Ovación

Iván, el niño terrible de las dos ruedas del sudoeste rosarino

El rosarino Iván Ruiz, de 18 años, logró la primera medalla de bronce a nivel mundial para la provincia y fue elegido por la Unión Ciclista Internacional para correr ocho meses en Europa.

Lunes 16 de Octubre de 2017

El ciclista rosarino Iván Ruiz, de 18 años, se erigió en el primer santafesino que logra una medalla de bronce a nivel mundial, que obtuvo en el Panamericano de ruta para juveniles, en la ciudad mexicana de Guadalajara. Además, el viernes obtuvo una medalla de bronce en scracht y el sábado salió campeón argentino en vueltas puntuables en la ciudad santafesina de Esperanza, donde corrió como invitado junior y logró el título del Sub 23. Pero, sobre todo, el "Tanque" Ruiz, como le decían sus amigos en la infancia, se destaca por haber sido seleccionado e invitado por la Unión Ciclista Internacional (UCI) a competir durante ocho meses en Europa.

   "En marzo fui a Suiza, invitado por la UCI, y estuve hasta octubre, donde hice dos podios: salí segundo en los 87 kilómetros de Chablais, en Montreaux, y tercero en los 120 kilómetros del Gran Premio Valentín", cuenta Iván, nacido hace 18 años en Ayolas y Castellanos, del barrio San Francisquito, en el sudoeste rosarino, enfundado en una gorrita blanca, en la Redacción de La Capital.
   "Este pibe es un fenómeno. Es como si a Messi lo llevara la Fifa a jugar en Europa", compara el referente del ciclismo rosarino Daniel Giribone.
   A los seis años, cuando no tenía bicicleta de carrera ni todos los dientes de leche, Iván ganó su primera carrera nacional con una vieja bicicleta rodado 20 con ruedas anchas y rueditas para no caerse, y aquel día fue el comentario de todos. "No teníamos ni auto y nos llevó una pareja amiga a San Nicolás", confía Daniela, la mamá de Iván, como una suerte de agente de prensa.
   Iván comenzó a pedalear a los cuatro años con su padre Gabriel, un camionero apasionado por el ciclismo, como su tío Luciano Ruiz y sus primos Diego y Sebastián Seibane, y corrió algunas carreras en el viejo circuito del Parque Alem, antes de la construcción del Velódromo en el Parque Sur. La carrera de Iván en infanto-juveniles, que corren a nivel nacional, es impresionante, al extremo que ganó seis años seguidos. Lo mismo que desde los 12 años, cuando comenzó a correr en pista y ruta y lo hacía con una categoría más grande, la 98, y logró dos subcampeonatos argentinos.

¿Cómo surgió la posibilidad de correr para la Unión Ciclista Internacional?
La UCI tiene un Centro Satélite de Entrenamiento en Mar del Plata, adonde me invitaron a concentrarme el año pasado, cuando volví con una medalla del Sub 23. Vinieron a ver el entrenamiento de chicos en diciembre de 2015. Te toman un test y ven tu comportamiento, y a los 17 años fui por primera vez, durante un mes y 15 días, con otros tres chicos de la provincia de Buenos Aires.
¿Cómo llegó tu segunda invitación a correr en Europa?
Después de cinco meses me llamaron a otro Centro Satélite en Mar del Plata y me llevaron. Creía que iba a ir tres meses pero me llamaron antes y en marzo ya estaba allá y corrí pista y ruta en Italia, Alemania, Francia, Irlanda, Noruega y México.
¿Cómo es un día de entrenamiento en la UCI?
Me levanto a las 7.30, desayuno y a las 8.10 voy al gimnasio o al entrenamiento, todo el día hasta las 18, cuando vuelvo cansado a comer y a dormir. Hay días de doble o triple turno.
¿Extrañabas?
No extrañaba porque te exige mucha responsabilidad y horas de entrenamiento. No te falta nada: tenés hotel, comida, bicicletas, repuestos, ropa, casco, zapatillas. Hasta me regalaron una bici Scott de ruta, blanca, azul y negra.
¿Cuál es tu próximo sueño?
Sueño con un podio en un Campeonato del Mundo en elite (mayores de 18 años) y correr una Vuelta de Francia o España, pero para eso debería entrar a un equipo europeo.


Tragedia de un ciclista en la ruta 191

El martes de la otra semana un automovilista atropelló y mató al ciclista bonaerense Santiago Quiroga, de 20 años, cuando practicaba por la ruta 191 que une las ciudades de Arrecifes y Salto. "Un Gol atropelló a Santiago y a su hermano más chico, que se salvó. Por eso los ciclistas pedimos respeto de las señales de tránsito cada vez que salimos a entrenarnos", advirtió Iván Ruiz, con la tristeza de haber perdido a un compañero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario