Central

Fútbol y algo más que números rojos en Central

La directiva de Central salió a aclarar el tema de los cheques rebotados por $ 90 millones. Ovación repasó cuánto se privó de recaudar por la inactividad

Sábado 01 de Agosto de 2020

Ardió troya en Arroyito apenas se hizo público que el club no canceló cheques emitidos por un total de 90.679.461,90 pesos a la fecha, según datos oficiales del Banco Central de la República Argentina. Automáticamente las máximas autoridades canallas convocaron a una conferencia de prensa vía Zoom para aclarar el panorama financiero. Mientras que Ovación realizó un repaso de cuánto se privó el club de recaudar en este tiempo de inactividad por la pandemia. La resultante también es alarmante: más de 120 millones de pesos y además debe percibir 2,5 millones de dólares por los pases de Gio Lo Celso, Gil y el juicio ganado a Lanús por Braghieri.

   El presidente de Central, Rodolfo Di Pollina, aseguró que “el casi el 95 por ciento de la deuda generada hasta la fecha por cheques emitidos y devueltos es por compromisos asumidos y no cancelados” debido a las operaciones que engloban tres partes: el defensor Joaquín Laso, Unión (por la compra de Martínez, Brítez y Gamba) y Defensa y Justicia (por la adquisición de Rius)”.

   A la vez desde el club le argumentaron a Ovación que con Laso ya hubo un acuerdo para refinanciar la deuda gracias a la predisposición que mostró el zaguero central apenas le plantearon el cuadro de situación que envuelve al club. El monto a cubrir es superior a los 150 mil dólares.

   Con Unión también están tratando de cerrar un nuevo plan de pagos por las compras de los derechos que hicieron en su momento y tienen como protagonistas a los defensores Damián Martínez y Emanuel Brítez como al volante Diego Zabala. La cifra es superior a los 600 mil dólares.

   Mientras que 250 mil dólares restante a cubrir es a Defensa y Justicia por el pase de Ciro Rius. Aunque en este caso hay que realizar un paréntesis porque la directiva auriazul está tratando de ponerle punto final al contrato con el extremo, quien a su vez ahora no se quiere volver a Florencio Varela, tal como informó este medio en la edición de ayer (ver página 3).

   Desde que arrancó la cuarentena a mediados de marzo pasado como consecuencia de la pandemia que empezó a castigar a nuestro país con casos de contagio, la industria del fútbol no fue ajena a los coletazos naturales que generó el cese de actividades.

Cheques de vuelta

Central fue noticia y hasta tendencia entre los hinchas que se nutren de las redes sociales por un informe en el que se marca que el club encabeza el segundo lugar de la lista de instituciones que libraron cheques sin fondos por un total de más de 90 millones de pesos, según datos oficiales del Banco Central de la República Argentina. Es cierto que la entidad canalla no cumplió con sus obligaciones. El monto real es de 90.679.461,90 pesos. Una friolera suma de dinero para las arcas del grueso de los mortales. Pero no para las economías y finanzas que manejan las tesorerías que pertenecen a la industria del fútbol.

   Porque en una economía que rige el mercado de pases en dólares oficiales, esa suma oscila en poco más de un millón cien mil dólares. Una transferencia intermedia bastaría para cubrir ese flujo de cheques que vinieron de vuelta para equilibrar la balanza, que hoy en día está en rojo.

   Ayer las máximas autoridades centralistas decidieron brindar una conferencia de prensa vía la plataforma Zoom. La idea madre era exponer cómo se generó esa deuda y cómo piensan sanear la institución en una lucha interna por demás de delicada como consecuencia del contexto internacional. El presidente Rodolfo Di Pollina, el vice primero Ricardo Carloni y el tesorero Adrián Raguza expusieron sus argumentos en una charla que duró casi cuarenta minutos.

Grandes números perdidos

No obstante, y más allá de las respectivas respuestas que brindaron los dirigentes, Ovación constató cuál es el grueso del capital genuino que se privó de percibir por la pandemia y el cese de actividades desde hace cuatro meses y medio.

   Los datos cosechados por este medio indican que el canalla tenía abrochado a dos importantes sponsor. Al no haber fútbol, ambos se bajaron automáticamente y Central se quedó sin poder recaudar en este período la abultada suma cercana a los 500 mil dólares.

   A esta lista hay que sumarle la pérdida de ingresos por 12 millones de pesos mediante dos reconocidas empresas dedicadas a la venta de bebidas.

   A eso hay que agregarle que la tesorería se privó de percibir en los últimos cuatro meses 10 millones de pesos mensuales por la cuota societaria. La economía y falta de trabajo en esta época de pandemia caló hondo en los bolsillos del hincha.

   Otra acreencia que no pudo ser fue la actualización de la cuota societaria, que estaba pactada para abril en un 20 por ciento de aumento. Eso representa a la actualidad 15 millones de pesos. Tampoco se pudo consumar la venta de abonos a plateas y palcos, que generan un caudal superior a los 30 millones de pesos.

   La lista se extiende a otros 15 millones de pesos sin recaudar. En este caso la directiva centralista tenía proyectado percibir ese importante ingreso mediante el denominado “Día del club”. También hay que destacar que el cierre de las tiendas oficiales durante tres meses los privó de vender dos millones de pesos mensualmente.

Dólares a percibir

Central debe percibir un millón y medio de dólares provenientes de diversos pagarés por distintas ventas. Tales son los casos de Gio Lo Celso, que es un monto de un millón de dólares por la venta de Betis a Tottenham. La directiva estima que los ingleses en cualquier momento responderán al compromiso porque entienden que la pandemia los condicionó de cumplir en tiempo y forma.

   Mientras que por el volante central Leonado Gil hay pendiente un documento de 500 mil dólares a percibir. Es que desde Al-Ittihad de Arabia Saudita expusieron motivos para prorrogar la deuda debido a la pandemia. Pero ese dinero llegará a la tesorería.

   Además no hay que dejar atrás el millón de dólares que debe recibir el club por el juicio ganado a Lanús hace unas semanas por Diego Braghieri. Resta terminar de negociar el plan de pagos con los responsables granates, quienes en off ya les afirmaron a los de Arroyito que abonarán.

   En definitiva, la pandemia le hizo un agujero negro a la tesorería. Central fue noticia y le puso los pelos de punta a su propia gente porque el Banco Central de la República Argentina informó que el club emitió cheques en su momento y no pudo afrontar a la fecha 90.679.461,90 pesos.

   Sin embargo, cuando se hace una mirada interna para saber cómo impactó la inactividad en la finanza canalla, sobresale que la tesorería centralista se perdió hasta el momento de percibir más de 120 millones de pesos. Mientras acumula compromiso a percibir por diversos motivos por dos millones y medio de dólares. Esto abarca el pase de Gio Lo Celso de España a Inglaterra, el del Colorado Gil a Arabia Saudita y el reciente fallo del TAS por el juicio ganado a Lanús por Diego Braghieri.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario