Arsenal, en Bella Vista, en 6ª división en 2015. El partido estaba 2 a 2 y faltaba un minuto. Vino un centro de Milton Valenzuela y la alcancé a puntear y ganamos el partido. En otro cotejo después metí el 2 a 1 contra Quilmes en Buenos Aires, que sirvió para ganar sobre la hora y estábamos jugando con uno menos. En 2016, en 5ª, le ganamos a Sarmiento de Junín por 2 a 1 y también convertí faltando poco para el final".

CONVOCATORIA A RESERVA

"Comencé bien el 2017, pero después tuve un bajón futbolístico y no me encontraba en mi mejor momento. Por eso tuve que jugar algunos partidos en 4ª de AFA. Pero a partir de una convocatoria de Juan Pablo Vojvoda para entrenar con la reserva en el segundo semestre de 2017, ahí recuperé la confianza. Fue un salto importante para mí desde lo psicológico y comencé a jugar mejor. Desde allí todo fue distinto porque jugué siempre en reserva y le pude hacer un lindo gol a Patronato desde afuera del área. Recuerdo que viajé sin celular porque lo tenía roto, así que tuve que esperar a llegar hasta mi casa y verlo en la computadora".

SUS CARACTERÍSTICAS

"Soy un volante mixto con mucho quite y buen pase. No tengo dramas en jugar de cinco tapón o de interno. Ahora que estoy con el plantel profesional seguro que los entrenamientos me van a servir para mejorar en lo físico y tener más recorrido dentro de la cancha tanto para recuperar como para llegar al área rival. El inicio de la pretemporada fue muy bueno. Apenas llegamos Llop y todo el cuerpo técnico nos agarraron a los más chicos y nos preguntó si teníamos alguna inquietud. Eso fue gratificante porque tenía muchas incógnitas de cómo iban a ser los entrenamientos y si había mucha diferencia con lo que veníamos haciendo en inferiores y en reserva. Me pude sacar las dudas y estoy contento de pertenecer a este grupo porque siempre me gustó estar bien entrenado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario